Eltecnoanalista » Bebés » Sillón de lactancia: ¿Cuál es el mejor del año?

Sillón de lactancia: ¿Cuál es el mejor del año?

Cuando damos el pecho a nuestro bebé, se crea un vínculo muy singular que difícilmente se puede describir con palabras. No obstante, sobre todo en un primer instante, amamantar no es una labor simple. Por este motivo, y a fin de que podamos gozar tanto nosotras como el peque de ese instante, es esencial hacerlo en el sitio ideal, por servirnos de un ejemplo, un sillón de lactancia.

Este género de sillones están pensados para crear un ambiente cómodo y de confort tanto para la madre para el pequeño. Sus múltiples ventajas han hecho de este artículo de puericultura uno de los más empleados y preferidos por las madres actualmente. ¿Aún no los conoces? El día de hoy te lo contamos todo sobre ellos.

Lo más importante

  • Si hemos decidido amamantar a nuestro hijo, sabemos la complejidad que esta labor lleva consigo muchas veces. Para poder gozar al límite de este instante tan singular con nuestro bebé, los sillones de lactancia nos ofrecen un espacio ideal.
  • Un sillón de lactancia es cómodo y favorece tanto nuestro bienestar como el de nuestro pequeño a lo largo de su nutrición. Además de esto, su empleo da abundantes beneficios que vamos a ver desde el primer instante.
  • A la hora de escoger el sillón de lactancia que más se amolda a nuestras necesidades, es esencial tomar en consideración factores como la comodidad, el tamaño o bien los materiales con los que está fabricado. De este modo, nos aseguramos que la adquisición sea la adecuada.

Los mejores sillones de lactancia del mercado: nuestros favoritos

Es una suerte poder contar con un abanico tan extenso de ofertas en productos para la lactancia y cuidados del bebé. No obstante, este hecho asimismo puede complicar la toma de la resolución final. Para asistirte con esta labor, hemos escogido para ti los 5 mejores sillones de lactancia del mercado.

  • El sillón de lactancia más cómodo
  • El mejor sillón de lactancia por su relación calidad-precio
  • El sillón de lactancia más barato
  • El sillón de lactancia más moderno
  • El mejor sillón de lactancia de alta gama

El sillón de lactancia más cómodo

Este sillón orejero balancín brota de la combinación perfecta de la tradición y la modernidad. Merced a su estructura de madera de pino, reforzada además de esto con un tablero de partículas, este modelo es muy resistente al unísono que cómodo.

El asiento del sillón está fabricado con espuma de poliuretano cubierta de fibra de poliéster. Además de esto, el asiento cuenta con un muelle de acero para facilitar la integración. La almohada del asiento se lava de manera fácil.

El mejor sillón de lactancia por su relación calidad-precio

El sillón de lactancia Irene cuenta con una increíble relación calidad precio, como se hacen cargo de resaltar los usuarios, que le dan nada menos que cuatro con cuatro de cinco estrellas. Es un sillón balancín fabricado en madera de pino y tapizado en lona antimanchas.

Está libre en múltiples colores y sus medidas son ciento dos x setenta y seis x setenta y cuatro cm. Los compradores resaltan su diseño funcional y su comodidad, aparte de su genial calidad.

El sillón de lactancia más barato

Este sillón de relax es uno de los más económicos que te puedes localizar para amamantar a tu hijo y los comentarios positivos a este respecto lo confirman. Con cuatro con cuatro de cinco estrellas concedidas por los usuarios, es cómodo y muy práctico.

Es oscilante, cuenta con un forro lavable de algodón y dispone de una capa gruesa de relleno auxiliar. Está elaborado en madera de abedul y acero, al paso que sus dimensiones son noventa y 5 con cinco x sesenta y tres x dieciocho cm. Es simple de montar y de calidad.

El sillón de lactancia más moderno

Este sillón de lactancia está singularmente desarrollado para prosperar la experiencia cuando se está amamantando. Cuenta con un mecanismo accionado por una palanca, de manera que es sencillísimo y veloz mudar entre las distintas inclinaciones que ofrece.

