Eltecnoanalista » Fotografia » Camaras fotográficas » Cámaras profesionales: ¿Cuáles son las mejores del año?

Cámaras profesionales: ¿Cuáles son las mejores del año?

Una puesta de sol en la playa, el sol reflejándose en la nieve de las montañas, el contraste de colores de la flora en otoño o bien un acontecimiento familiar. Sobran instantes y lugares que inmortalizar, para compartirlos con el resto o bien para recordarlos gráficamente cuando la memoria no alcance a reproducirlos. Para esto, la herramienta ideal es buena cámara profesional.

Las cámaras profesionales no se han quedado al lado de la evolución tecnológica. De este modo, ya poco queda de aquellos modelos analógicos de carrete que demandaban un revelado lento. Ahora, es posible efectuar una cantidad prácticamente impensable de fotografías y ver el resultado al instante. Asimismo, las mejoras técnicas dejan reproducir fielmente los detalles más inapreciables.

Lo más importante

  • Las cámaras profesionales son dispositivos electrónicos enormemente evolucionados y con determinada dificultad técnica. Fundamentalmente, existen 2 tipos −las compactas y las réflex−, en los que hallamos un sinfín de variedades técnicas.
  • Al equiparar los diferentes géneros de cámaras profesionales y seleccionar la más conveniente, debemos prestar atención a ciertos de sus elementos. De todos , el más esencial quizá sea el sensor. Mas hay otros, como el obturador, el visor, los objetivos o bien el estabilizador de imagen.
  • A la hora de seleccionar una cámara profesional, uno de los criterios de adquiere más esenciales está relacionado con el ambiente donde vamos a efectuar las fotografías. ¿En interiores o bien en exteriores? ¿En condiciones luminosas perfectas o bien desfavorables? Ello definirá las peculiaridades que debemos demandar a la cámara.

Las mejores cámaras profesionales del mercado: nuestras recomendaciones

Las cámaras profesionales son productos, normalmente, costosos. Por esta razón, su adquiere ha de ser vista como una inversión en un largo plazo, con el propósito de que tengan una vida útil larga. Para esto, debemos asegurarnos de que adquirimos un modelo que se amolda a nuestras necesidades y que garantice un desempeño perfecto. Veamos ciertas opciones atractivas en el mercado.

  • La cámara profesional compacta más popular
  • La cámara profesional con mejor relación calidad-precio
  • La cámara profesional de gama alta más completa
  • La cámara profesional más económica

De entre los modelos de cámaras profesionales compactas −menor tamaño y menos utilidad y posibilidad de adaptación de objetivos−, esta es de las mejores del mercado.

Tiene un sensor óptico de veintiuno con uno megapíxeles de resolución y la velocidad máxima de obturación es de treinta segundos. Asimismo cuenta con estabilizador óptico y las medidas del sensor son doscientos treinta y cinco x ciento cincuenta y seis milímetros.

La cámara profesional con mejor relación calidad-precio

Esta cámara profesional réflex de la marca Canon cuenta con unas peculiaridades geniales para la captación de fotografías de enorme calidad. Tiene un sensor óptico de veintidos con tres x catorce con nueve milímetros, ofrece una resolución de veinticuatro,2 megapíxeles y cuenta con estabilizador de imagen.

La velocidad de obturación −que determina el tiempo de exposición al sensor de la luz captada por la cámara− es de treinta segundos.

La cámara profesional de gama alta más completa

Este modelo de Sony cuenta con de los mejores sensores del mercado. No en balde, sus medidas son de treinta y cinco con nueve x veinticuatro milímetros. Además de esto, esta cámara profesional de gama alta cuenta, como es lógico, con estabilizador de imagen y garantiza una resolución de cuarenta y 2 con cuatro megapíxeles.

La velocidad máxima de obturación es de treinta segundos y, aparte de hacer geniales fotografías, deja grabar vídeo en calidad 4K.

La cámara profesional más económica

Este modelo de la marca Kodak es uno de los más alcanzables, a nivel económico hablando. No obstante, a pesar de esa condición, ofrece unas posibilidades más que admisibles.

