Eltecnoanalista » Entretenimiento » Playa » Flotadores: ¿Cuál es el mejor del año?

Flotadores: ¿Cuál es el mejor del año?

Llega el verano y nos chifla gozar de la playa, de la piscina, del agua y del fresco con nuestros hijos. Ahora, nos proponemos qué flotadores debemos seleccionar para asegurar la seguridad del bebé en todo instante, a fin de que el baño no suponga ningún peligro y a fin de que únicamente quede espacio para el entretenimiento.

Para lo más pequeños de la casa, estos chapuzones veraniegos suponen más que entretenimiento, en tanto que les asisten a robustecer sus músculos y a desarrollar su capacidad psicomotriz. Por este motivo, los flotadores van a ser un indispensable en nuestra maleta. En esta completa guía vamos a dar los puntos clave de estos productos.

Lo más importante

  • Los pequeños se desarrollan en el agua, al tiempo que se lo pasan a lo grande. Además de esto, el instante del baño robustece los vínculos paternofiliales y nos hace gozar de un instante imborrable en familia.
  • Siempre debemos extremar la seguridad y la vigilancia en estas situaciones, sobre todo en bebés que aún no han aprendido a nadar de forma autónoma. Para esta clase de casos, los flotadores se transforman en el mejor aliado de progenitores y pequeños.
  • A la hora de escoger cuál va a ser el sistema de flotación más conveniente para nuestro hijo va a ser esencial que tengamos presente factores como la seguridad y calidad del mismo, el peso y la edad del pequeño, los accesorios o bien la actividad que se marcha a efectuar.

Los mejores flotadores del mercado: nuestros favoritos

El verano se nos ha echado encima y es posible que no tengamos demasiado tiempo para equiparar entre diferentes modelos de flotadores y localizar el ideal para nuestro hijo. Con la meta de facilitar esta busca, hemos elegido los 5 mejores sistemas de flotación que ofrece en nuestros días el mercado.

  • El mejor flotador hinchable circular para los más pequeños
  • Los manguitos de discos flotantes preferidos de los usuarios online
  • El mejor flotador para aprender a nadar
  • El cinturón de flotación graduable más práctico
  • Los manguitos más divertidos

El mejor flotador hinchable circular para los más pequeños

Con este flotador circular, los bebés de entre 6 y 12 meses se lo van a pasar a lo grande de una forma cómoda y segura. Tiene un diámetro de setenta centímetros y cuenta con un asiento con respaldo en el interior a fin de que el peque sostenga siempre y en toda circunstancia una situación adecuada a lo largo de sus chapuzones en la piscina o bien en la playa.

Es hinchable y tiene 4 cámaras de aire diferentes, una para sección del flotador. Está fabricado con vinilo, un material muy resistente, y también incluye un bulto para arreglar cualquier pequeño pinchazo o bien poro producido por el roce. Aguanta hasta un máximo de once kilos y es de un color amarillo muy atractivo.

Los manguitos de discos flotantes preferidos de los usuarios online

Estos discos flotantes están fabricados con espuma de EVA (etilvinilacetato), un material con una enorme capacidad de flotación que no absorbe el agua. Son ideales para los pequeños cuando comienzan a aprender a nadar, en tanto que se sostienen perfectamente en brazos hasta los dieciseis centímetros de diámetro (seis,3 pulgadas).

Además, resultan muy cómodos merced al flexible que hay dentro de los discos, que asimismo evitan que se deslicen y se salgan del brazo del bebé. Son capaces de aguantar hasta sesenta kilos en el agua. El bulto incluye 6 discos de 3 colores diferentes (azul, amarillo y colorado) y una bolsa muy práctica para transportarlos.

El mejor flotador para aprender a nadar

Este flotador es ideal para la adaptación temprana en el agua y a fin de que los más peques aprendan los movimientos adecuados de las piernas. Está desarrollado para bebés con pesos entre los seis y los dieciocho kilos. Es absolutamente seguro, puesto que cuenta con un cinturón de seguridad regulable que evita que el pequeño se vuelque.

Además, la situación en la que el bebé va a quedar puesto es la idónea para nadar y le deja una movilidad total de los brazos y las piernas, de esta manera va a poder ir habituándose. Sus almohadillas inflables están fabricadas con PVC (policloruro de vinilo), un material muy resistente que evita el deslizamiento.

