La velocidad que un computador nuevo usualmente presenta es lo que más suele complacer a todo dueño. Todo se puede abrir con rapidez, todo se ejecuta al instante y es una delicia navegar por Internet. Con el tiempo ese panorama va cambiando de forma gradual hasta tornarse casi insoportable. Una computadora lenta es señal de que uno o más problemas se han acumulado y que tenemos que resolver para recuperar su plenitud. Entérate cómo puedes mejorar una computadora lenta y mucho más a continuación.

Computadora lenta

¿Cómo mejorar una Computadora Lenta?

La lentitud que un computador se suele manifestar con el paso del tiempo, siendo una de las dificultades que debe enfrentar todo usuario, ignorando en la mayor parte de los casos lo que se debe hacer. Ello es más evidente en el tiempo que toma el equipo para iniciarse, así como para ejecutar sus procesos, lo que afecta su desempeño general. Cuando un equipo es utilizado a diario se acumulan las posibilidades de incurrir en ciertos errores que, paulatinamente, van mermando su desempeño y haciendo que cada vez opere más lentamente.

Dada la consternación a veces nos dedicamos a instalar y desinstalar programas y realizar ajustes que no mejoran el rendimiento, ya que probablemente el inconveniente pudiese estar vinculado con algún componente del hardware. Hemos de tener presente que los factores que pueden estar ocasionando que el computador se ralentice únicamente pueden ser subsanados con la apropiada asesoría técnica.

Como parte de los factores que provocan tal lentitud se citan la poca memoria RAM, dificultades con el arranque del sistema, software superfluo, versiones sin actualizar de controladores, deficiente calidad de la conexión a internet, daños en el registro de Windows, archivos basura, fallos en el disco duro, entre otros. En párrafos que siguen te compartiremos algunas orientaciones para reconocer cuál es tu caso.

Problemas que pueden provocar la Lentitud de tu Computadora

A continuación te presentamos una lista de los problemas que más usualmente ralentizan un computador y la forma en que podríamos solventar dicha situación. Te vamos a compartir algunas ideas de cómo recuperar la velocidad de tu equipo y lograr que funcione más aceptablemente. Para ello te presentamos una serie de recomendaciones para acelerar tu PC, que van desde efectuar algunos ajustes básicos al sistema operativo hasta modificaciones de mayor complejidad en ciertas configuraciones no tan fácilmente accesibles.

Es natural que con el tiempo, todo computador vaya operando con mayor lentitud. En ocasiones el problema puede residir simplemente en que un virus ha ingresado al PC o son muchas las aplicaciones que se cargan al momento de su  arranque. Quizás es poco lo que se puede hacer en el caso de computadores antiguos, cuyo hardware no es capaz de soportar el peso de las aplicaciones más recientes o su software ya no cuenta con más actualizaciones.

Computadora lenta

Dada la diversidad de modelos de computadores y sistemas operativos, es sumamente difícil presentar un esquema universal de soluciones. Por lo que queremos dejar claro que, la mayor parte de los consejos aquí aportados se usa como ejemplo un computador con sistema operativo Windows 10.

Desinstala Aplicaciones que no Utilices

Este paso inicial resulta ser el más fácil y sencillo de todos, ya que lo que se requiere hacer es desinstalar todos aquellos programas que no se utilizan más. A través de los años hemos instalado aplicaciones que tuvieron un uso puntual y que al mantenerse presentes podrían estar ejecutando procesos en segundo plano que ponen lento al computador.

Para su desinstalación debes dirigirte al menú de «Configuración» de Windows 10 (o del sistema operativo de tu equipo), y en dicho menú selecciona la opción de «Aplicaciones». Estando en el menú de «Aplicaciones y Características» se te mostrará una lista de todos los programas instalados o podrás buscar alguna específica con el buscador.