Por ejemplo, cuenta con estabilizador de imagen y ofrece una velocidad máxima de obturación de treinta segundos. En ese sentido, no tiene nada que envidiar a modelos de gama superior. Ofrece una resolución de veinte megapíxeles.

Guía de compras: Lo que has de saber sobre las cámaras profesionales

El planeta de las cámaras profesionales está repleto de matices y diferencias en ocasiones minúsculas entre los modelos, si bien asimismo las hay evidentes entre los diferentes géneros de cámaras. Podemos localizar tanto compactas que ofrezcan buenas posibilidades como modelos de enormes dimensiones más convenientes para amoldar objetivos profesionales. ¡Conozcamos mejor el producto!

¿Qué son las cámaras profesionales?

Las cámaras profesionales son aparatos electrónicos con un mecanismo interno que tiene la luz como principal elemento de su funcionamiento. Las cámaras más modernas no se distinguen de las más viejas en lo que se refiere a ese funcionamiento. Esencialmente, la luz entra mediante un agujero y refleja una imagen que queda registrada. ¿Dónde? Por servirnos de un ejemplo, en tarjetas de memoria.

Ese mecanismo interno está en general cubierto por un armazón o bien caja que es la estructura externa de la cámara. Esta cuenta con elementos como la meta, el sensor o bien el obturador, de los que vamos a hablar después. Ciertos, como la meta, son modificables dependiendo del ambiente. Mas, indudablemente, lo esencial para hacer fotografías son las supones de la cámara.

 

¿Qué géneros de cámaras profesionales existen?

Actualmente, el catálogo de cámaras profesionales es prácticamente inabarcable. Mas si reducimos un tanto el fantasma y lo limitamos a las clases más frecuentes, existen esencialmente dos: las cámaras compactas y las cámaras réflex. En cada tipología, hay matices, gamas y variaciones. Las compactas, mayoritariamente digitales, son las más frecuentes para empleo familiar.

Por su parte, las cámaras réflex SLR −Single Lens Reflex, en inglés− ofrecen mejores posibilidades y su funcionamiento se fundamenta en la integración interna de un pentaprisma. Dejan un control considerablemente mayor de los aspectos que rodean a la fotografía, como el encuadre o bien la distancia. Esto es debido a la pluralidad de accesorios que pueden prosperar sus ya inmejorables peculiaridades.

 

¿Qué es el visor de las cámaras profesionales y qué tipos hay?

El visor es un factor esencial, sin el que no podríamos efectuar las fotografías. Debemos distinguir entre los ópticos −que hallamos en las cámaras compactas− y los réflex −que dan nombre a ese género de cámaras−, aparte de los electrónicos, mucho menos comunes. Esencialmente, nos dejan ver, con mayor o bien menor precisión, lo que fotografiaremos.

¿Qué es el flash y por qué razón es esencial en las cámaras profesionales?

El flash es un accesorio presente en prácticamente todas las cámaras profesionales en nuestros días. Actúa como un complemento de la luz natural, mejorando las condiciones luminosas existentes en el espacio donde estamos efectuando la fotografía. De este modo, el resultado va a ser más claro y lumínico, en vez de conseguir una imagen obscura donde no se distinga lo que estamos retratando.

Aunque, como afirmamos, el flash está integrado aun en los modelos más básicos, puede no ser suficiente para el género de fotografía que deseamos hacer. De ahí que, existen flashes externos, con un extenso abanico de opciones libres en función de las condiciones luminosas que deseemos reproducir. Debemos asegurarnos de que la cámara es compatible con ellos.

 

¿Por qué razón es esencial el sensor de las cámaras profesionales?

El sensor es un factor interno de la cámara sobre el que se proyecta la luz, para entonces proyectar el reflejo y transformarlo en una imagen. El sensor está compuesto por millones de componentes enanos, sensibles a la luz, llamados pixeles. No obstante, no debe asociarse equivocadamente la calidad de la imagen con la cantidad de pixeles del sensor.