Cuenta con un diseño moderno, ergonómico y sólido. Está fabricado con piel sintética de alta calidad. Además de esto, dispone de multiacolchado extra en la zona cervical, lumbar y en el asiento.

El mejor sillón de lactancia de alta gama

Esta silla de lactancia está fabricada con algodón y lino de alta calidad, lo que la hace muy resistente al desgaste y muy cómoda. Su diseño es moderno y sus componentes de gama alta.

Resulta muy práctica de lavar, puesto que la funda se retira de manera fácil con una cremallera. Incluye un cojín que va a mejorar la comodidad y la experiencia de dar el pecho. Cuenta con un bolsillo lateral para guardar biberones. Se puede doblar y guardar de manera cómoda.

Guía de compras: Lo que has de saber sobre el sillón de lactancia

Un sillón de lactancia, o bien silla mecedora, es un artículo de puericultura que siempre y en toda circunstancia a acompañado a las madres a lo largo de los primeros meses de crianza de los hijos. No obstante, hoy en día, aún muchas son las personas que no conocen en profundidad las ventajas de su empleo. Por este motivo, respondemos a las preguntas más usuales sobre este género de sillones.

¿Qué es un sillón de lactancia y qué ventajas tiene?

Un sillón de lactancia es uno de los artículos indispensables y más prácticos cuando decidimos dar el pecho a nuestro bebé. Su diseño está particularmente concebido para aportar comodidad y favorecer una postura adecuada a lo largo de la nutrición, de forma que facilita esta labor que puede llegar a resultar agotadora. Veamos ciertas de sus primordiales ventajas:

  • La estructura del sillón deja que la madre tenga la espalda recta mientras que amamanta al bebé, lo que reduce la aparición de dolores.
  • Minimizan la sensación de brazos cansados y favorecen la circulación merced al balanceo.
  • Este género de sillones asisten a calmar el estrés y aportan comodidad.
  • El movimiento mecedor de este género de sillones favorece la producción de leche materna.
  • Su movimiento, además de esto, calma los síntomas de los cólicos, una afección común en los más pequeños.
  • El balanceo asimismo induce la relajación y el sueño del bebé.

 

Como podemos observar, la cantidad de beneficios que aporta el empleo de este género de sillones hace más que evidente el motivo por el cual este artículo se ha transformado en uno de los favoritos por muchas madres. Además de esto, podemos localizar diseños muy, muy diferentes, de forma que elijamos el que más se amolda a nuestros gustos y necesidades.

¿Qué géneros de sillón de lactancia existen?

En lo referente a los sillones de lactancia, sería más adecuado charlar de diseños que de tipos, puesto que todos tienen una estructura y peculiaridades comunes. Todavía de esta manera, nos agradaría mentar ciertas mejoras que han experimentado esta clase de artículos con el paso del tiempo y que han dado sitio a 3 «tipos» diferentes:

  • Sillón de lactancia tradicional: la silla mecedora de siempre. Esta clase de sillas son agradables y mullidas, y cuentan con un balanceo muy relajante para crear el entorno ideal mientras que damos el pecho a nuestro bebé.
  • Sillón de lactancia de diseño: hoy en día, podemos localizar sillas con diseños y formas muy, muy diferentes, ideales para conjuntar en cualquier habitación. Lógicamente, cuentan con exactamente las mismas posibilidades que las tradicionales.
  • Sillón de lactancia doble: la última revolución. Estos sillones son idóneos para compartir este instante tan singular. Cuentan con espacio para 2 personas, de forma que las dos pueden estar presentes y prosperar el vínculo con el bebé.

 

Sobra mentar que en cada uno de ellos de estos «tipos» hallamos acabados variadísimos, lo que deja que nos sintamos absolutamente a gusto en nuestra silla de lactancia. Este es, puesto que, el primordial aspecto que debemos valorar. No olvidemos que se trata de crear un espacio cómodo para gozar de un instante tan singular.