Después de identificar un programa que ya no uses, procedes a seleccionarlo tras lo cual se mostrará y se habilitará el botón para desinstalarlo. Tras confirmar la operación al pulsar dicho botón se iniciará su eliminación del computador. Se ha de ser cuidadoso de no borrar aquellas aplicaciones propias de Microsoft para ciertas funciones vitales del sistema, así como ninguna que estimes de utilidad.

Mantén Limpio el Escritorio del Computador

El escritorio de cualquier sistema operativo es aquel espacio donde se suelen ubicar los accesos directos de los programas más frecuentemente usados. Al arrancar el equipo usualmente se cargan todos los elementos del escritorio, por lo que si tu PC cuenta con limitados recursos es normal que dicho proceso se haga lento si es abundante el número de dichos elementos.

Computadora lenta

Por ello se recomienda mantener lo más limpio posible dicho espacio. En caso de que cuentes con accesos directos a aplicaciones a las que accedas con mucha frecuencia, es más conveniente crear una carpeta en el escritorio y colocar dichos elementos dentro.

Controla las Aplicaciones que se Ejecuten al Inicio

Hay ciertos programas que, a la hora de su instalación cuentan con la capacidad de autoconfigurarse para ejecutarse de forma automática a la hora del arranque del equipo. Al existir muchas de estas aplicaciones suele ralentizarse el inicio del computador. Para impedir que ello suceda, pulsa en tu teclado «Control + Alt + Suprimir» y escoge la opción «Administrador de tareas». Luego seleccionas la opción «Inicio» de la fila superior para tener acceso a mayor información.

Allí podrás ver una lista de todos aquellos programas que se inician de forma automática cuando arranca el equipo. Podrás identificar un par de columnas de suma importancia, la titulada «Estado» que cuando indica «Habilitado» es debido a que la aplicación se inicia automáticamente al encender el equipo, y la de nombre «Impacto de inicio» que sirve para señalarte cuánto penaliza dicho programa al computador cuando es iniciado.

Al disponer de tales parámetros ya podemos tomar decisiones con base. Si deseas que alguna de esas aplicaciones ya no se inicie de forma automática al encender el computador, selecciónala y con el botón derecho del ratón escoge la opción  «Deshabilitar», de tal manera que, para ejecutarla, tienes que hacerlo tu de forma manual. Procura hacerlo con los programas que producen un mayor impacto al iniciarse el PC, algo que verás indicado en la columna «Impacto de inicio».

Configuración de Memoria Virtual

Algo que igualmente se puede ajustar es permitirle a Windows 10 que use más memoria virtual para que sea sumada a la memoria RAM física y hacer tener mayor disponibilidad. Para ello, luego de llamar al menú de Inicio debemos buscar la opción de «Panel de Control» típica de las versiones previas de Windows. Luego se debe buscar la opción de «Sistema», y cuando se abra esta ventana deberás escoger la opción «Configuración avanzada del sistema» del lado izquierdo.

Computadora lenta

Aparecerá una nueva ventana, y de las pestañas superiores deberás seleccionar la de nombre «Opciones avanzadas», en cuya sección de Rendimiento habrás de pulsar el botón «Configuración» para ingresar a la parametrización del rendimiento del computador. Otra nueva ventana será abierta y habrás de escoger allí «Opciones avanzadas. Toda vez se muestre la subsiguiente ventana, en la sección denominada como «Memoria virtual» debes pulsa el botón «Cambiar».

En la nueva ventana debes desmarcar la casilla «Administrar automáticamente el tamaño del archivo de paginación para todas las unidades» para que puedas modificar el tamaño en MB (megabytes) de la memoria virtual. Ahora te debes dirigir a la sección que te muestra las unidades de disco existentes y el espacio en MB de que se dispone para ser asignado al archivo de paginación.

Se debe colocar un tamaño que siga lo que aparece recomendado en la misma sección más abajo. Se puede comenzar incrementando unos 1000 o 2000 MB, que equivaldrían esencialmente a 1 o 2 GB (gigabytes) extras de RAM virtual.