El factor que determinará esa calidad es el tamaño del sensor. La ecuación es sencilla: cuanto mayor, mejor. Podemos decir que es el factor más esencial y definidor de la calidad de una cámara, por delante de las lentes, el obturador o bien el visor, entre otros muchos. Además del tamaño, asimismo debemos fijarnos en la sensibilidad ISO del sensor a la luz.

 

¿Qué géneros de objetivos de cámaras profesionales hay y cuál es su función?

Empezaremos por acotar la meta como la una parte de la cámara fotográfica que dirige los rayos de luz cara el sensor, del que terminamos de charlar. Los objetivos están compuestos por múltiples lentes convexas, que dejan lograr un alto grado de nitidez al emparejar el foco con el sensor −lo que generalmente se conoce como enfocar−.

Existen múltiples géneros de objetivos, como el enorme angular −que ofrece un campo de visión más extenso que el del ojo humano−, el teleobjetivo −que ofrece la distancia focal más grande, dejando cerrar el plano sin acercarse− o bien el tradicional de cincuenta milímetros −más simple y recomendados para los retratos y fotografías próximas −, entre otros muchos.

 

¿Qué otras peculiaridades debemos buscar en las cámaras profesionales?

Además de los que terminamos de ver en detalle, hay otros elementos de las cámaras profesionales que son esenciales para equiparar diferentes modelos. Por poner un ejemplo, el obturador, que es el factor que controla la cantidad de luz −en función de su velocidad de apertura y cierre− que llega al elemento fotosensible. Asimismo merece una breve mención el estabilizador de imagen.

Tampoco está de sobra apuntar como una característica técnica a tomar en consideración en las cámaras profesionales el género de nutrición que las sostiene con vida. La mayor parte emplean el día de hoy baterías de litio recargables. Va a haber que revisar la autonomía máxima que ofrecen y el tiempo estimado de carga completa. De este modo, jamás nos vamos a quedar sin apresar un instante singular.

 

Tabla comparativa de cámaras profesionales

Vamos ahora a ofrecer un resumen gráfico de los mejores modelos de cámaras profesionales libres en el mercado, conforme con nuestro ranking adaptado. De este modo, equiparando visualmente los factores técnicos más esenciales de cada modelo, podemos hacernos una idea de cuál encaja mejor en nuestras necesidades y asimismo en el presupuesto libre.

 

ModeloSony DSC-HX60Canon EOS 77DSony Alpha ILCE7RM2BKodak Astro Zoom AZ422
Sensor ópticodoscientos treinta y cinco x ciento cincuenta y seis mmveintidos con tres x catorce con nueve mmtreinta y cinco con nueve x veinticuatro mm1/2.3»
Estabilizador
Resolución21,1 MPveinticuatro,2 MPcuarenta y 2 con cuatro MPveinte MP
Vel. obturacióntreinta segundostreinta segundostreinta segundostreinta segundos
GamaMediaAltaMuy AltaMedia-baja

Criterios de compra

Tras ver las peculiaridades que definen a las cámaras profesionales, ahora que conocemos un tanto mejor el producto es el instante de pararse a ver qué debemos tener en consideración en el momento de seleccionar la nuestra. Se trata de distinguir aquellos factores que más incidan en el empleo que vayamos a darle a la cámara.

  • Qué género de fotografías vamos a hacer
  • Dónde haremos las fotografías
  • El tamaño de la cámara
  • Cuánto sabemos de fotografía
  • ¿Somos profesionales de veras o bien solo apasionados?

Qué género de fotografías vamos a hacer

No es exactamente lo mismo un retrato que una foto a distancia y en movimiento. Ya vimos que, por poner un ejemplo, en el caso de los retratos convendrá tener una cámara con una meta determinado. Y lo mismo va a ocurrir con otros elementos de la cámara, en función de qué imágenes vayamos a tomar. Lo normal es que nuestro álbum sea híbrido, con lo que vamos a buscar algo equilibrado.

Sin embargo, si la mayor parte delas fotografías que haremos son exteriores y tienen como objeto elementos móviles a una cierta distancia −por ejemplo, animales salvajes−, va a ser recomendable que la cámara profesional sea una parte de un conjunto y pueda amoldarse a un trípode −para dar más estabilidad y hacer más soportables las esperas− y que acepte objetivos auxiliares.