El cinturón de flotación graduable más práctico

Los cinturones de flotación son muy prácticos para las primeras aventuras en el agua de forma autónoma de pequeños entre 3 y 6 años. Este cuenta con 5 bloques de espuma EVA (etilvinilacetato) que se pueden ir retirando conforme el peque va cogiendo soltura y aprendiendo a nadar por sí mismo.

Soporta un peso desde los dieciocho hasta los treinta kilos, un rango suficiente a fin de que se pueda usar a lo largo de múltiples años. Además de esto, se puede ajustar la longitud de la correa para amoldarla al desarrollo natural del pequeño. Incluye un cierre con hebilla muy resistente que evita que se desabroche mientras que se está usando.

Los manguitos más divertidos

Estos manguitos cuentan con una parte frontal de seguridad, lo que los transforma prácticamente en un chaleco salvavidas. Se cierran con una hebilla en la espalda, para eludir que el pequeño pueda abrirlo, y es graduable a diferentes tamaños, lo que aumenta su durabilidad. Su diseño deja la libertad de movimientos a fin de que el peque se divierta.

El tejido de poliéster exterior es suavísimo, con lo que no van a crear roces ni reacciones en la piel. Son muy simples de poner, el bebé solamente deberá levantar los brazos, y no precisan hincharse. Resultan convenientes para pequeños entre los 2 y 5 años, con un peso máximo de treinta kilos.

Guía de compras: Lo que has de saber sobre los flotadores

Si es el primer verano con nuestro bebé, es posible que nos broten dudas sobre los flotadores o bien artículos de seguridad con los que debemos contar para ir a la playa o bien a la piscina. Asimismo posiblemente la irresolución brote pues deseamos crear con nuevos productos. Fuere como fuere, el día de hoy respondemos a las preguntas más usuales sobre estos sistemas de flotación.

¿Qué es un flotador y cuáles son los beneficios y desventajas de usarlo?

Los flotadores son instrumentos fabricados con anime, corcho o bien láminas de plástico insumergibles que sirven para sostener a flote tanto a pequeños como a adultos. El empleo de este género de sistemas de flotación en los más pequeños cuando comienzan sus aventuras en el agua da grandes ventajas y también inconvenientes, entre aquéllos que encontramos:

 

Ventajas
  • Mantienen a flote a los niños
  • Aportan seguridad a lo largo del chapuzón
  • Se hallan en múltiples formas y tamaños
  • Pueden ser de aire o bien sólidos
  • Tienen un coste reducido
Desventajas
  • Existe peligro de que el bebé se mueva y no funcionen correctamente
  • No evitan que un adulto deba inspeccionar en todo momento

Aunque las ventajas que nos aportan los flotadores son abundantes, en un caso así debemos prestar más atención a las desventajas. Es esencial que tengamos presente que no podemos dejar al pequeño solo en ningún instante, si bien lleve puesto el sistema de flotación, en tanto que puede moverse. Además de esto, deberemos seleccionar uno que resulte cómodo para el bebé.

¿Qué géneros de flotadores hay?

Si charlamos de sistemas de flotación infantiles, hallamos 5 grandes tipos principales: los flotadores usuales, los manguitos, las burbujas, los churros y, la última revolución, los bañadores con flotador. Los 4 primeros son los más conocidos y los que se usan frecuentemente, siempre y en toda circunstancia en dependencia de la edad y las necesidades de cada pequeño.

Así, si tuviésemos que establecer un orden temporal de empleo conforme el bebé va medrando y aprendiendo a nadar, sería: flotador con braga (para sostener las piernas y eludir que se cuele por el orificio) > burbujas > manguitos > churro. Los bañadores con flotador incorporado son ideales para la playa o bien espacios más grandes.

 

Noemí SuriolDirectora del centro Lenoarmi

«Entre los cuatro y los seis meses es la mejor edad a fin de que el bebé comience a reconocer la flotación y aprenda a flotar».

Flotadores, manguitos o bien burbujas: ¿Cuál es el más conveniente para mi hijo?