Menos Efectos Visuales

Microsoft ha invertido un gran esfuerzo para que Windows 10 muestre un atractivo aspecto. No obstante dichas mejoras, se ha comprobado que al sacrificar algunas de sus llamativas animaciones algunos computadores de escasos recursos podrían notar una mejoría en su desempeño.

Para lograrlo, dirígete al menú de Inicio y luego al clásico «Panel de Control». Toda vez en él, debes seleccionar la opción de «Sistema», y del menú de la izquierda debes pulsar la opción «Configuración avanzada del sistema». Emergerá una nueva ventana de la cual debes escoger de sus pestañas superiores la de «Opciones avanzadas». Una vez allí dentro, debes pulsar el botón «Configuración» de la sección de Rendimiento para ingresar a la configuración  del desempeño del equipo.

Computadora lenta

Al abrirse la nueva ventana se posicionará de forma automática en la pestaña «Efectos visuales». En ella se mostrará un listado con toda la serie de efectos visuales que tiene configurado por defecto Windows 10, y únicamente habrás de desmarcar aquellos efectos de los que desees prescindir para incrementar la velocidad del computador.

Quítale Transparencias a la Interfaz

Algo de menor envergadura a nivel estético y a lo cual también puedes renunciar para acelerar en algo al Windows 10, es remover las transparencias de los menús y ventanas a nivel grafico. Para ello, comienza accediendo a la «Configuración de Windows», y toda vez dentro de ella selecciona la opción «Personalización» para ingresar en la parametrización de la presentación estética de Windows 10.

Toda vez hayas ingresado a dicho menú, en la columna del lado izquierdo escoge la opción «Colores». Luego de hacerlo, debes bajar un poco en la columna derecha hasta alcanzar la sección «Más opciones», y en ella debes desactivar la que se titula «Efectos de transparencia», lo que conllevará un pequeño cambio en la presentación grafica que puede ser de ayuda para aligerar un poco al computador.

Desactiva el Contenido Indexado de Archivos

La utilidad de esta opción reside en ayudar a que, cuando se efectúan búsquedas de cualquier término en alguna carpeta en particular o en toda una unidad de almacenamiento, los resultados aparezcan casi de forma instantánea. Pero como suele ocurrir con otras cosas, cuando no estás realizando búsquedas, esta indexación hace que el computador muestre mucha lentitud.

Para la desactivación de esta opción debemos dirigirnos al «Explorador de Archivos», de la lista se deberá seleccionar la unidad de disco en cuestión y luego con el botón derecho del ratón se escoge la opción «Propiedades». Ya dentro de dicho cuadro en la pestaña «General», podrás observar en la parte inferior una opción ya marcada que indica «Permitir que los archivos de esta unidad tengan su contenido indexado», la cual debes desmarcar. El sistema operativo puede tomar cierto tiempo para inhabilitar esta opción, así que debes tomarlo con calma.

Computadora lenta

Desactiva las Notificaciones de Windows

El sistema operativo Windows 10 usualmente nos va dando consejos sobre la mejor forma de usar el sistema. El inconveniente con dichos consejos, es que Windows suele monitorear lo que estás utilizando. Y, apartando el asunto de la privacidad, adicionalmente ralentiza el computador.

Para inhabilitar esta opción, que probablemente consideres como superflua, tienes que efectuar el siguiente cambio. Desde el menú de inicio te diriges a la opción de «Configuración», allí seleccionas «Sistema», y luego en «Notificaciones y acciones» se pueden desactivar los consejos y las notificaciones.

Hacer Clic sin Leer Primero

Al ser mucho el tiempo que pasamos al frente de la pantalla de un computador, otro de los errores que solemos cometer es que, por querer avanzar rápidamente, le damos clic a los mensajes que se nos muestran. A modo de ejemplo, cuando ejecutamos un programa y surge un mensaje de error, pulsamos el botón de «Aceptar» sin leer su contenido simplemente para quitarlo de nuestra vista. De no estar atentos a los mensajes de error que nos notifica el sistema no podremos saber qué problema los ha originado.