Dónde haremos las fotografías

El ambiente donde efectuemos las fotografías asimismo determina las peculiaridades ideales del modelo. Las condiciones luminosas en interiores van a ser diferentes −y más manipulables− a las que nos encontraremos en exteriores, donde va a haber mayores oscilaciones entre el día y la noche, por servirnos de un ejemplo. Lo normal es que la empleemos fuera, con lo que un buen flash va a ser esencial.

Para ello, nos vamos a fijar en los diferentes géneros de flash de las cámaras profesionales. Podemos destacar que, actualmente, todas y cada una cuentan con este elemento integrado.

Sin embargo, es posible que precisemos un soporte auxiliar, de mayor intensidad. En esos casos, de nuevo, la cámara habrá de ser compatible con flashes externos acoplables a su estructura.

El tamaño de la cámara

Aunque hoy día la mayor parte de los modelos −incluso los más profesionales y sofisticados− tienden a reducir su tamaño, aún puede haber diferencias significativas. Si no nos importa sacrificar ciertas posibilidades en busca de la comodidad, optaremos por modelos sólidos. No obstante, no acostumbran a aceptar accesorios −objetivos, por ejemplo− que mejoren su desempeño.

Los modelos sólidos son, normalmente, de empleo familiar. Esto se debe, como afirmábamos, a la complejidad e inclusive imposibilidad de amoldar a ellos elementos externos que ofrezcan mejores condiciones y calidad. Pueden ofrecer resultados inmejorables y resultan más económicos, si bien están lejos de las posibilidades de los modelos de cámaras profesionales más complejos.

Cuánto sabemos de fotografía

Las cámaras profesionales, como afirmamos, se hallan en nuestros días en un estado de máximo desarrollo y sofisticación. Si bien con tiempo y paciencia, e inclusive con algún curso de fotografía, vamos a poder aprender a manejar prácticamente cualquier cámara de fotografías, no tiene mucho sentido adquirir un modelo técnicamente complejo sin los conocimientos ni el tiempo para aprender a utilizarlo.

Sin embargo, como terminamos de indicar, en la actualidad hay muchos cursos de fotografía −tanto presenciales como online−, ciertos concretos para el empleo y manejo de ciertos modelos. Es una genial opción si deseamos comenzarnos en el arte de la fotografía y sacar el máximo provecho a nuestra cámara profesional. ¿Por qué razón no probar y, de paso, aprender cosas nuevas?

¿Somos profesionales de veras o bien solo apasionados?

Aunque vayamos a adquirir una cámara profesional, eso no significa necesariamente que seamos fotógrafos profesionales. Las fotografías de empleo familiar de un fotógrafo apasionado no requieren el nivel técnico y estético de un profesional que vive de ello. De ahí que, este último procurará los modelos más avanzados del mercado, con los mejores encuadres y la mayor nitidez.

Definitivamente, un fotógrafo especialista precisa una cámara profesional de media gama-alta para sacar el mayor partido a su talento o bien a los conocimientos técnicos que haya adquirido. Se trata, en un caso así, de una inversión en su oficio, de forma que el mayor costo inicial terminará repercutiendo de forma positiva en el resultado que consiga al vender sus fotografías.

Resumen

En este artículo nos hemos adentrado en el alucinante planeta de la fotografía. Mediante un recorrido por los diferentes modelos de cámaras profesionales existentes, hemos podido comprender un tanto mejor qué son y de qué forma marchan estos aparatos. Asimismo, qué buscar en ellos dependiendo del empleo que vayamos a darles. Ahora, habría de ser más simple seleccionar una cámara profesional.

Ahora, con toda esa información, ya solo queda resolverse a dar el paso y exprimir las dotes artísticas a través del objetivo de una cámara profesional.

Si este artículo te ha resultado interesante y te ha ayudado de alguna forma, ¿por qué razón no compartirlo con tus amigos y por medio de las redes sociales? ¡Deja que otros se aproximen al planeta de las cámaras profesionales!

Deja un comentario