Una instalación eléctrica de cocina y de cualquier otro lugar de una vivienda se monta con la finalidad de brindar una conexión eléctrica funcional para dotar de energía varios aparatos eléctricos que se encuentren en el lugar. En este artículo conocerás aspectos básicos sobre las instalaciones eléctricas, datos importantes sobre los circuitos, las tomas de electricidad y los puntos de luz, así como puntos importantes a destacar según el reglamento eléctrico de baja tensión (REBT).

instalación electrica de cocina

Instalaciones eléctricas

Estos son conjuntos de circuitos eléctricos que son montados en las paredes de una vivienda para darle energía a determinados cuartos, espacios o a la vivienda en su totalidad, igualmente se aplican para el exterior (autopistas, lugares públicos, edificios, etc.).

El montaje de todo el cableado eléctrico genera energía eléctrica, la transporta por todos ellos, la distribuye por todo el lugar donde fue colocado y recibe la energía que producen otros aparatos diariamente desde que se termina su instalación. Estos procesos se realizan con una central productora de energía que requiere de una red primaria de transmisión, para que se reduzca el riesgo de peligro. Por ello es recomendable conocer los diferentes Tipos de Cables.

Es aquí donde se menciona la alta tensión con la que se hace el transporte, puesto que se pierde menos energía en comparación a la utilización de la baja tensión. Por supuesto no corre toda la energía en alta tensión por todo el lugar que contiene la instalación, se colocan estaciones transformadoras para que se pueda reducir nuevamente la tensión.

Es necesario que se disminuya para no producir sobrecargas y quemas de los dispositivos o aparatos que son conectados a los enchufes, es por eso que a partir de esas estaciones transformadoras se despliegan las redes de baja tensión, donde la energía va bajando hasta alcanzar los 13,2 kv y luego se reduce a 3 x 380/220 voltios respectivamente.

Una instalación eléctrica de cocina o de cualquier lugar varía de tensión dependiendo de los efectos que busque causar o la cantidad de energía que requiere para que funcione determinada estructura, una instalación puede ser considerada de alta o media tensión cuando entre sus conductores la diferencia de potencial asciende los 1000 kv. Mientras que las de baja tensión tienen una diferencia menor de 1000 kv pero que debe ascender los 24 voltios.

También existen instalaciones de muy baja tensión que tienen una diferencia potencial que no supera los 24 voltios, generalmente se encuentran en aquellos lugares que requieren del transporte de la energía con alta seguridad por la utilización del montaje o por otro tipo de actividades. En todo caso no es recomendable para brindar energía a los aparatos eléctricos muy grandes.

Estas requieren de estabilizadores o elevadores de tensión para que no se produzcan daños en los artefactos conectados y para mantener la tensión entre 220 y 20 voltios. Igualmente es recomendable proteger los aparatos con estabilizadores de tensión puesto que si la tensión es muy baja igualmente se pueden quemar los circuitos.

Las instalaciones de extra alta tensión son aquellas que generalmente encontramos en plantas industriales o que suministran energía ciudades enteras, que transportan energía de varias formas y que deben contenerla hasta que llegue a los centros de transformación y de consumo.

Indicamos los procesos que ocurren en una instalación eléctrica de cocina y de toda la vivienda, esto las diferencia dependiendo de su uso, existen las que son generadoras de fuerza electromotriz o de energía de otras formas. También las que son de transporte que se tratan de líneas eléctricas vistas en conductores subterráneos o aéreos.

En cuanto a la transformación estas instalaciones se encargan de modificar la energía con características distintas en cada subestación, esto para que se pueda reducir o ampliar la tensión dependiendo de como será manejada por los aparatos eléctricos que se conectarán en los lugares a los que se dirige.

Finalmente las receptoras son las que son vistas en la gran mayoría de viviendas del mundo, que también se enfocan en transformar la energía para convertirla a otro tipo. Para ello puedes conocer más sobre la historia de la electricidad.

¿Qué contiene una instalación eléctrica?

Varias partes funcionales comenzando por la alimentación, encargada de recibir la energía que viene del exterior y que puede ser de varios tipos si se trata de una central. Otra parte son las protecciones, que se encargan de estabilizar o sencillamente encargarse de la seguridad de la vivienda.

Estos últimos pueden ser fusibles, protectores de sobretensión o interruptores magnetotérmico (para proteger los circuitos y el montaje) o interruptores diferencias y puesta a tierra (para proteger a las personas y los bienes o artefactos en que se encuentren en lo que se denomina «contexto de la instalación eléctrica».

