Conoce a lo largo de este interesante artículo, todo sobre una magnífica mezcla de marketing y la funcionalidad de las 4P. Esto es uno de los concepto mas importantes del mercadeo, el cual nos especifica cómo usarla a nuestro favor. ¡Acompáñanos!

mezcla-de-marketing-2

Mezcla de Marketing

Cuando escuchamos sobre la mezcla de marketing, se refieren a los cuatro elementos básicos que se usan como estrategias de mercadeo, Según investigaciones anteriores, una mezcla de marketing es solo una combinación de sus elementos: producto, precio, ubicación y promoción.

Al usar este contenido de manera adecuada, pueden orientar sus campañas a la audiencia adecuada, la ubicación adecuada y el precio adecuado. El uso total o parcial; depende del producto que queremos promocionar.

A través de esta variable, la empresa puede ofrecer productos que se pueden suministrar, de acuerdo con su propia segmentación de mercado o los hábitos de consumo de cada cliente, para controlar mejor el conocimiento y la demanda de los consumidores. Por ejemplo: si mi producto es un aseo para personas mayores, debo definir exactamente cómo los tocaré, todos los cuales se basan en 4 P:

  • Producto
  • Precio
  • Promoción
  • Plaza

Producto

Se trata de definir productos y los beneficios que ofrece, además, un portafolio de productos, marca, modelo, e implementación de nuevos productos en el mercado.

Precio:

No solo estamos hablando del precio como valor monetario, sino también del tiempo para adquirirlo, su recepción, viaje. Intentando que el usuario pueda adquirir el producto rápidamente, antes que la competencia.

Distribución

La tarea es hacer que el producto esté disponible para los consumidores, y al mismo tiempo, estimular la forma de compra de los consumidores.

Promoción

Estas variables se pueden controlar y modificar, aunque efectivamente, según nuestros objetivos y mercado, no siempre son lo que queremos.

Mezcla-de-marketing-3

El producto: Como una mezcla de marketing

Conocemos que un producto pueden ser bienes, servicios o ideas que ofrece el mercado, y se puede decir que es un medio para satisfacer las necesidades de los consumidores. Esta pauta no solo debe centrarse en las características o atributos internos del producto, sino también en los beneficios que aporta y las emociones que se generan durante la compra y uso.

Del mismo modo, no solo debemos tratar el producto como un producto o servicio obtenido por el cliente, como comprar un iPhone, sino que también debemos considerar los aspectos formales en torno al producto. Para el iPhone, es el servicio al cliente, ya que cada ciudad tiene una tienda dedicada y una política de garantía.

¿Cómo vender un producto?

Un producto llega a ser un producto básico, así como una forma del producto, y todos estos son factores que restringen el precio de sus productos.

Ahora bien, para comercializar un producto debemos hacer lo siguiente:

  • Establecer una marca alrededor del producto: Establecer una marca alrededor del producto nos permite identificar mejor nuestros productos y diferenciarlos de los productos de la competencia.
  • Desarrollar servicios: En este punto, se evalúa si nuestro producto incluye su instalación, mantenimiento, soporte técnico y fondos de compra.
  • Evaluar el ciclo de vida de un producto: Es un aspecto importante a evaluar; la pérdida de eficiencia en todo el proceso desde el lanzamiento hasta la salida del producto, porque depende de la pérdida de eficiencia, y es muy importante introducirlo en el producto.
  • Diferenciación de productos: ¿Cuáles son las características que hacen únicos a nuestros productos?. La diferenciación constituirá una ventaja competitiva.
  • Eliminar productos viejos e introducir productos nuevos: De acuerdo al ciclo de vida del producto y la implementación de mejoras a nivel técnico y funcional, es necesario retirar productos viejos e introducir nuevos productos, para evitar que nuestra marca pierda valor y cree nuevos productos en el mercado.

Mezcla-de-marketing-4

Precio; más allá del valor monetario

En cuanto al precio, no tenemos que estimar el precio del producto por su valor monetario, sino que debemos introducir lo siguiente en las variables:

Valor monetario + tiempo empleado para comprar el producto + esfuerzo y/o molestias hasta obtenerlo = Precio

Un buen ejemplo que define lo anterior, es lo que ocurre cuando compras un mueble en IKEA, por ejemplo, vemos en su web que el precio de un mueble es de 149 euros. Entonces, vamos al IKEA cerca, esto son 30 minutos, al ingresar a la empresa, primero debo ir a la zona donde se ubica el mueble de exhibición para hacer algunas medidas, y luego mirar el mueble ensamblado para estudiar si nos convence ( 15 minutos).

Una vez que decidamos comprar muebles, tenemos que ir al almacén, buscar referencias de muebles, ponerlo en el carro de la compra, pagar (149 €), transportarlo al coche, levantar los muebles del suelo, y armar el mueble en 20 minutos.

