Eltecnoanalista » Salud » Cuidado personal » Sacos de semillas: ¿Cuáles son los mejores del año?

Sacos de semillas: ¿Cuáles son los mejores del año?

Los sacos de semillas son bolsas tejidas de pequeño tamaño que están, como su nombre señala, rellenas de semillas de uno o bien múltiples tipos. Si bien son un antídoto «de toda la vida» que utilizaban nuestras abuelas, en los últimos tiempos han vuelto a popularizarse mucho, y no nos extraña: son prácticos, cómodos, naturales y respetan el medioambiente.

En la actualidad, las opciones son prácticamente ilimitadas. Podemos hallar sacos con diferentes formas que se amoldan a las diferentes unas partes del cuerpo, sacos de aromaterapia o bien sacos diseñados en especial para tratamientos en frío. Ahora, te vamos a contar todo cuanto precisas saber para no confundirte al adquirir un saco de semillas.

Lo más importante

  • Los sacos de semillas llevan muchos años empleándose por sus propiedades térmicas, tanto en frío como en caliente.
  • Pueden calmar diferentes dolores y malestares, mas asimismo son muy prácticos cuando, sencillamente, precisas una ayuda extra para entrar en calor.
  • A la hora de adquirir un saco de semillas, te invitamos a que tengas presente el género de semillas del que está relleno, su tamaño y su forma, entre otros muchos criterios.

Los mejores sacos de semillas: nuestros favoritos

En el pasado, los sacos de semillas se hacían en casa con retazos de lona y con huesos de frutas o bien semillas descartadas. En nuestros días, en cambio, la mayor parte no sabemos coser o bien no tenemos tiempo de aprender, mas podemos adquirir sacos de semillas tan efectivos ―o más― que los artesanales. Ahora, te presentamos 3 buenas opciones:

  • El mejor saco de semillas de trigo
  • El mejor saco de semillas de mijo
  • El mejor saco de semillas cervical

El mejor saco de semillas de trigo

Este saquito térmico de la marca Carredana está relleno de semillas de trigo, que se encuentran entre las mejor valoradas para este género de productos. Su peso es de ochocientos cincuenta gramos y tiene unas dimensiones de cincuenta x dieciseis cm, con lo que puede envolverse sencillamente en cualquier una parte del cuerpo.

Su funda de algodón es lavable y está libre en múltiples colores y estampados. Está desarrollado y hecho a mano en España.

El mejor saco de semillas de mijo

La opción de Saquito de la Salud está fabricada a base de semillas de mijo. Está libre en diferentes colores, estampados y tamaños. El de mayor tamaño está dividido en 3 compartimentos que dejan utilizarlo en cualquier una parte del cuerpo sin que se desplacen las semillas.

Además, puede emplearse en aromaterapia, puesto que está libre sin aroma o bien con fragancia a azahar, romero o bien lavanda.

El mejor saco de semillas cervical

Este saco de Sacatusaco tiene un diseño inteligente concebido para el reposo y el alivio de los dolores del cuello y de la zona alta de la espalda. Asimismo está dividido en secciones a fin de que las semillas de trigo que lo rellenan siempre y en toda circunstancia estén bien repartidas.

Del mismo modo que las opciones precedentes, puede emplearse tanto en caliente como en frío. Su aroma a lavanda ayuda a reposar.

Guía de compra: Lo que has de saber sobre sacos de semillas

Los sacos de semillas, como acostumbra a decirse, son «más viejos que la tos». Sin embargo, puesto que han pasado muchos años en las sombras, eclipsados por mantas eléctricas, calientacamas y otros aparatos, son unos grandes ignotos, sobre todo para el público más joven. En este apartado trataremos de solucionar las dudas más habituales sobre este producto.

¿Con qué semillas se rellenan los sacos?