Cuando tenemos tantos tipos diferentes entre aquéllos que escoger, no siempre y en toda circunstancia es simple saber cuál es el que más nos resulta conveniente. Por esta razón, esta es una de las preguntas más usuales que nos hacemos los progenitores en el momento de decantarnos por uno o bien otro género de flotador para nuestro hijo. Y el inconveniente es que no hay una contestación única. La elección va a depender diferentes factores:

 

Flotadores clásicosManguitosBurbujas
MaterialPlásticoPlástico/polietilenoPlástico/polietileno
Seguridad********
Durabilidad*******
Movilidad*******
Rango de edadMenor de tres años (si no cuenta con braga central)Entre 0 y cuatro añosMenor de cuatro años
Ventaja Hay muchos modelos diferentes y se pueden emplear a lo largo de muchos añosSon segurísimos, es casi imposible que se salgan del brazoGarantizan la flotación y asisten en el aprendizaje de la natación
DesventajaSolo deja flotar de forma circularNo son útiles para aprender a nadar pues no dejan el movimiento natural de los hombrosNo deja situaciones laterales, con lo que el pequeño debe supervisar la respiración

Hemos podido revisar de qué manera cada uno de ellos de los 3 géneros de flotadores tienen sus ventajas y desventajas, aparte de estar diseñados para unas determinadas situaciones. Con todo, el más conveniente para nuestro hijo va a ser el que cumpla los requisitos que precisamos en todos y cada instante. No debemos quedarnos solo con uno, podemos ir probando los diferentes modelos.

¿De qué forma se deben usar los flotadores infantiles?

Puede parecer más que evidente, mas, para efectuar un empleo adecuado de los flotadores infantiles debemos continuar meticulosamente unos fáciles pasos. Y si bien no tengan ningún misterio, así sostendremos a nuestro bebé seguro y vamos a poder gozar el baño sin peligros. ¡Coge papel y lapicero, que allí vamos!

  • Inflar el flotador: este paso solo va a ser preciso en el caso de usar un flotador de plástico, en tanto que los de polietileno no requieren inflado. Debemos revisar siempre y cuando no hay ninguna fuga que provoque que se deshinche mientras que se usa.
  • Colocación: este aspecto es uno de los más esenciales. Es esencial que prosigamos las indicaciones particulares de cada flotador para ponerlo adecuadamente, de forma que el pequeño esté cómodo y sostenga su movilidad.
  • Vigilancia: vamos a repetir una y mil veces que el empleo de sistemas de flotación no nos exonera a los progenitores de tener que sostener una supervisión incesante sobre nuestros hijos a lo largo de todo el tiempo que estén en el agua.
  • Deshinchar y limpiar: (deshinchar solamente los flotadores de plástico). Por su lado, sostener limpios estos productos es indispensable tanto para cuidar la piel del bebé para acrecentar la durabilidad del flotador. Lo idóneo es que los enjuaguemos con agua dulce tras cada empleo.

 

Además, si el fabricante ha indicado algún género de mantenimiento singular, asimismo va a haber que tenerlo en consideración. Son 4 pasos muy simples que debemos reiterar toda vez que vayamos a emplear cualquier clase de sistema de flotación. Si cogemos esta rutina, vamos a estar garantizando la seguridad máxima para el peque y una enorme calma para los progenitores.

¿Son mejores los flotadores de polietileno o bien los de plástico?

<spanitemprop=»text»>Cuando charlamos sobre los materiales con los que están fabricados los flotadores siempre y en toda circunstancia hay un claro problema entre el polietileno o bien el plástico. Estos 2 componentes son los más usados pues presentan una alta capacidad de flotación y son bastante resistentes. No obstante, existen algunos aspectos en los que se diferencian:

 

Flotador de polietilenoFlotador de plástico
Durabilidad****
FlotabilidadEn el propio materialSe requiere inflado
DiseñoCilindro, burbuja o bien manguitosMúltiples
Dirigido aNiñosPequeños y adultos

Como podemos observar en la tabla, no podemos establecer que uno sea «mejor» que el otro. Sencillamente, están diseñados con objetivos diferentes. Mientras que los flotadores de polietileno son exclusivos para pequeños por su flotabilidad intrínseca y alta resistencia, los de plástico pueden ser usados asimismo por adultos.

¿Qué pasos existen en el proceso de aprendizaje de natación y qué papel juegan los flotadores en él?

Como cualquier proceso de aprendizaje de los pequeños, hay un proceso determinado que debemos proseguir y tomar en consideración a fin de que el peque se sienta seguro en todo instante y pueda avanzar con normalidad. Además de esto, por lo que respecta a la natación, el bebé se deberá habituar a ese nuevo ambiente y también ir conociéndolo poquito a poco.