Por otra parte, al navegar por Internet suele ser peligroso darle clic a cualquier enlace sin saber primero de que se trata. Existen numerosas páginas webs maliciosas que exhiben publicidad o inclusive cosas de mayor riesgo como virus en enlaces camuflados (a los que se conoce como fake downloads). Ni siquiera nos llegamos a imaginar el daño que dichos enlaces podrían ocasionar. Pasaríamos de tener un PC que funciona con lentitud, a vernos obligados a tener que formatear el disco duro a causa de un malware.

Por todo lo anterior nos vemos forzados a ser más cuidadosos con aquellos enlaces a los cuales les damos clic. Por un lado debemos invertir tiempo en leer los mensajes que nos remite el mensaje y actuar consecuentemente, y por el otro debemos reducir la posibilidad de ser víctimas de trampas al evaluar atentamente a que enlaces de Internet queremos acceder.

Computadora lenta

Has que Windows 10 se Quede Callado

Estando ubicado en la «Configuración de Windows», ahora debes ingresar a la sección de «Sistema», y en la sección de «Notificaciones y acciones» has de ubicarte en la opción «Obtener trucos, consejos y recomendaciones mientras usas Windows» la cual debes desactivar. Al hacer esto, Windows ya no te molestará con pequeñas sugerencias cuando vayas a efectuar determinadas acciones, y con ellos te ahorrarás ciertos recursos que podría ser de ayuda para incrementar la velocidad de tu sistema.

Igualmente se pueden desactivar otras clases de notificaciones semejantes, como los mensajes de bienvenida y ciertos componentes de la pantalla de notificaciones. De forma adicional, igualmente puedes deshabilitar las notificaciones de algunas aplicaciones o inclusive de todas, algo que asimismo podría contribuir con la aceleración del sistema.

Libera Espacio en tu Disco Duro

Una de las acciones que puede ser de gran utilidad es liberar espacio de tu disco duro. Para ello no te recomendamos usar aplicaciones como CCleaner que suelen molestar más de lo que ayudan, sino que te sirvas de la opción que ya trae integrada el mismo Windows 10. Para su ejecución debes abrir el menú de inicio y escribir en la ventana del buscador «cleanmgr» para que te se te muestre la aplicación «Liberador de espacio en disco».

Luego debes seleccionarla y con clic en el botón derecho del ratón escoger la opción «Ejecutar como administrador» para que te presente todas sus opciones. Lo que primeramente se te mostrará es una ventana en la que tienes que escoger la unidad de disco duro de la cual deseas liberar espacio. Tras elegirla debes pulsar la tecla «Aceptar», con lo que la aplicación procederá a examinar cuales archivos podría eliminar del disco y la cantidad de espacio que te ahorrarás con ello.

Este proceso podría tardar desde unos cuantos segundos a muchos minutos de acuerdo a la potencia del computador, la unidad de disco y el volumen de datos en ésta almacenados. Al finalizar la operación, el programa te presentará un listado con diferentes tipos de archivo que podrían eliminarse y el espacio que se podría liberar con ello.

Computadora lenta

Al seleccionar cada uno de los tipos de archivo a eliminar aparecerá descrito minuciosamente que es lo que se estaría borrando. Al terminar la selección se debe pulsar «Aceptar» para dar inicio al proceso, y posteriormente se te mostrará un aviso de confirmación, el cual deberás aceptar si deseas proseguir la operación.

Desfragmenta los Disco Duros

Este paso es prácticamente una consecuencia del anterior. Los archivos dentro de un disco duro no conforman una única pieza, sino que se componen de fragmentos de distintos tamaños que en ocasiones el Windows no suele localizar tan rápido como debería. Por ello, una forma de agilizar el computador es realizar la desfragmentación del disco duro.