Una de las preguntas más usuales de los usuarios es con qué se rellenan los sacos de semillas. La pluralidad de opciones es enorme, y cada género de semilla ―o de flor, en el caso de los sacos aromatizados, de los que vamos a hablar más adelante― se comporta de una manera diferente al calentarse o bien enfriarse. Hoy día, las que más se usan son:

  • Granos de trigo: Este cereal es uno de los populares por su pequeño tamaño, que hace que los sacos rellenos de este material sean muy acomodables al cuerpo. Además de esto, conserva bien el calor, se genera en este país y tiene un coste muy barato.
  • Semillas de mijo: Es una de las semillas más utilizadas, eminentemente por su forma pequeña y esférica, que brinda una buena textura a los sacos. No conservan el calor a lo largo de tanto tiempo como otras alternativas, como los huesos de cereza.
  • Semillas de lino: Asimismo son una buena opción, puesto que tienen pequeño tamaño y preservan el calor a lo largo de un tiempo moderado.
  • Huesos de cereza: Se trata de una semilla que aguanta bien el calor, mas que, por su tamaño, puede resultar molesta en dependencia del punto del cuerpo sobre el que se aplique el saco.
  • Huesos de aceituna: Los sacos rellenos de huesos de aceituna tienen unas peculiaridades muy afines a los de cereza: preservan bien el calor, mas pueden clavarse y incordiar en zonas sensibles del cuerpo.
  • Granos de arroz: Esta semilla no es de las más populares, si bien asimismo se emplea. La razón es que el arroz es altamente sensible a la humedad y con el tiempo puede desarrollar malos olores.

 

¿Qué beneficios nos aportan?

Los sacos de semillas pueden utilizarse tanto en caliente como en frío, e inclusive puedes emplearlos a temperatura entorno para aprovechar la ergonomía que dan las semillas. En todo caso, absolutamente nadie cuestiona sus bondades, mas estas cambian en función de si los utilizamos para aprovechar la termoterapia, o bien calor seco, o bien la crioterapia, o bien frío local.

 

Ventajas del empleo en calienteVentajas del empleo en frío
Activa los receptores del calor, que inhiben la acción de los receptores del dolor.Marcha realmente bien en zonas inflamadas.
Calma dolores menstruales, cólicos en bebés y dolores articulares de todo género, incluyendo los provocados por la artrosis o bien la artritis.Controla el flujo sanguíneo y calma el dolor.
Puede calmar la mastitis y abrir los canales por los que pasa la leche materna en mujeres que dan el pecho.Sirve para tratar procesos febriles al poner el saco de forma directa sobre el semblante.
Sirven como paso anterior a un masaje relajante, puesto que calientan la zona a tratar.Relaja pies y piernas hinchados tras un largo día de trabajo.
Calma jaquecas y migrañas al aplicarlo sobre los ojos o bien la frente.

¿De qué forma se utiliza el saco de semillas como terapia de calor?

Los sacos de semillas se calientan de manera fácil en el microondas. Para iniciar, lo aconsejable es ponerlo a potencia máxima a lo largo de unos cincuenta segundos. Al sacarlo, verifica que no queme demasiado. En el caso de que te parezca que no está lo suficiente caliente, debes aguardar a que se enfríe para regresar a meterlo al microondas.

¿De qué manera se utiliza el saco de semillas como terapia de frío?

Emplearlos para crioterapia es tanto o bien más fácil que utilizarlos en caliente. Lo único que debes hacer es meter el saco térmico en el congelador a lo largo de más o menos una hora y media, de tal modo que le dé tiempo a enfriarse. Es fundamental que esté en una bolsa de plástico que lo aísle de la humedad, puesto que, en caso contrario, las semillas podrían estropearse.

 

¿Por qué razón los sacos de semillas pueden tener aroma?

¡Por el hecho de que la aromaterapia es estupenda! No, de verdad, considera la opción de hacerte con un saco de semillas aromatizado. Hay personas altamente sensibles a los olores para quienes no van a ser indicados, mas los aromas que se utilizan en esta clase de sacos ―los más frecuentes son lavanda, azahar y romero― no son nada invasivos y pueden tener propiedades realmente útiles.

Las plantas aromatizadas que se emplean desprenden un aroma agradable y terapéutico al calentarse en el microondas. La lavanda, por poner un ejemplo, favorece la relajación y el descanso; el romero tiene propiedades estimulantes, calma del cefalea y el cansancio mental, y el azahar calma los nervios, el agobio y mejora el estado de ánimo.

 

¿Qué es mejor, una manta eléctrica, una bolsa de agua o bien un saco de semillas?

Estas 3 opciones tienen funciones afines, mas no todos son capaces para cualquier persona. Por servirnos de un ejemplo, las bolsas de agua pueden ser peligrosas para las personas diabéticas, al paso que el empleo de mantas eléctricas no se aconseja en pequeños o bien personas dependientes sin supervisión. Ahora, vamos a examinar los riesgos de cada producto:

 

Manta eléctricaBolsa de aguaSaco de semillas
Pueden provocar quemaduras.Pueden tener fugas.No suponen ningún riesgo de accidente familiar, de forma que son capaces para pequeños, ancianos, personas enfermas y dependientes sin supervisión.
No disipan el calor.Cuando se abren y se sale el agua, pueden provocar quemaduras.
Marchan con electricidad, lo que implica peligro de cortocircuitos.El plástico del que están hechas se marcha estropeando con el tiempo.
Riesgo de accidentes familiares.No aconsejables en personas diabéticas con baja sensibilidad en las extremidades, puesto que podrían quemarse.

¿De qué forma preservar los sacos de semillas en buen estado a lo largo de más tiempo?

Es normal que, transcurrido el tiempo, aprecies que tu saco de semillas se marcha calentando cada vez menos. No olvides que están rellenos de semillas y que estas son elementos naturales que poseen humedad en su interior. Conforme la van perdiendo, reducen sus propiedades térmicas. Mas, deja de preocuparte, pues este inconveniente tiene solución.

Lo que puedes hacer a fin de que tu saquito te dure más tiempo es meterlo a calentar en el microondas así como un vaso lleno hasta la mitad de agua.

De este modo, lo que logramos es que las semillas del saco recobren la humedad perdida. No es conveniente hacerlo toda vez que calentamos el saco de semillas, mas sí que puede hacerse cada 5 o bien diez usos.

 

¿De qué manera eludir que aparezcan bichos en los sacos de semillas?

Muy probablemente, hayas encontrado insectos al abrir un bulto de semillas que tenías en la despensa. Es una sorpresa desapacible, mas la buena nueva es que es rarísimo que esto ocurra con los sacos de semillas. La razón es que, al someterlos al calor del microondas de forma reiterada, cualquier huevo que pudiese haber dentro muere y desaparece.

Lo mismo ocurre cuando los metemos al congelador. Si bien este género de sacos no acostumbran a inficionarse, puesto que las semillas están tratadas y escogidas a fin de que no ocurra, si deseas ahorrarte cualquier posible duda, lo que debes hacer es dejar el saco en la heladera ―dentro de una bolsa de plástico a fin de que no se humedezca― a lo largo de 3 o bien 4 días.

 

Criterios de compra

Casi todos y cada uno de los sacos de semillas semejan afines entre sí, mas en el mercado podemos hallar opciones muy diferentes, que se amoldan a diferentes necesidades y preferencias. Si bien no representan una inversión de dinero esencial, ¡a absolutamente nadie le agrada confundirse! Ahora, te ofrecemos 5 criterios que debes tener en consideración al adquirir el tuyo:

  • ¿De qué género de semilla está relleno?
  • Los hay de diferentes tamaños
  • Y asimismo con diferentes formas
  • Con aroma o bien sin aroma
  • Un estampado bonito es la guinda del pastel

¿De qué género de semilla está relleno?

Como ya hemos comentado en apartados precedentes, los sacos pueden estar rellenos de diferentessemillas, o bien aun de una mezcla de múltiples. Las semillas de mayor tamaño, como los huesos de cereza o bien de aceituna, preservan mejor el calor, mas pueden incordiar al «clavarse» en determinadas unas partes del cuerpo, como en la espalda, por servirnos de un ejemplo, si nos acostamos sobre ellos.

Las semillas más empleadas hoy en día son las de menor tamaño, como trigo o bien mijo, que conservan el calor de forma perfecta y que, además de esto, resultan más agradables y conforman sacos más ergonómicos. Otras alternativas, como el arroz, no son aconsejables, puesto que retienen demasiada humedad y pueden desarrollar mal fragancia e inclusive moho.

Los hay de diferentes tamaños

No todos y cada uno de los sacos tienen exactamente el mismo tamaño. Las marcas se han amoldado a las necesidades de sus usuarios y han desarrollado productos de múltiples tallas. Puesto que las dimensiones del saco que empleemos en el cuello, naturalmente, no habrían de ser exactamente las mismas que las del que empleemos en la zona lumbar, deberemos decantarse por un tamaño o bien otro en función de dónde vayamos a utilizarlo.

Hay opciones pequeñísimas, concebidas para su empleo en el semblante o bien sobre la frente; otras de tamaño mediano, idóneas para calmar dolores abdominales, por ejemplo; otros son larguísimos, a fin de que podamos enrollarlos en torno a extremidades, y otros son de buen tamaño, diseñados para utilizarse en la espalda o bien en otras zonas extensas del cuerpo.

Y asimismo con diferentes formas

Cambian los tamaños, y asimismo cambian las formas. El cuerpo humano está repleto de recovecos y redondeces y, si bien los sacos de semillas pueden ser realmente moldeables, existe la opción de adquirir uno cuya funda ya presente la manera deseada. En el apartado precedente ya charlamos de los sacos alargados, diseñados en especial para extremidades, por servirnos de un ejemplo.

También hay sacos ―compartimentados a fin de que sus semillas no se desplacen cara abajo― con forma de capa, que son ideales para dolores de cuello y cervicales. Asimismo, si bien no son tan comunes, hay sacos con forma de manopla, para calentar las manos, o bien de zapatilla para calentar unos pies helados o bien refrescar aquellos que estén hinchados o bien cansados.

Con aroma o bien sin aroma

No todos y cada uno de los sacos de semillas tienen fragancia, mas hay algunos modelos que mezclan entre sus semillas flores secas o bien yerbas aromatizadas que lo desprenden al calentarse. Si bien no son para todo el planeta, puesto que hay personas altamente sensibles a los olores que van a preferir un saco térmico y punto, asimismo es cierto que tienen propiedades terapéuticas a tomar en consideración.

El aroma a lavanda, que es el fragancia más habitual en esta clase de sacos, se consigue mezclando flores de esta planta con las semillas. El aroma de esta flor ayuda a relajarse y a reposar mejor, con lo que son estupendos para utilizar de noche, ya antes de dormir. Otros olores comunes son el romero, que estimula la psique, o bien el azahar, que calma el agobio.

Un estampado bonito es la guinda del pastel

No es nuestra pretensión pecar de frívolas, mas un saco bonito gana muchos puntos, ¿no crees? Como las fundas de los saquitos son de lona de algodón, los colores y estampados posibles son incontables. Como es lógico, si deseas una alternativa más sobria, asimismo hay sacos de semillas libres en colores sólidos o bien tonos neutros.

De todos modos, puesto que es un producto que esencialmente vas a utilizar en la amedrentad de tu hogar, ¿por qué razón no crear un tanto y decantarse por un estampado ameno? Las marcas que fabrican saquitos térmicos tienen mucha pluralidad y en ocasiones aun ofrecen diseños adaptados, con iniciales o bien nombres bordados, ¡solo es resolución tuya!

 

Resumen

Los sacos de semillas llevan empleándose desde siempre y en todo momento por el confort y el alivio que brindan ante diferentes afecciones, como malestares estomacales, dolores menstruales, migrañas o bien molestias en cuello y espalda, entre otras muchas. Naturalmente, asimismo pueden emplearse sencillamente para aprovechar sus propiedades térmicas, tanto en caliente como en frío.

Son muy simples de utilizar y no suponen peligro alguno para la salud. Pueden emplearlos aun pequeños, ancianos o bien personas dependientes sin supervisión, puesto que no provocan accidentes familiares. Los sacos de semillas son una opción alternativa eficaz a las mantas eléctricas o bien a las bolsas de agua caliente, aparte de ser seguros y respetuosos con el medioambiente.

Y , ¿ya habías oído charlar de ellos? Nos encantaría que nos lo contaras en los comentarios. Caso de que nuestro artículo te haya resultado útil, te animamos a que lo compartas en tus redes sociales.

Deja un comentario