  • El peque debe adaptarse al medio acuático de forma paulatina.
  • Una de las mejores técnicas a fin de que pierda el temor al agua es abrazarle y hablarle con cariño para sosegarle.
  • Con el bebé sujeto por un flotador, podemos caminar por la piscina a fin de que la conozca y le vaya resultando poco a poco más familiar.
  • Aunque no comprenda lo que es un flotador, debemos enseñarle que es una cosa que le aporta seguridad.
  • Si llevamos juguetes, el bebé asociará el baño con diversión y va a ser simple que se relaje.
  • Siempre usando un sistema de flotación conveniente, el pequeño comenzará a patalear y a robustecer sus músculos mientras que aprende los movimientos básicos de la natación.
  • Una vez que el peque vea que puede desplazar los brazos y las piernas de forma autónoma, poquito a poco lo vamos a ir distanciando de nosotros.
  • Veremos de qué forma cada vez coge más soltura y se comienza a sentir cómodo en el agua.
  • Ese es el instante ideal para ir poniendo metas que alcanzar: separarnos y que llegue solito hasta nosotros o bien otros juegos similares hasta el momento en que aprenda a nadar por sí mismo.

 

Los flotadores juegan un papel esencial en todo este proceso, en tanto que son el instrumento que los peques relacionan con su seguridad en el agua. Es fundamental que promovamos esta relación pues, cuando medren un tanto, no se les va a pasar jamás por la cabeza ir al agua sin su flotador o bien sus manguitos.

¿Qué cautelas debemos tomar los progenitores con el empleo de flotadores?

Para asegurarnos de que el peque no está en riesgo en ningún instante y que hacemos un empleo adecuado de los flotadores, los progenitores debemos tomar en consideración ciertos aspectos. Estos consejos forman indicaciones de seguridad que es conveniente revisar ya antes de la adquisición de cualquier sistema de flotación infantil.

  • El flotador debe ajustarse a la morfología del pequeño, de forma que no se caiga a lo largo de su empleo.
  • Los cierres han de ser suficientemente sólidos y seguros.
  • El sistema de flotación debe permitir que el pequeño se mueva en el agua sin entorpecer demasiado.
  • Los materiales de fabricación han de ser resistentes y no estropearse velozmente con la fricción con la arena de la playa o bien los bordillos de la piscina.
  • No debe rozar la piel del bebé en exceso a fin de que no queden marcas ni aparezcan reacciones.
  • Es aconsejable que tenga un color llamativo que no se camufle de manera fácil con el agua.

 

Estas son ciertas indicaciones más usuales de los especialistas en la materia. Si el flotador elegido cumple dichos requisitos, el peque no va a correr peligro y va a poder dedicarse solamente a divertirse, medrar y desarrollarse en el agua. Sobra decir que el bebé ha de estar siempre y en toda circunstancia en compañía de un adulto.

 

¿Hay alguna normativa que regule los flotadores?

Los flotadores se rigen por 2 reglas diferentes, en tanto que se consideran tanto juguetes como artículos salvavidas y de flotación. Por una parte, si bien solamente son considerados como juguetes los flotadores redondos tradicionales, deben cumplir los requisitos de la normativa 89/646/CEE y llevar la marca CE (Conformidad Europea).

Por otra parte, en lo relacionado con la confiabilidad de este género de artículos, deben ajustarse a la normativa europea de la Normalización De España UNE-EN trece mil ciento treinta y ocho-3:2015, que recoge los requisitos de seguridad y métodos de ensayo de los flotadores, particularmente de los que cuentan con un asiento y son usados por pequeños.

 

Criterios de compra

Antes de escoger cuál va a ser el flotador que va a acompañar a nuestro hijo a lo largo de sus andadas acuáticas, debemos tomar en consideración determinados factores que resultan indispensables para tomar una buena resolución. Ahora, te presentamos los 5 criterios de adquiere primordiales que debemos comprobar en el instante de la adquisición.

  • Seguridad
  • Peso y edad
  • Uso
  • Material
  • Calidad

Seguridad

Sin ningún género de duda, la seguridad ha de ser el criterio esencial que nos deje hacer a los progenitores una primera criba. Cualquier flotador que no cuente con el pertinente sello que indique el adecuado cumplimiento de la normativa de la que hemos hablado ya antes, no nos vale. En ninguno de los casos.