Para lograrlo debes abrir el menú de Inicio y escribir desfragmentar en el cuadro de búsquedas. Se mostrará una lista de resultados cuya primera y principal opción será la aplicación «Desfragmentar y optimizar unidades». Se escogerá dicha aplicación de Desfragmentar y toda vez ejecutada, lo que primeramente se debe hacer es seleccionar la unidad de disco duro que deseamos desfragmentar.

Para activar el proceso se debe pulsar el botón «Analizar» para conocer primero el estado de desfragmentación en el que se encuentra el disco. De resultar exagerado dicho estado se debe dar inicio al proceso de desfragmentado pulsando el botón «Optimizar». Con ello el programa procederá a realizar de forma automáticamente el proceso, buscando en lo posible de aunar los distintos fragmentos de un mismo archivo.

Comprueba que el PC esté Libre de Malware

Puede ser probable que la ralentización de tu computador sea producto de alguna clase de virus o malware, por lo que asimismo es apropiado analizar el equipo con algún programa antivirus. Hay varias opciones, pero aquí te enseñaremos como lograrlo con «Windows Defender», la solución incorporada en Windows 10. Para comenzar debes ingresar al menú de «Configuración» de Windows 10, luego escoger la opción «Actualización y seguridad», y allí seleccionar «Windows Defender».

Computadora lenta

En la pantalla principal de esta aplicación, debes escoger la opción «Protección antivirus y contra amenazas» que se muestra con el símbolo de un escudo. Dicha opción se encuentra tanto en la pantalla principal como en la columna a la izquierda. Toda vez ingresado al programa, únicamente tienes que pulsar el botón «Examen rápido» para dar inicio a una revisión antivirus del sistema.

Es un análisis rápido que no detectará todas las amenazas, pero sí las de mayor relevancia. Igualmente puedes escoger en «Opciones de examen», para configurar un análisis más minucioso. En dicha opción pantalla podrás elegir entre cuatro tipos de análisis. El primero en la lista es el mismo «Examen rápido» ya señalado, le sigue un análisis completo y detallado con el cual se examina en profundidad el computador y su tiempo de duración va a depender del volumen de datos a analizar.

Asimismo puedes realizar un examen personalizado de las carpetas que previamente hayas seleccionado, y otro de gran rapidez sin conexión de Windows que puede tomar unos 15 minutos.

Cambia el Plan de Energía del Computador

¿Desempeño o consumo? La configuración óptima de Windows 10 va a depender del equilibrio de esos dos factores, empero siempre tendrás el poder de incrementar el desempeño a condición de que tu computador consuma más electricidad. Para ello debes dirigirte al menú de inicio y luego a la opción clásica de «Panel de Control». Toda vez allí, primero debes ingresar a la categoría de «Sistema», luego «Hardware y sonido», y en ella selecciona la opción «Opciones de energía».

Al mostrarse la ventana de «Opciones de energía» podrás ver los planes que actualmente tiene configurado el sistema operativo Windows 10. Se encuentra adicionalmente presente el botón «Mostrar planes adicionales», en cuya sección habrías de escoger la opción de «Alto rendimiento» para maximizar la rapidez. Ten presente de solo activar esta opción en caso de que tu computador vaya lento de realidad, ya que generalmente siempre se recomienda utilizar plan equilibrado o que haya asignado el fabricante del equipo.

No Reiniciar Regularmente

¿Por qué será que cuando presentamos problemas con el computador lo primero que nos pide el técnico que viene a revisarlo es que lo reiniciemos? Quienes dependemos de un PC por cuestiones de trabajo o estudio, solemos mantener el equipo constantemente encendido y no lo dejamos «descansar» ni por un momento.

Esto es una mala práctica ya que los programas a lo largo de sus tareas van dejando rastros de su actividad, por ejemplo los archivos temporales, que deben ser removidos ya que su acumulación además de consumir espacio suele ralentizar el equipo.

Por ésta y otras razones es sumamente conveniente realizar el reinicio del computador de forma periódica, y no únicamente cuando se presenten problemas. De hecho debe hacerse de ello un hábito, aunque quizás no se requiera  hacerlo cada vez que te dedicas a otra cosa. El apagado y reinicio del equipo una vez al día sería una costumbre muy sana.