Como puedes ver en el ejemplo anterior, el valor monetario del mueble es de 149 €, pero hay que sumar el tiempo que se tarda en ir a la tienda, más el tiempo que se tarda en comprar y montar el mueble, que puede superar 1 hora y media.

Determinando cada aspecto en esta mezcla de marketing

Así que al determinar los precios, estas variantes deben ser consideradas para que podamos ofrecer productos a precios razonables.

También, debemos considerar ciertas decisiones que afectan los precios a nivel comercial, tales como:

  • Tasa de ganancia y descuentos: Una vez tenemos el costo de producción del producto, debemos considerar la tasa de ganancia, los posibles descuentos y las restricciones que debemos aplicar a los precios, sin perder dinero.
  • Fijación del precio de un solo producto: Al fijar el precio de un solo producto, podemos determinar el precio en función de su costo, el precio determinado por el competidor y la demanda del producto en el mercado.
  • Poner precio a la línea de productos: Si intentamos maximizar la línea de productos, entonces tendremos que considerar el impacto de cualquier modificación de precio en el resto de la demanda.

Distribución; una tarea dinámica

La principal tarea de esta ecuación, es poner nuestros productos a disposición de los consumidores para satisfacer sus necesidades, pero al mismo tiempo, hacerlo de una manera que estimule esta demanda.

En la Mezcla de marketing, es importante que al elegir un método de distribución para nuestros productos, además del precio del distribuidor, también debemos prestar atención a la capacidad del distribuidor para adaptarse a los cambios del mercado y controlarlo.

En la Mezcla de marketing no existe un canal de distribución único para el producto, ni un canal de distribución ideal. Los productos antes mencionados y el público objetivo deben evaluarse juntos para que podamos elegir el producto adecuado.

Promoción, ¿De qué manera lo hago?

Estas dudas, siempre se deben resolver en esta etapa, la combinación de diferentes herramientas promocionales dependerá de las características del producto, el mercado al que nos dirigimos y la competencia existente en el producto. En la decisión de comunicación se debe evaluar lo siguiente:

  • Mercadeo directo: Utiliza métodos de comunicación en la Mezcla de marketing, para tener una comunicación con nuestros consumidores, con el fin de estudiar los segmentos de mercado que mejor se ajustan a los diferentes segmentos.
  • Publicidad: Actividades orientadas a ganar una buena imagen de los productos de la empresa, promocionar su compra y/o incrementar su reconocimiento social.
  • Promoción: Actividad destinada a atraer consumidores, no a través de los medios definidos en la sección de marketing, sino dirigida a mayoristas, vendedores y actividades influyentes, por lo general, dichos consumidores se benefician de ella.

Las nuevas “Ps” en la mezcla de marketing

En los instrumentos clásicos que vimos antes, se han añadido otras Ps. Las cuales son muy importantes y hay que tenerlas en cuenta:

  • Personas.
  • Procesos.
  • Evidencias físicas (Physical evidences, en inglés).

Este será un resumen de las 4Ps del marketing, que es un método de trabajo existente, y es fácil de tener en cuenta, porque a partir de él podemos ver si nuestros productos cumplen con nuestras expectativas y podemos definir un marketing más convincente.

Evolución de las 4 P, las 4 C y, finalmente, las 4 E

Y estas 4 C, se convierten a su vez, en 4 E:

  • Experiencia y emoción: los clientes actualmente, ya no se limitan a satisfacer sus necesidades mediante los productos que compranm, sino que buscan experimentar con su marca.
  • Intercambio: Estamos hablando de «intercambio», porque a veces puede que no haya tales ventas, pero los clientes usan sus datos o su tiempo para «pagar».
  • En cualquier lugar: ya no se vende solo en puntos de venta físicos: hoy, las ventas se pueden realizar en cualquier lugar y en cualquier canal: a través de aplicaciones, redes móviles, correo electrónico.
  • Evangelismo: Estamos hablando de evangelistas, pero se puede decir que somos fanáticos. Esto es para hacer que los clientes se sientan tan satisfechos con su marca que lo recomienden, hablen de usted y lo sigan a otro nivel.

Estas «P» se adaptan gradualmente a «C» y «E» para adaptarse a los cambios en el mercado y la demanda de los consumidores. Deben seguir adaptándose. De hecho, es probable que estos conceptos vuelvan a cambiar en unos pocos años.

Querido lector, si quiere ampliar sus conocimientos sobre el mundo del marketing, entonces le invito a ver este interesante artículo: Marketing inteligente.

Y si quiere tener una idea más clara sobre el uso de la mezcla de marketing y de qué manera se puede beneficiar con ella, de una forma práctica, entonces debe ver este vídeo.

https://www.youtube.com/watch?v=QpUv10XEnCE