Eltecnoanalista » Oficina » Equipo especializado » Laminadora: ¿Cuál es la mejor del año?

Laminadora: ¿Cuál es la mejor del año?

Probablemente, te has encontrado en alguna ocasión en la situación de tener un documento o bien material de gran valor sentimental para ti y, transcurrido un tiempo, ver de qué manera su calidad se ha ido estropeando. ¡Qué saña da! Es frustrante la sensación de no ser cauteloso al resguardarlo cuando aún estabas a tiempo.

Ante estas situaciones, una laminadora puede resultar una herramienta eficiente. Aunque es imposible detener el correr del tiempo, sí podemos prepararnos ante sus consecuencias, por lo menos en nuestros documentos más apreciados. En el presente artículo te vamos a explicar qué es precisamente una laminadora y exactamente en qué casos puede servirte.

Lo más importante

  • Utilizar una laminadora indica profesionalidad en los acabados de tus objetos, al paso que los resguarda de la humedad, gérmenes y máculas.
  • No se deben confundir a las laminadoras con las plastificadoras; las primeras se usan por norma general en frío, lo que garantiza que no se queme tu material de valor.
  • Las laminadoras no acostumbran a ser productos demasiado conocidos para bastantes personas. En el apartado “Criterios de compra” te vamos a mostrar los aspectos que deberías estimar ya antes de adquirir una laminadora determinada.

Las mejores laminadoras del mercado: nuestras recomendaciones

Las laminadoras no acostumbran a ser productos tan conocidos como las plastificadoras por el público general. No obstante, has de saber que en ciertos casos pueden serte considerablemente más útiles. Por servirnos de un ejemplo, en documentos de valor histórico o bien personal (yendo con mucho cuidado). En esta sección te mostramos ciertas más señaladas.

  • La mejor laminadora térmica
  • La mejor laminadora conforme su relación calidad-precio
  • La mejor laminadora de la vieja escuela
  • La mejor laminadora para principiantes
  • La laminadora más segura, con apagado automático

La mejor laminadora térmica

Esta laminadora térmica precisa de un tiempo de precalefacción de cuatro minutos. Su velocidad de laminación es de trescientos cuatro mm/min, incorpora 2 rodillos y pesa uno con treinta y seis kg, lo que la hace ideal para ser transportada. Además de esto, su tamaño es bastante pequeño: setenta y siete mm de altura por trescientos sesenta y nueve mm de ancho, y está enmascarada con una carcasa de plástico.

Además, incorpora las 2 luces led que se encienden para señalar en qué momento se halla lista para ser utilizada (luz verde) y en qué momento está encendida (luz roja). Esto ofrece mayor comodidad para no tener que contar el tiempo de espera ni fundamentarse en cálculos imprecisos que podrían dañar nuestro proceso de laminado.

La mejor laminadora conforme su relación calidad-precio

Esta laminadora térmica incorpora una velocidad de laminación de cuatrocientos mm/min. La anchura máxima de laminación es de veintitres cm. El grosor máximo de laminado puede ser de ciento veinticinco micras y el mínimo de ochenta micras. El grosor máximo del documento ha de ser de 0,5 mm. Es preciso tomar en consideración estos tamaños ya antes de adquirirlo para eludir desazones.

En total, tiene un tiempo de laminado de cuarenta y cinco segundos, al paso que el tiempo de precalefacción es de 1 minuto. Para mayor comodidad, este tiempo va a ser anunciado a través de una luz de indicación en el centro del aparato. No obstante, en los comentarios se señala que viene con un enchufe de tipo inglés, con lo que precisará un adaptador.

La mejor laminadora de la vieja escuela

Se trata del modelo de tipo más vintage en los presentados en este Ranking. Particularmente, presenta un cortador de cuchilla rotativa para facilitarnos el trabajo en el acabado de la laminación. Consiste en un laminador con opciones de frío y caliente en todos y cada uno de los formatos hasta A4, con una protección contra el sobrecalentamiento.

Su tiempo de calentamiento es de más o menos 3 minutos, con una velocidad de doscientos cincuenta mm/min. Incorpora un revestimiento de aluminio con la escala de tamaño, y su cortador tiene 3 funciones: corte llano, con muesca y horadados. Para su adecuado funcionamiento, el cortador va a deber recortar los documentos de uno en uno.