Busca Actualizaciones de Sistema y Controladores

Puede darse el caso de que la ralentización de tu computador sea provocada por un problema a nivel de software que se ha resuelto sin tu intervención. Por ello, resulta conveniente asegurarse de que todo se encuentre al día. En Windows, ello se logra al seleccionar la opción «Actualización y seguridad» de la «Configuración» de Windows. Dentro de la sección de Windows Update debes pulsar el botón «Buscar actualizaciones» con lo que Windows 10 procederá a buscar y descargar de forma automática las actualizaciones pendientes.

Asimismo es de suma importancia que las versiones de los archivos controladores de tu hardware se encuentren actualizados. Pero esto resulta algo más difícil, ya que primeramente has de identificar cada componente de hardware y descargar de la página oficial del fabricante la versión más reciente de dicho controlador. Existen ciertos fabricantes que han desarrollado su propio software para la descarga de controladores.

Monitorea las Temperaturas de los Componentes

Uno de los métodos que nos posibilitan el diagnostico de fallas, es realizar un seguimiento de las temperaturas de los componentes. Aunque esto pueda parecer insignificante es de suma importancia, y nos referirnos a que puede haber llegado el tiempo de reponer la pasta térmica que recubre al procesador.

Esta masilla opera como conductora de calor y ayuda a disiparlo. No generalmente ocurre así, pero algunos procesadores o GPU pueden alcanzar temperaturas tan elevadas que se ven forzados a reducir su desempeño para refrigerarse. Esto proceso es conocido como Thermal Throttling.

Al verse alterado el rendimiento de estos componentes vitales, obviamente  se afecta el desempeño general del computador. Se encuentran disponibles para la descarga numerosas aplicaciones que nos permiten monitorear los cambios de temperatura de prácticamente todos los componentes del equipo. Una de las más populares y que proporciona mayor cantidad de datos es HWMonitor. Después de descargarla, instalarla y ejecutarla podrás tener control no solo de las temperaturas de los diversos componentes sino sobre otros variables como: voltaje, carga, utilización, etc.

Reemplaza o Actualiza Hardware

Y si con todo lo anterior no se logra mejorar el desempeño de tu computador, tal vez deberías considerar actualizar el hardware de tu equipo. Uno de los cambios más significativos lo obtendrás al migrar de disco duro mecánico a una unidad de estado sólido o SSD (Solid-State Drive).

Aunque siempre resultará más efectivo incrementar la memoria RAM con lo que le proporcionaras a tu equipo más músculo a la hora de gestionar una mayor cantidad de aplicaciones abiertas de forma simultánea.  Si el inconveniente con tu computador se manifiesta mayormente en los juegos deberías pensar en instalar una tarjeta gráfica de poder. Pese a todo ello, si tu equipo simplemente es ya demasiado viejo, no deberías descartar la alternativa de adquirir uno nuevo.

Reinstala Windows 10 Desde Cero

De fallar todo lo hasta ahora señalado, tal vez deberías considerar efectuar una instalación desde cero de Windows 10. Para lograrlo, debes dirigirte a la opción «Actualización y seguridad» de la «Configuración» de Windows. Al llegar allí, debes seleccionar del lado izquierdo la sección «Recuperación», y una vez ingreses a ella, en la sección de «Restablecer» debes pulsar el botón «Comenzar» para que se dé inicio al proceso de reseteo o reposición del Windows 10 a su estado inicial.

A lo largo del proceso de restablecimiento de Windows 10 se te presentarán diversas opciones, como son la de conservar  tus archivos personales y programas instalados o eliminarlo todo para iniciar una reinstalación limpia. Muchos usuarios al percatarse de la lentitud de su computador suelen preferir remover todo y comenzar desde cero, debiendo en tal caso haber recordado la importancia de la ejecución de las copias de seguridad pertinentes.