¿De qué manera ha de ser un sillón de lactancia ideal?

Ya sabemos la relevancia que tiene el confort, tanto de la madre como del bebé, a lo largo de la nutrición. Por esta razón, y si bien cada persona tenga sus preferencias particulares, podemos establecer determinados aspectos que resultan indispensables a fin de que el sillón de lactancia sea práctico y podamos sacarle el mayor partido.

  • Debe ser cómodo, en tanto que vamos a pasar bastante tiempo sentadas en él.
  • Debe mecerse con la mayor sencillez posible. Ya pensamos en demasiadas cosas en ese instante para tener que dedicar un esmero extra al movimiento.
  • La altura es fundamental. El sillón debe tener una altura que deje que nos levantemos sin inconveniente si bien llevemos al bebé en brazos. Lo mismo ocurre con la profundidad del asiento.
  • Si es graduable y reclinable, mejor.
  • Debe contar con apoyabrazos, ya que, aparte de prosperar la postura de agarre del bebé, asisten a liberar la tensión y reducir el dolor y el cansancio.
  • También es conveniente que tenga reposapiés para reducir la presión de la espalda.
  • Otro aspecto esencial es la limpieza. El sillón ha de ser simple de adecentar, puesto que es muy posible que lo manchemos.

 

Aunque sabemos que muchos son los puntos que debemos tener en consideración, es indispensable que procuremos contar con el mayor número de ellos. Cuantos más cumpla, más práctica y útil va a ser la silla. Además de esto, recuerda que tu comodidad es lo primero, con lo que busca siempre y en todo momento las peculiaridades que se amolden a ella.

¿Dónde debo poner el sillón de lactancia?

Aunque pueda parecer una tontería, muchos especialistas en Feng-Shui, una ciencia milenaria china, aseguran que el sitio en el que ponemos determinados objetos asisten a armonizar la estancia y a compensar las energías en exactamente la misma. En un caso así, como lo que deseamos lograr con el sillón de lactancia es crear un espacio de bienestar, es esencial tomar en consideración la localización.

Lo más aconsejable es poner el sillón en la habitación del bebé, esto es, en la estancia en la que el pequeño va a dormir después. Este simple hecho ayuda a que nuestro hijo no se desoriente, lo que favorece su relajación y reposo. Podemos oír la opinión de Ana Postigo, especialista en este tema, en el próximo video:

 

 

¿Es esencial el tono del sillón de lactancia?

Si seguimos hablando de los aspectos esenciales para lograr crear el espacio ideal para dar el pecho a nuestro bebé, es indispensable que nos detengamos un instante para mentar el color. Por todos es sabida la suma importancia que los colores tienen en nuestro estado anímico. Y el del sillón de lactancia no es una salvedad.

Aunque podemos localizar sillas con diseños muy, muy diferentes, si nos fijamos nos percataremos de que la mayor parte de ellas son de color blanco o bien de tonos claros. Esta clase de tonalidades favorecen la relajación y también inspiran calma. Todo ello es realmente útil y nos va a ayudar asimismo a lograr que nuestro peque duerma plácidamente tras comer.

 

¿Exactamente en qué posturas puedo amamantar a mi bebé en un sillón de lactancia?

La postura en la que ponemos al bebé para amamantarlo influye enormemente en la calidad de la nutrición y la sensación de comodidad del pequeño a lo largo del proceso. Si bien va a llegar un instante en el que hallemos la situación que mejor nos marcha, probablemente precisemos probar alguna otra de antemano. Observa las que te planteamos en la próxima tabla:

 

Postura¿En qué momento?¿De qué manera?
CruzadoEn un primer instante.Siéntate y pone al bebé sobre ti, de forma que vuestros vientres queden enfrentados.
AcunarTras los 2 primeros meses.Apoya al bebé en el brazo del que estés dando el pecho. Efectúa movimientos lentos.
Posición lateralIdeal para por las noches, tanto en el sillón como en cama.Extiendeel brazo y apoya al bebé encima, con el brazo mantienes su cuerpo y con la mano su cabeza.
Pelota de rugbySi tienes los pechos muy grandes o bien tras una cesárea.El bebé se apoya longitudinalmente sobre almohadas.