La mejor laminadora para principiantes

Esta laminadora Dahle incluye la opción de servir en calor o bien frío. Para elegir el modo perfecto escogido solo debe apretarse de manera cómoda un botón. Como novedad, puede laminar documentos hasta el tamaño A3, en contraste a otras muchas que aceptan como máximo A4. Este producto puede servirnos en trabajos escolares para los pupilos, por servirnos de un ejemplo.

Su empleo es sencillísimo. Aparte del botón de temperatura, incluye el botón de encendido y apagado, aparte de las luces led para saber precisamente en qué momento está encendida y, más específicamente, en qué momento se halla lista para ser empleada. El grosor máximo en el que puede ser usada para la laminación es de ciento veinticinco micras.

La laminadora más segura, con apagado automático

Esta laminadora Olympia asimismo incorpora la opción de ser empleada en frío y en caliente. Incluye seis bolsillos, es práctica y está concebida para tener un empleo de oficina. Su coste es de los más accesibles, con lo que tampoco puede solicitarse que realice funciones muy avanzadas, sino empleo ha de ser más bien básico.

Su sistema de calefacción está concebido para prevenir las ampollas, el grosor de la película ha de ser máximo de entre ochenta y ciento veinticinco micras, y la velocidad de laminación es de doscientos cincuenta mm/min. Asimismo incluye los indicadores led para Power y Ready, y la función de apagado automático en el caso de sobrecalientamiento.

Guía de compras: Lo que has de saber sobre las laminadoras

Sabemos que adquirir una laminadora no es una resolución fácil de tomar: primeramente, debemos estimar qué usos le vamos a dar frecuentemente. Si bien ya lo tengamos claro, quizá nos convenga además de esto conocer con más proximidad este producto para poder sacarle el máximo provecho. En esta sección nos adentramos en sus peculiaridades.

¿Cuál es el principal objetivo de una laminadora?

Utilizar una laminadora asegura un acabado y sellado permanente en documentos a los que tengas singular interés en conservar. Fundamentalmente, resguarda contra el agua, la humedad, las máculas y cualquier germen que pueda dañarlo transcurrido el tiempo. Si estamos frente a un documento esencial, es conveniente resguardarlo correctamente.

Además de servir como protección, emplear una laminadora asimismo tiene la utilidad de enseñar una imagen cuidada y limpia del producto. Quizá te puede ser singularmente útil si trabajas en una corporación seria o bien has impreso un documento oficial que va a ver bastante gente y frente al que deseas dar una buena impresión.

 

¿De qué manera se usa una laminadora?

No es que utilizar una laminadora requiera de un funcionamiento complicado, mas sí es preciso conocer su procedimiento y proseguirlo toda vez que deseemos emplearla. Cuando vamos a laminar documentos esenciales, no podemos correr el peligro de confundirnos y deteriorar nuestros valiosos ficheros. Ahora, exponemos los pasos a seguir:

  • Coloca el plástico de laminación en la laminadora.
  • Enciende la laminadora y espera hasta el momento en que el botón led te indique que está ya lista para laminar.
  • Prepara el papel o bien documento que va a ser laminado. En este paso vas a deber recortar tu documento en el tamaño que desees preservarlo.
  • Coloca el papel o bien documento en la bandeja de la laminadora, justo a la vera de los rollos de plástico.
  • Pulsa el botón de comienzo de la laminación. Seguidamente, la laminadora absorberá el papel cara adentro.
  • Espera hasta el momento en que el papel se halle absolutamente en la máquina y, ahora, deja que prosiga saliendo hasta el momento en que puedas recortar el plástico de forma cómoda.
  • Detén la laminadora usando el botón pertinente. Asegúrate de no encender y detener la laminadora mientras que la estás usando para no corromper su adecuado funcionamiento.
  • Corta el plástico de laminación. Ciertas laminadoras pueden tener un borde para rasgar el plástico, mas en otros casos vas a deber hacerlo con unas tijeras. Asegúrate de dejar un borde de unos tres milímetros en los lados.
  • Apaga la laminadora cuando hayas terminado de laminar por completo.

 

¿Qué género de documentos pueden usarse con la laminadora?