La tercera parte de una instalación eléctrica de cocina son los conductores, encargados de transportar la energía, dentro de los conductores vemos hilos (alambres de cobre o de aluminio por separados) o cables (conjunto de hilos), por supuesto se ven cables en casi toda instalación eléctrica porque se busca transportar más cantidad de energía.

El mando y maniobra se encargan de conectar o desconectar la energía, así como regular las cargas eléctricas, estas partes se pueden visualizar, por ejemplo, en interruptores. Finalmente los puntos de consumo, la parte final a la que llega la energía y se transforma en el tipo de energía que se requiere para el espacio.

Circuitos eléctricos de una cocina

En estos espacios tan importantes de una vivienda encontramos de cinco a diez circuitos, cada uno independiente del otro:

  • El primer circuito se encarga de alimentar aquellos puntos que están destinados a la iluminación, tales como los bombillos y lámparas de cualquier tipo que se encuentren en la cocina. Generalmente se suelen colocar uno o dos puntos para cubrir todo este espacio, dependiendo de su tamaño por supuesto.
  • El segundo circuito se encarga de dar energía a los enchufes o tomas de corriente que se desea que tenga la cocina, dependiendo de la cantidad de artefactos que se tenga en el espacio se colocarán dos o tres enchufes. Se debe pensar en el que va dirigido al freezer y a la nevera en principio, luego se toma en cuenta una o dos tomas de corriente, una para uso general y otra.
  • El tercer circuito se enfoca especialmente en la cocina (si es eléctrica, o al horno), igualmente se puede enchufar algún otro artefacto como un microondas pero se diseñó para ir dirigido a las cocinas y los hornos en específico.
  • El cuarto circuito se debería encargar del lavavajillas y del térmo eléctrico si se tiene, igualmente si se posee un espacio de lavandería en el mismo espacio de la cocina o al lado este circuito se encarga de la lavadora. Otro circuito puede encargarse de suministrar energía a la secadora del cuarto de lavado. Algunas familias colocan estos artefactos eléctricos en el mismo lugar.
  • Un quinto circuito se encarga de los cuartos de baño que también se encuentren en el espacio o aquellos espacios auxiliares de la cocina. Este se encargará también del microondas o cualquier otro artefacto de la misma clasificación.

Cada uno de estos circuitos tiene la finalidad de brindar energía durante mucho tiempo  sin moverse a los artículos que están en la cocina como artefactos primordiales. Por lo que se instalarán tantos circuitos adicionales como sea necesario para dotar de energía todos los espacios estratégicos para asegurar la comodidad de las personas cuando se encuentren dentro del espacio.

  • Igualmente es posible encontrar un circuito agregado que se encargue de la calefacción si se requiere o del aire acondicionado en caso contrario.
  • En caso de que la vivienda tenga unas dimensiones superiores a los 160 metros cuadrados, se deberá instalar un circuito por cada veinte tomas de corriente que se utilicen o se planeen instalar, algunas cocinas tienen espacios destinados al refrigeramiento de los alimentos, otros a los espacios para manipularlos, etc. dependiendo de cada espacio se contarán los enchufes totales.
  • En caso de que la vivienda requiera de un sistema de seguridad y de prevención anti incendios, se deberá instalar un circuito que se encargue especialmente de esto.

Tomas de corriente o enchufe

Obligatoriamente una cocina deberá tener mínimo la siguiente cantidad de punto de luz y de enchufes según el reglamento ITC-BT-25, así como la altura a la que deben encontrarse:

Puntos de luz y cantidad de enchufes

Se indica mínimo porque dependiendo del tamaño de la casa se pueden utilizar muchos más puntos, además de eso la cantidad de electrodomésticos y dispositivos electrónicos va aumentando a medida que continúan los avances científicos y tecnológicos. Igualmente el consumo de electrodomésticos también influye.

En este sentido se explicarán cuantos puntos se necesitan para que la estancia en la cocina sea lo más cómoda posible:

  • Para el primer circuito de iluminación se necesitará un punto de luz hasta los 10 metros cuadrados y dos puntos de luz en caso de que la superficie de la cocina supere los 10 metros cuadrados. En cualquier caso cada uno deberá tener un interruptor de 10A.

Hay que tomar en cuenta que las lámparas que serán colocadas en este circuito se encontrarán prendidas durante largos periodos de tiempo, es por esto que se recomienda que sean de bajo consumo.