Estas son solo ciertas posturas más conocidas y que resultan más cómodas tanto para nosotras para los bebés. Puedes probarlas y ver cuál es la que mejor se amolda a vosotros. Asimismo hay madres que emplean diferentes situaciones en dependencia del instante del día o bien del estado anímico del pequeño.

¿Con qué artículos puedo complementar el sillón de lactancia?

Si has probado el sillón de lactancia, seguro que ya no deseas despegarte de él. Este es el caso de miles y miles de mujeres que, además de esto, en el momento en que se han hecho con este artículo, procuran otros complementos que hagan más práctica y simple la labor de amamantar. Afortunadamente, en nuestros días hallamos multitud de accesorios, mas estos 2 son los que más triunfan:

  • Bolsa mural: semejante a la tradicional bolsa en la que se ponen los mandos de la tele. Colocándola en uno de los brazos de la silla, vas a poder tener a mano todo cuanto precisas mientras que de las el pecho a tu bebé.
  • Cojín para amamantar: se trata de cojines concretos para este fin, diseñados para crear la manera perfecta que mantendrá la cabeza de tu bebé en la situación adecuada.

 

El empleo de cualquier accesorio extra que te haga sentir más cómoda en ese instante es bienvenido. Lo que acostumbra a acontecer es que, muy frecuentemente, podemos descubrir nuevos complementos hablando con amigas que los hayan empleado o bien con los especialistas. En ese instante se trata de gozar, con lo que no debemos escatimar.}

¿Algún consejo para emplear el sillón de lactancia?

Dar el pecho, sobre todo en un primer instante, no es una labor que resulte completamente simple. Como todo tratándose de los bebés, existen muchos factores que influyen y que debemos tomar en consideración. En un caso así, lo fundamental es sostener la calma y trasmitirla al pequeño. Toma nota de estos fáciles consejos:

  • Los 2 os debéis sentir cómodos. Ya antes de amamantar, calma al bebé en un sitio cómodo y conocido por los dos.
  • Aunque poner el pezón en la boca del bebé pueda parecer la manera más eficaz, no es ni de lejos la mejor.
  • Acerca el pezón a la boca del bebé despacio. Cuando lo note, mismo va a abrir la boca.
  • Si ya ha abierto la boca, es el instante de poner el pezón apuntando a su paladar para lograr que se adapte y pueda absorber con sencillez.
  • Lo ideal es que la cabeza, las orejas, los hombros y la cabeza del bebé estén alineados para una mayor comodidad.

 

Si, todavía siguiendo estos consejos al pie de la letra, tu hijo no consigue engancharse bien, no te culpes. No todos y cada uno de los bebés son capaces de tomar el pecho o bien precisan un tiempo de adaptación mayor. Puedes preguntar con tu pediatra de confianza a fin de que te dé unas indicaciones más particulares y concretas para ti.

Criterios de compra

Si tenemos presente la cantidad de tiempo que pasaremos en el sillón de lactancia, no extraña que debamos valorar determinados aspectos esenciales ya antes de seleccionar el que nos vamos a llevar a casa. Por este motivo, nos agradaría exponer ahora los primordiales criterios de adquiere de este género de sillas.

  • Tamaño
  • Materiales
  • Comodidad
  • Portabilidad
  • Diseño y color

Tamaño

El tamaño es el primer criterio de adquiere que debemos tener en consideración por 2 motivos primordiales. Primeramente, ya antes hemos hablado de la relevancia de la localización del sillón de lactancia es un ambiente que resulte ideal para la labor que llevaremos a cabo. Por esta razón, resulta esencial que contemos con espacio suficiente para ponerlo.