Las laminadoras pueden englobar multitud de documentos. No obstante, debemos distinguir entre aquellas laminadoras industriales o bien profesionales, o los modelos de un empleo más familiar. En el presente artículo nos centramos más bien en la segunda modalidad, más simple de emplear, asequible y alcanzable que la primera.

En este caso, se pueden laminar documentos históricos o bien familiares, cartas viejas, calendarios, dibujos en acuarela, posters o bien carteles de actividades que desarrollamos, mapas o bien presentaciones. En la mayor parte de casos, el empleo que se le da consiste se enfoca más bien a fotografías que deseamos que soporten íntegras el correr del tiempo.

 

¿Qué diferencia a la laminadora de la plastificadora?

De entrada, puede parecer que los términos laminadora y plastificadora son sinónimos. Si bien la plastificadora sea empleada más normalmente, debemos estimar que existen diferencias entre los dos productos y que, si las conocemos, tal vez a veces la laminadora puede sernos más útil. Ahora, las detallamos:

 

LaminadoraPlastificadora
CarasLamina por una cara del documento.Plastifica por las 2 caras al tiempo.
TemperaturaGeneralmente frío.Caliente.
Tipo de protecciónProtección recomendada en documentos frágiles o bien viejos, o en pinturas como acuarelas.Proporciona una protección mayor, más completa, juntando los plásticos de las dos caras.
FuncionamientoCapa fina de plástico con adhesivo.Capa gruesa que puede cortarse de manera automática por el borde de impresión.
Tipo de bobinas que utilizaBobinas de plástico finísimas.Bobinas de plástico grosísimas.
Empleo recomendadoPara colores frágiles, mejor usar la laminadora.Para documentos generales o bien de poco valor en sí, como copias.

¿Por qué razón es tan esencial que la laminadora funcione en frío?

El hecho de marchar en frío es un requisito esencial cuando deseamos resguardar documentos fundamentales para nosotros. Por poner un ejemplo, si tenemos un documento viejo a puntito de romperse o bien de gran valor histórico o bien sentimental, vamos a deber laminarlo en frío para eludir que el calor dañe su adecuada preservación.

Otro género de papel que requiere un cuidado singular es en las pinturas, por poner un ejemplo con las acuarelas, si no deseamos deteriorar el color. En casos como este probablemente necesitaremos fundas singulares. Además de esto, debemos tener en consideración que el laminado solo deja resguardar el documento por una sola cara.

 

¿Aparte de emplear la laminadora, qué recomendaciones debería proseguirse para preservar documentos de valor?

Con el correr del tiempo es frecuente que los documentos se estropeen. Para preservarlos, no es suficiente con guardarlos en una caja y no tocarlos más. Aparte de laminarlos, si verdaderamente nos importan estos documentos hay algunas medidas que podemos proseguirse para asegurar su conservación. Ahora, los explicamos:

 

ConsejosQué hacer
Elimina los indicios de acero¿Eres de los que emplea clips para unir múltiples documentos? Te recomendamos retirarlos, en tanto que con el tiempo su acero puede deteriorar los documentos más valiosos.
Evita la humedadEs aconsejable guardar los documentos en espacios ventilados que no produzcan humedad. La temperatura ideal es de dieciocho a veinte grados.
El calor y la luz son los peores aliados de nuestros documentosLos documentos son sensibles a la luz solar o bien a la luz artificial fuerte. Usa carpetitas o bien sobres para resguardarlos y intenta protegerlos del polvo.
Evita los álbumes con hojas magnéticasEsta clase de materiales poseen una alta emisión de ácidos que pueden dañar los documentos. De ahí que, recomendamos laminarlos.
Plantéate la digitalizaciónAparte de cumplir con los consejos que hemos detallado,guardar los documentos esenciales en dispositivos digitales a través de el escaneo te va a dar un plus de calma y seguridad. ¡Mas no olvides sostener los originales!

Criterios de compra

Para adquirir una laminadora, tenemos que saber ya antes exactamente en qué género de documentos la utilizaremos. Existen laminadoras con opción de temperatura fría y caliente; otras, con láminas más gruesas. ¿De qué forma deseo laminar? ¿Voy a laminar muchos ficheros y, por ende, necesito una velocidad avanzada? En esta sección solucionamos tus dudas.