Es fundamental que seamos rigurosos con este tema, en tanto que de ello va a depender que nuestro hijo pueda gozar del baño sin exponerse a ningún peligro. El agua aporta muchos beneficios a los bebés, mas puede ser considerablemente más peligrosa para ellos de lo que nos imaginamos. La seguridad no es un tema para bromear.

Aleksandr PopovExnadador ruso

«El agua es tu amiga… no debes batallar con el agua, solo se precisa compartir exactamente el mismo espíritu, y entonces te dejará moverte».

Peso y edad

Para que los flotadores cumplan su función, han de ser convenientes al peso y a la edad del pequeño que los va a usar. En la mayor parte de los artículos encontraremos una señalización por la parte del fabricante en la que se señalan estos factores recomendados. Es esencial que prestemos atención a estas indicaciones para seleccionar adecuadamente. Te las mostramos en una tabla:

Rango de edadPeso (kilos)Género de flotador
Mayor a 1 añoHasta diez kgCeñido al cuerpo
Entre 1 y cinco añosHasta dieciocho kgCeñido al cuerpo
Entre seis y doce añosHasta treinta y cinco kgMúltiples

Hay que tener en consideración que estas indicaciones son generales y pueden cambiar de un pequeño a otro. Si debemos fundamentarnos en un indicador primordial, sería en el peso, en tanto que el flotador va a estar desarrollado para aguantar un máximo de kilos. Por este motivo, lo idóneo es consultar al especialista de la tienda ya antes de decantarnos por uno o bien otro.

Uso

Otro de los criterios de adquiere esenciales en el momento de hacernos con el flotador de nuestro hijo es meditar para qué exactamente lo vamos a usar. Por poner un ejemplo, si el propósito es que el bebé aprenda a nadar, existen sistemas de flotación diseñados singularmente para este fin, con diferentes modelos conforme avance el aprendizaje del peque.

Sin embargo, si lo que deseamos es un flotador para llevar a la playa o bien a la piscina y gozar de un buen chapuzón con el pequeño, lo idóneo, sobre todo en los 2 primeros años cuando el peque no tiene prácticamente fuerza, es emplear sistemas de flotación que cuenten con un asiento a fin de que el bebé esté cómodo y no se caiga.

Material

Como hemos visto ya antes, podemos localizar flotadores fabricados con materiales muy diferentes, si bien los más usados son el plástico y el polietileno por la alta capacidad de flotación que presentan. Sin embargo, otro de los factores que debemos tomar en consideración con relación a los materiales es la toxicidad.

No podemos olvidar que el flotador va a estar en contacto con la piel del bebé, que puede estar algo irritada por el agua o bien los productos de la piscina. Por este motivo, debemos eludir que los artículos que usemos contengan substancias dañinas, como el BPA (bisfenol A), que pueden crear reacciones alérgicas en la dermis del pequeño.

Calidad

El criterio de calidad reúne todos y cada uno de los mentados previamente. Y que sea el último no desea decir que sea el menos esencial. Para cualquier producto que vayamos a adquirir para nuestro bebé, la calidad ha de ser uno de los factores más relevantes. Mas es verdad que hay ocasiones en las que es bastante difícil determinar la calidad de un artículo.

Para asistirnos, podemos prestar atención a las creencias de los especialistas o bien de otros usuarios del producto. Y, como es natural, tener en consideración todas y cada una de las pautas sobre las que hemos ido hablando durante la guía. Además de esto, existen ciertas marcas que son homónimo de calidad por su larga trayectoria en productos infantiles.

Resumen

Pocas cosas nos agradan más a los progenitores que gozar de un buen chapuzón con nuestros peques y refrescarnos en el agua los días de calor. Mas, a fin de que todo sea diversión y el bebé no corra ningún peligro, debemos usar flotadores o bien otros sistemas de flotación diseñados para cuidar a los pequeños mientras que se bañan.

Además, si bien estos instrumentos nos asistan, no podemos perder de vista al pequeño en ningún instante. Existen determinados factores que nos van a ayudar a tomar la resolución en el momento de adquirir el flotador de nuestro hijo a fin de que escojamos el que más nos es conveniente. Hecho esto, ¡al agua patos y a pasárnoslo a lo grande!

Si te ha agradado nuestra guía sobre flotadores, compártela en redes sociales y déjanos un comentario.

Deja un comentario