Además de las medidas generales, debemos fijarnos en la profundidad del asiento, en la distancia al suelo y en la longitud del respaldo. Todas y cada una estas dimensiones son las que van a hacer que la silla resulte aproximadamente cómoda para nosotras. Recuerda que debes poder levantarte sin precisar emplear la manos.

Somosmamas.com.arPágina web

«El diseño de una mecedora de lactancia está concebido a fin de que las mamás puedan dar el pecho al bebé de manera cómoda y acompañarlos mientras que se duermen».

Materiales

Por supuesto, el material con el que esté fabricado el sillón de lactancia asimismo va a ser un factor determinante de la adquisición. Los materiales que más se emplean son la madera y el metal. Por una parte, la madera es consistente, muy durable y crea unos diseños realmente bonitos que quedan excelente en cualquier habitación.

Sin embargo, el metal deja que se fabriquen sillas considerablemente más ligeras y ergonómicas. Por esta razón, es otro de los materiales preferidos para esta clase de artículos. La elección entre uno o bien otro depende solamente de nuestros gustos o bien preferencias, en tanto que cada uno de ellos de ellos aporta diferentes beneficios.

Comodidad

Si ya antes charlábamos de la estructura, ahora nos vamos a centrar en el interior, o sea, en el acolchado del sillón de lactancia. No hemos parado de reiterar que el principal objetivo de este artículo de puericultura es crear un espacio cómodo en el que madre y también hijo puedan compartir un instante tan singular.

Por ello, debemos seleccionar siempre y en toda circunstancia una silla que nos resulte agradable, que esté acolchada y en la que no nos sintamos incómodas tras un rato sentadas. Además de esto, en este sentido asimismo debemos mentar los apoyabrazos y los reposapiés, 2 elementos esenciales en lo que a comodidad se refiere.

Portabilidad

Otro de los factores que debemos valorar es la portabilidad. Esta se refiere a la posibilidad de desplazar el sillón por diferentes lugares de la casa o bien, por servirnos de un ejemplo, sacarlo a la terraza ahora que ha llegado el buen tiempo. La verdad es que, como la localización es tan esencial, hay quien prefiere tener 2 sillones diferentes.

Por un lado, un sillón de lactancia que se sostendrá fijo en la habitación del bebé y que va a ser de empleo frecuente. Por el otro, una silla más ligera y en general más pequeña, que va a ser la que movamos a diferentes zonas conforme las necesidades de cada instante. Lo esencial es tener la libertad de poder amamantar donde nos apetezca.

Diseño y color

Por último, si bien no por esta razón menos esencial, nos toca charlar del diseño y el tono del sillón de lactancia. Previamente mentábamos la repercusión de los colores en nuestro estado anímico y, sobre todo, en el del bebé. Esta es la razón primordial por la que debemos tomar en consideración este aspecto ya antes de efectuar la adquisición.

Los colores preferidos y más recomendados por los expertos en la materia son el blanco y los tonos claros. Si bien puedan resultar algo más sucios, transmiten mucha calma y favorecen la relajación del bebé. En comparación con diseño, lo idóneo es eludir dibujos estridentes o bien demasiado recargados, puesto que desvían la atención.

Resumen

Contar con un sillón de lactancia es de mucha ayuda para todas y cada una aquellas madres que han decidido dar de mamar a su bebé. Con esa actividad se crea un vínculo muy singular que no debería entorpecerse por toparnos en un ambiente que no fuese completamente agradable. Por esta razón, esta clase de artículos son tan ventajosos.

Gracias a ellos, tanto la madre como el bebé nos sentimos cómodos y podemos gozar al límite de un instante tan singular como es el de dar el pecho. Además de esto, aportan ventajas como la reducción de los dolores de espalda o bien de brazos tan comunes en estos casos. ¿Aún no los has probado? No aguardes más.

Si te ha agradado nuestra guía sobre el sillón de lactancia, compártela en redes sociales y déjanos un comentario.

Deja un comentario