En caso de no ser suficiente con ello, en la página oficial de descargas de Windows 10 se encuentra disponible una herramienta con la cual puedes crear en un dispositivo USB un set de instalación de dicho sistema operativo que contempla la opción de realizar un formateo total de la unidad de disco destino. Este proceso se compone de una serie de pasos, entre los que se incluyen la descarga de la herramienta, la creación del USB y posterior formateo opcional para completar una instalación limpia.

No te olvides de la Limpieza del Gabinete del Computador

Pese a que algunos pueda parecerles una tontería, el polvo que, con el paso del tiempo, se va acumulando en el interior del gabinete de tu computador puede afectar su desempeño. La presencia de polvo y marañas de suciedad  usualmente restringen el flujo de aire, lo que ocasiona el recalentamiento del equipo.

Por ello, es conveniente abrir ocasionalmente el gabinete de tu PC o tu portátil para aplicarle una minuciosa limpieza para eliminar cualquier rastro de polvo. Un elemento de referencia para detectar cuando un equipo requiere de limpieza es midiendo su temperatura, pudiendo con ello tomar las medidas preventivas necesarias.

Puede que el PC no Funcione con Lentitud, sino solo Internet

Es frecuente enfrentar inconvenientes al navegar por Internet y achacar el problema al computador, cuando en numerosas ocasiones la culpa reside en dicho servicio. Por tal razón, se suele recomendar como una sana práctica reiniciar el dispositivo enrutador (router) ocasionalmente y efectuar verificaciones periódicas de la velocidad de Internet para, en caso de evidenciar lentitud, reportarla con el proveedor del servicio. Entre otras tareas relativas al Internet se encuentran las siguientes:

Elimina Cookies y Archivos Temporales de tu Navegador

En cuantiosas ocasiones las cookies y archivos temporales de las páginas por las cuales solemos navegar pueden hacer que el Internet se ralentice, esto es, que la experiencia de navegación se torne más lenta de lo normal y con ello el mismo computador. Para poder remover ambos juegos de archivos innecesarios, debes dirigirte a tu navegador y buscar en «Configuración», en la sección de «Herramientas» la opción referente a «Borrar archivos temporales» y proceder a su ejecución.

En la mayor parte de los navegadores más populares como Internet Explorer, Microsoft Edge, Mozilla Firefox, Google Chrome o Safari de Mac debe encontrarse presente dicha opción. Aunque ello puede variar de un programa a otro, la forma de conseguirlo es muy similar.

Utiliza Mozilla Firefox Quantum

Firefox fue hasta hace no mucho el navegador de mayor velocidad después de Google Chrome, no obstante al día de hoy ha logrado alcanzar el primer sitial como el de mayor rapidez. Suele caracterizarse por ser:

  • El de mayor velocidad
  • Su consumo de recursos de sistema es mínimo, tanto de CPU como de RAM
  • Ofrece mayor seguridad
  • Presenta más opciones para la protección de tu privacidad

Fue recientemente que Firefox obtuvo su más importante actualización en casi una década, algo que lo ha llevado a ser reconocido como el más veloz de todos y cuyo consumo de recursos es mínimo. Esta novedosa versión recibió el nombre de Firefox Quantum y se le considera como una de las rápidas que haya liberado el navegador de Mozilla. Te recomendamos descargarla para así comenzar a usarla y que con ello la lentitud que se manifestaba con tu navegador haya desaparecido.

Remueve las Extensiones Innecesarias de tu Navegador

La presencia de muchas extensiones en nuestro navegador de Internet es otro de las motivos por los cuáles nuestro computador se puede tornara lento. Mientras mayor sea la cantidad de extensiones instaladas y activadas, más lento trabajara el navegador. Debes procurar que, como máximo, permanezcan instaladas hasta 3 extensiones en tu navegador. Particularmente no debes instalar extensiones que prometen incrementar la velocidad de navegación, regularmente ocurre lo contrario.

Igualmente te recomendamos estos otros interesantes artículos: