Eltecnoanalista » Salud » Cuidado personal » Zuecos sanitarios: ¿Cuáles son los mejores del año?

Zuecos sanitarios: ¿Cuáles son los mejores del año?

¿Cuántas horas pasas de pie al día? Cuéntalas, pues, si son muchas, posiblemente te interese adquirir unos zuecos sanitarios. Este género de calzado, desarrollado pensando en especial en los profesionales de la sanidad, se amolda a la manera de tus pies y de tu cuerpo, y es una estupenda opción para cuidar tus pies, previniendo lesiones o bien enfermedades.

Hay estudios que prueban que un noventa y cinco por ciento de los accidentes en el medio hospitalario se evitarían con una adecuada cultura precautoria. El calzado laboral es un factor que favorece la salud del trabajador —en cualquier ámbito— y su desempeño (1). Si bien es complicado aconsejar un solo calzado para todos y cada uno de los profesionales que trabajan de pie, vamos a darte múltiples pistas.

Lo más importante

  • Aunque los zuecos sanitarios son comunes en el entorno hospitalario, es cada vez más frecuente verlos en otros ambientes laborales, como hostelería o bien sencillamente en cualquier pues requiera pasar de pie muchas horas.
  • Los zuecos sanitarios pueden ser totalmente abiertos, tener una tira en el talón para una mayor unión o bien aun tener el talón cerrado. Decantarse por uno o bien otro depende de tu actividad y tus necesidades.
  • A la hora de adquirir un calzado de trabajo, te invitamos a que estimes la transpiración, la plantilla o bien la calidad de la suela. Profundizaremos en estos y otros criterios de adquiere en la última sección del artículo.

Los mejores zuecos sanitarios: nuestros preferidos

Dado que en el campo sanitario hasta un setenta y cinco por ciento de las horas de trabajo se efectúan en bipedestación (2), el empleo de un calzado conveniente es vital. Ahora, te presentamos diferentes opciones que mimarán tus pies.

  • Un zueco sanitario tradicional para mujer
  • Los mejores zuecos sanitarios de Crocs
  • El zueco sanitario más divertido
  • Los zuecos de trabajo de Scholl
  • Unos zuecos sanitarios cerrados

Un zueco sanitario tradicional para mujer

Sanibio nos plantea un zueco de enfermera de corte tradicional, singularmente desarrollado para el pie femenino. Lo hemos elegido por sus materiales, de primera calidad —cuero en exteriores y recubrimiento y suela de goma— y por su ergonomía.

La altura del tacón es de 4 centímetros: muy cómoda para quienes no aguantan el calzado plano. La hebilla del empeine se ajusta para una mayor unión.

Los mejores zuecos sanitarios de Crocs

Crocs es una marca que cuenta con diferentes modelos muy populares entre el personal hospitalario. Pensamos que el Specialist II vale la pena tanto por su costo como por sus posibilidades.

Estos zuecos sintéticos son transpirables, antideslizantes, simples de adecentar, no pesan nada y son plenamente impermeables. Las plantillas de espuma Croslite nos ofrecen una sensación de soporte suave en los pies.

El zueco sanitario más divertido

¿El blanco inmaculado se te hace desganado? ¡Dian tiene los zuecos idóneos para ti! Este modelo está estampado con motivos relacionados con el ámbito sanitario: corazones, estetoscopios o bien ambulancias.

Es un calzado anatómico, ligero y muy cómodo, con una correa abatible que puede sostenerse en el talón. Están fabricados con microfibra transpirable con acolchado en el empeine, a fin de que no se generen rozaduras.

Los zuecos de trabajo de Scholl

La reconocida marca de productos relacionados con los pies, Scholl, nos presenta estos zuecos, pertenecientes a su línea profesional. Están fabricados en caucho, con suela de goma antideslizante y cierre sin cordones.

Nos han persuadido por su plantilla extraíble con tecnología Memory Cushion, que descongestiona el pie y distribuye la presión por toda la planta. Además de esto, son autoclavables y antideslizantes.

Unos zuecos sanitarios cerrados

Aunque el calzado sanitario por excelencia son los zuecos abiertos, existen muchos profesionales que procuran modelos cerrados —más adelante compararemos las dos opciones—.

Dian nos plantea acá un par de zapatos de trabajo anatómicos en color blanco, si bien asimismo están libres en negro, con exterior de microfibra forrada transpirable, recubrimiento de lona, suela de poliuretano y cierre con velcro.

Guía de compras: lo que has de saber sobre zuecos sanitarios

Es recomendable que, ya antes de adquirir un calzado que vas a emplear tantas horas al día como unos zuecos sanitarios, te informes bien de las opciones libres y de sus peculiaridades. Te lo contamos todo en esta sección.

¿Qué ventajas nos ofrecen los zuecos sanitarios?

Los zuecos sanitarios, siempre que ofrezcan una buena unión, son un género de calzado recomendado por médicos para aquellas personas que deben pasar un buen tiempo de pie en su puesto laboral o bien que sufren determinados géneros de molestias musculares. ¿Conoces las razones para emplearlos?

  • Tus pies transpirarán mejor. A fin de que no aparezcan las molestas rozaduras, es esencial que los pies respiren. Una plantilla de calidad te va a ayudar a sostener los pies secos al absorber el sudor.
  • Se lavan de manera fácil, acostumbran a ser impermeables y no amontonan suciedad. Además de esto, como son transpirables, no están en contacto directo con el sudor, lo que previene la aparición de hongos.
  • Con ellos puestos, no resbalarás. Es un género de calzado que presenta suela antideslizante para eludir accidentes, singularmente en ambientes en los que pueden verterse líquidos.
  • Sujetan bien el pie, puesto que están diseñados para aportar comodidad y estabilidad. Te invitamos a que optes por modelos con tira siguiente.
  • Previenen la aparición de callos, durezas y juanetes.
  • Son muy cómodos, puesto que no presentan costuras internas o bien estas son muy prudentes. No se clavan ni generan rozaduras.
  • Evitan dolores de espalda siendo un calzado anatómico. Los modelos con poco tacón —de 4 centímetros como máximo— previenen inconvenientes de circulación y dolor en los pies.
  • Se ponen y se quitan sencillamente porque generalmente no presentan cordones.

 

¿Qué géneros de zuecos sanitarios hay libres en el mercado?

El calzado sanitario siempre y en toda circunstancia ha de estar fabricando en materiales sintéticos o bien naturales de primera calidad, que puedan lavarse sin inconvenientes. Dicho esto, puedes decantarse por diferentes géneros de zuecos que cumplan con semejantes características:

  • Zuecos abiertos: El análisis del mercado nos señala que el zueco abierto es la opción por la que se decanta un sesenta y uno por ciento del personal sanitario (2). Esta alternativa es inmejorable siempre que no haya manipulación de cargas o bien mucho desplazamiento, mas los modelos con tira siguiente brindan una mejor estabilidad (4).
  • Zuecos cerrados: Los desplazamientos continuos precisan un calzado estable, ajuste y unión, lo que lograremos con un zueco cerrado. Además, «con manipulación de cargas, un calzado cerrado dejará mayor estabilidad y protección del pie» (4).
  • Calzado de tipo zapatilla: Aunque no son zuecos, asimismo deben tenerse en cuenta. En general resisten más al paso del tiempo y pueden meterse en la lavadora sin inconvenientes, como cualquier otra zapatilla. Por otra parte, son menos transpirables.

 

Alfredo MartínezPresidente del Instituto de Podólogos de la Comunidad Valenciana

«Si la actividad del sanitario precisa de pocos desplazamientos, se puede utilizar un zueco abierto por el talón con tira siguiente para asegurar la estabilidad y progresar la amortiguación de impactos».

¿De qué forma ha de ser un buen zueco de trabajo?

En función de los resultados logrados desde diferentes estudios, un buen calzado sanitario debería cumplir con los requisitos que contamos ahora (2):

  1. Ser estables y antideslizantes, tanto en seco como frente a la presencia de contaminantes, para reducir de esta forma las molestias articulares y acrecentar la comodidad.
  2. Tener buenas propiedades de amortiguación de impactos para mitigar las molestias de espalda.
  3. Ser maleables y tener un cierre ajustable —velcro o bien hebillas son buenas opciones— para calmar las posibles molestias en empeine y talón.
  4. Ser ligeros. Las suelas de poliuretanos de baja densidad son ideales en este sentido.
  5. Contar con una planta y un tacón blandos, para de esta manera acrecentar la comodidad.
  6. La plantilla interna ha de ser lavable, anatómica y cumplir con múltiples requisitos: rebaje de la cazoleta talonera, buen soporte del arco del pie, barra estabilizadora en la base de los dedos, buen sistema de amortiguación (3).
  7. Ser frescos y transpirables, puesto que los ambientes laborales, más en concreto los sanitarios, son cálidos aun en invierno. Sin embargo, la suela asimismo debe aislar del suelo para eludir la transmisión tanto del calor como del frío (3).

 

¿De qué manera se emplea apropiadamente el calzado sanitario?

Para iniciar, es esencial que adquieras unos zuecos sanitarios convenientes y cómodos para la labor que desempeñas diariamente. En el caso de que emplees calcetines, estos han de ser suaves, absorbentes y ceñidos al pie, de algodón, lana o bien hilo (3). En el momento en que te quites el calzado, limpia tus pies con jabón suave para eludir posibles infecciones o bien inconvenientes futuros.

Asimismo, no puedes olvidarte de secar bien los pies al salir de la ducha: presta singular atención a las membranas entre los dedos. En caso contrario, podrían aparecer hongos al emplear los zuecos a lo largo de periodos dilatados de tiempo. En el caso de que experimentes algún inconveniente, no aguardes para asistir al especialista —ya sea el dermatólogo o bien el podólogo—.

 

¿De qué manera se limpian los zuecos de enfermera?

Los zuecos sanitarios deben higienizarse de manera regular. Naturalmente, la manera de limpiarlos cambia en función de su estructura y los materiales de fabricación:

  • Zuecos de goma EVA: Puedes lavarlos a mano con agua fría o bien temperada y un jabón neutro. Asimismo aceptan lavadora a un máximo de treinta °C, ¡van a quedar perfectos!
  • Zuecos de elastómero termoplástico: Este género de zuecos son muy resistentes, aceptan lavadora a elevadas temperaturas o bien autoclave. Puedes esterilizarlos a un máximo de ciento cuarenta °C.
  • Zuecos de cuero: Debes limpiarlos con un harapo húmedo o bien un cepillo. En el momento en que estén secos, aplícales cera o bien crema para calzado. Pueden durarte en buen estado muchos años.
  • Zuecos de charol: Estos pueden lavarse con un paño húmedo y un producto para charol. No emplees químicos, puesto que podrían dañar el brillo de este material.

 

¿Qué es mejor, zuecos abiertos o bien calzado cerrado?

La elección de un calzado conveniente afecta a la salud del profesional y en su desempeño laboral. Así, si bien hay una tendencia clara al empleo de zuecos sanitarios abiertos, asimismo hay profesionales que optan por opciones cerradas. Veamos las peculiaridades de cada modelo:

 

CaracterísticaZuecos abiertosCalzado cerrado
Practicidad para poner y quitarSe ponen y se quitan con mucha sencillezPonerlos y quitarlos cuesta más esmero
Ventilación del pieMucha, puesto que generalmente disponen de agujeros de ventilación superiores o bien lateralesSi bien asimismo es buena, es menor que en los zuecos abiertos
SeguridadDado que no sostienen el pie completamente, podrían generarse resbalonesSostienen mejor el pie y facilitan un buen agarre, lo que aporta seguridad en trabajos que requieren mucho movimiento
LavadoMuy simples de lavar y desinfectarGeneralmente no son autoclavables y su limpieza es más costosa
AmortiguaciónMenor que en el calzado cerradoBuenísima

Criterios de compra

No nos podemos permitir equivocaciones al adquirir un artículo de empleo tan usual como unos zuecos sanitarios. A fin de que adquieras un modelo que se adapte a ti perfectamente, te invitamos a que estimes estos criterios.

  • Ante todo, comodidad y sujeción
  • Y asimismo practicidad
  • Los pies precisan respirar
  • La plantilla es importante
  • Presta atención a la suela
  • ¿Con tacón o bien sin tacón?
  • Nada está reñido con la estética

Ante todo, comodidad y sujeción

Unos zuecos sanitarios han de ser cómodos, ante todo, a fin de que podamos aguantarlos a lo largo de una jornada de trabajo. Tanto la plantilla como la suela —de las quevamos a hablar a continuación— deben calmar la presión en pies y articulaciones. Una base de tipo balancín puede resultar muy práctica, en especial para personas que efectúan muchos desplazamientos cortos.

La unión asimismo es esencial y nos ahorra posibles accidentes, caídas o bien que los zuecos se nos salgan continuamente, sobre todo en instantes poco convenientes. Nuestro consejo es que, si optas por un calzado abierto, procures un modelo que cuente con tira en el talón: de esta forma vas a tener la opción de emplearla en el caso de necesidad.

Y asimismo practicidad

Los zapatos de trabajo han de ser prácticos. Para iniciar, vas a precisar lavarlos día tras día —incluso múltiples veces—, con lo que te invitamos a un calzado fácil de adecentar y de esterilizar. Los zuecos de cuero, por servirnos de un ejemplo, requieren más cuidados y de manera frecuente no son compatibles con productos de limpieza potentes. Por contra, los sintéticos lo soportan prácticamente todo.

Asimismo, no es mala idea decantarse por unos zuecos sanitarios que puedan meterse en la lavadora. Caso de que vayas a emplearlos en ambientes hospitalarios en los que vayas a estar en contacto con bacterias o bien virus, una buena opción es el calzado autoclavable, o sea, que acepte esterilización al vapor, a través de presiones y temperaturas elevadas.

Los pies precisan respirar

La transpiración es una de las peculiaridades que deben tener sí o bien sí tus zuecos sanitarios. Una gran idea, si bien no es la única opción, son las ranuras de ventilación, como las de los Crocs. Estas ranuras, no obstante, pueden dejar el pie expuesto a las infecciones. Por otra parte, un calzado que no transpire bien, provocará la aparición de hongos, como el «pie de atleta».

foco
Las molestias más frecuentes entre el personal sanitario se encuentran en la espalda y en la parte trasera de la pierna. Las molestias que más dependen de la comodidad del calzado son las de la espalda y las de la planta del pie, con porcentajes atribuibles en torno al veinte y al cuarenta y cinco por ciento respectivamente.

La plantilla es importante

La plantilla del calzado sanitario debe haber sido concebida para absorber el sudor y los olores relacionados, de tal modo que sostienen el pie seco en todo instante. De esta forma, mejora la comodidad térmica —muy esencial en ambientes frescos, como los quirófanos—. Una buena plantilla debe poder extraerse del zueco para su limpieza.

Presta atención a la suela

La suela de un zueco sanitario ha de ser antideslizante, en todo caso. En el campo hospitalario —así como en otros contextos en los que es frecuente el empleo de este género de calzado, como la hostelería—, no es extraño que se viertan líquidos. Para prevenir resbalones o bien caídas, las suelas han de estar hechas de materiales que se adhieran adecuadamente al terreno.

¿Con tacón o bien sin tacón?

La pregunta del millón. Hay personas que se sienten más cómodas con un calzado plano, al paso que otras afirman no aguantar las suelas a ras de suelo. Nuestro consejo es que no escojas un zueco totalmente plano, puesto que no favorecen la postura ni el equilibrio anatómico. Lo mejor es un tacón de altura media, entre los 2 centímetros por lo menos y los 4 como máximo.

Nada está reñido con la estética

Estamos conforme en que los zuecos de enfermera han de ser cómodos y funcionales, mas no hay por qué razón abandonar al estilo. En la actualidad, esta clase de calzado está libre en miles y miles de colores, con lo que puedes conjuntarlos con tu ropa de trabajo o bien decantarse por tonos o bien estampados más entretenidos. El límite lo pone tu imaginación.

Asimismo, los materiales asimismo repercuten en el aspecto del zueco. Por servirnos de un ejemplo, los zuecos de madera y cuero estuvieron muy de tendencia en los años ochenta, mas ahora están volviendo fuertemente. Los modelos de cuero blanco microperforado son los más tradicionales, al paso que los zuecos sintéticos o bien de resina dan un look más juvenil y atrevido.

Resumen

En el campo sanitario, como en otros ambientes laborales, los profesionales pasan muchas horas de pie, efectúan desplazamientos continuos, suben y bajan escaleras y de manera frecuente transportan pesos o bien pacientes. Todo esto implica la aparición de molestias en la planta del pie o bien en la espalda, sobrecarga de la planta, hinchazón y cansancio muscular (4).

Por todo lo precedente, es esencial el empleo de unos zuecos sanitarios de primera calidad y convenientes a nuestro puesto. Los materiales han de ser maleables y transpirables. No podemos pasar por alto tampoco la unión en empeine y talón, que repercutirá de forma positiva en la marcha y los movimientos, y reducirá el cansancio provocado por las horas de empleo.

Y , ¿qué calzado empleas en tu puesto? Cuéntanoslo en los comentarios y no vaciles en compartir este artículo, caso de que te haya resultado útil.

Deja un comentario