  • Para el segundo circuito que se enfoca en las tomas de corriente se necesitarán dos enchufes de 16A, uno destinado a la nevera y otro al consumo general o destinado al extractor.
  • Para el tercer circuito que se enfoca específicamente en la cocina y en el horno, se necesitarán tener dos bases de enchufe, una para la cocina y otra solo para el horno o en su lugar una toma de corriente de 25A. Es importante tomar en cuenta que no se pueden colocar más de dos tomas de corriente en este tercer circuito.
  • En el caso del cuarto circuito que se encarga de alimentar el lavavajillas, el termo y la lavadora (si se encuentra en la cocina) se deberán colocar tres enchufes de 16A cada uno. Dependiendo de la calidad de electrodomésticos conectados se puede dividir este circuito en tres individuales.
  • El circuito número cinco requerirá de tres tomas de corriente de 16A, una destinada al microondas y las otras dos para el uso general. En cuanto a las tomas de este circuito se deberán colocar sobre la encimera, respetándo una distancia de 0,5 metros entre ellos y el fregadero o la placa utilizada para cocinar.

instalación electrica de cocina

¿Por qué se exige respetar esta distancia? para mantener la seguridad de los circuitos por la humedad del fregadero o por la exposición a altas temperaturas emanadas por la placa de cocción. Al mismo tiempo que se evita un accidente mayor que pueda perjudicar a los habitantes del hogar.

En caso de que se apliquen otros circuitos adicionales, el primero de ellos deberá tener una toma de corriente dirigida a la calefacción eléctrica, hay que prestar atención a la potencia que tienen los artefáctos electronicos que compramos para la calefacción, puesto que de tener una potencia considerable, se deberá dividir la corriente en dos.

Alturas y distancias de los enchufes

Es importante tomar en cuenta la altura que deberá tener un enchufe así como la distancia que debe tener de otra cosa, por ejemplo, se necesitan mínimo cincuenta centímetros de distancia entre el un enchufe y un fregadero o entre un enchufe y la placa de cocinar, para evitar situaciones de peligro.

En una instalación eléctrica de cocina la altura de un enchufe que esté destinado al uso general en el espacio debe encontrarse a las de 30 centímetros de distancia con el nivel del suelo. Aun así por medidas de seguridad estos deben ser instalados a 1.10 y 1.20 metros.

En cuanto a la protección de los circuitos, los siguientes deben tener un interruptor y cualquier dispositivo comercial que funcione como protector contra sobrecargas, también se recomienda adquirir uno contra cortocircuitos (dependiendo del tipo de artefacto que se protegerá debes prestar atención a la intensidad del dispositivo):

  • Puntos de luz (dos mecanismos de protección por punto)
  • Nevera, freezer o extractor (dos)
  • Homo y cocina
  • Lavadora, lavavajillas o termo calentador (tres protectores)
  • Tomas de corriente

Esquemas eléctricos

Antes de comenzar con la instalación eléctrica de cocina y el montaje del cableado eléctrico se realizan esquemas de la vivienda, de manera que se puedan observar mediante planos y leyendas las tomas de corriente que se colocarán, los puntos de luz, etc. para determinar donde estarán las subestaciones de transformación de la energía, la cantidad de cableado, por donde será más prudente colocarlos, etc.

Al momento de realizarlo se deberán tener en cuenta varias cosas, algunas de las que se especifican en el reglamento electrónico de instalaciones interiores en viviendas del Ministerio de Ciencia y Tecnología (ICT-BT-25), el cual fue aprobado por el Real Decreto 842/2002 del 2 de agosto. Aquí se brindan especificaciones sobre cada punto importante:

  • Normas de referencia en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión.
  • Instalaciones interiores en viviendas. Número de circuitos y características.
  • Instalación de receptores. Transformadores y autotransformadores. Reactancias y rectificadores. Condensadores.
  • Instalaciones con fines especiales. Instalaciones provisionales y temporales de obras.
  • Entre otros…

Lo importante a destacar para una instalación eléctrica de cocina es:

  • Que se debe destinar una línea eléctrica para cada base.
  • En caso de una base compartida los conductores tienen que ir directamente del registro a la base correspondiente.
  • El nivel de electrificación que necesita la vivienda se define en función de su superficie y de la potencia total que se estima que demandará (calculada con base en los artefactos y electrodomésticos)
  • Un cuadro eléctrico debe estar situado en la entrada de la derivación eléctrica principal o lo más cerca de ella posible y que esté lo más cerca de la puerta principal que se pueda.