  •  Versatilidad
  • Velocidad
  • Temperatura laminado
  • Grosor del laminado
  •  LED

 Versatilidad

Como avanzábamos, existen laminadoras que se semejan más a las plastificadoras. Si no tenemos totalmente claro qué género de productos vamos a laminar (o bien si disponemos de muchos ficheros diferentes), nos va a interesar poder conseguir un producto más polivalente. Si es de esta manera, podemos localizar modelos que cumplan con nuestros requisitos.

Ten en cuenta que si procuramos laminar tarjetas o bien fotografías, con la mayor parte de modelos nos va a bastar. Mas si procuramos laminar documentos de relevancia o bien valor histórico que no pueden ser reemplazados, deberíamos inclinarnos por aquellas laminadoras más avanzadas, especializadas o bien profesionales para asegurar su perfecta preservación.

Velocidad

Una de las peculiaridades que hallamos cuando leemos las peculiaridades de cada producto es la velocidad de laminado. Por norma general, esta se mide en milímetros por minuto. Tenerla en consideración nos va a ayudar a conocer cuántos documentos vamos a poder laminar en todos y cada periodo de tiempoperíodo de tiempo cuando dispongamos de pocos minutos.

Se trata de una función que nos puede servir cuando vayamos a emplear la laminadora habitualmente, o cuando debamos laminar muchos documentos al tiempo. Si únicamente utilizaremos la laminadora en casos puntuales y en pequeñas cantidades, tal vez no debamos prestar mucha atención a este criterio.

Temperatura laminado

Este es un aspecto esencial si deseamos evitarnos sorpresas desapacibles en el momento de laminar. Primeramente, si estamos ante documentos conseguidos de copias, sin mucho valor en sí, podemos probar con la temperatura de laminado conforme nos convenga. Muchas laminadoras incluyen la opción de laminar en caliente o bien frío.

Sin embargo, si estamos ante documentos de valor histórico, fotografías viejas o bien dibujos pintados en acuarelas o bien otras pinturas, debemos extremar las cautelas. Cuanto menor sea el calor al que sometamos nuestros documentos, menos peligro de deteriorar nuestro fichero de valor. En verdad, es mejor laminarlos de manera directa en frío.

 

Grosor del laminado

Es frecuente que la mayor parte de laminadoras especifiquen cuál es el grosor en el que pueden laminar. Este se mide por norma general en micras (una micra es 1/1000 de un milímetro. Los grosores acostumbran a ser de ochenta, cien, doce, ciento setenta y cinco o bien veinte micras, y los productos acostumbran a darnos un tamaño aproximado en el como pueden marchar.

Generalmente, cuanto mayor es el grosor de la funda, mayor es el nivel de protección de los documentos, si bien las laminadoras incluyen capas finas al tratar con documentos más complejos. Emplear fundas demasiado gruesas altera el brillo del documento y no se recomienda tanto en el caso de documentos frágiles.

 LED

Disponer de una luz led en nuestra laminadora nos puede asistir de múltiples formas. Primero, para advertir si la máquina se halla marchando o bien está parada. Solo debemos tener encendida la laminadora cuando la precisamos. Seguidamente, nos va a ayudar a saber el instante preciso en que podemos comenzar a laminar.

En colorado nos acostumbra a marcar el encendido (power) y la luz led en verde señala cuando está ya lista (ready). De todas y cada una maneras, debemos tener en consideración que no todas y cada una de las laminadoras incluyen la luz led, si bien sí la tienen la mayor parte. Elegir una que la contenga o bien no va a depender de si verdaderamente nos interesa contar con de esta alternativa.

Resumen

Adquirir una laminadora es una alternativa ideal cuando disponemos de muchos documentos de valor que deseamos conservar. En otros casos, asimismo nos sirve para dar un aspecto más profesional y atrayente a carteles, posters o bien calendarios, así sea para nuestro hogar o bien en entornos de trabajo, como escuelas, oficinas o bien guardes.

La laminadora garantiza una conservación conveniente de los documentos ya antes que estos se estropeen con el tiempo. No obstante, ten presente el resto de consejos que te hemos dado para asegurar su adecuada preservación, como distanciarlos de forma frecuente de la humedad, del calor o bien de los rayos de sol.

Si este artículo te ha servido para conocer mejor qué son las laminadoras y para qué exactamente te pueden servir, te recomendamos compartirlo con tus amistades en las redes sociales y a dejarnos un comentario.

Deja un comentario