En este post queremos hacer una reseña sobre el servidor NAS, que no es otra cosa que un dispositivo de almacenamiento que se encuentra vinculado a una red. Como ya te hemos indicado, su función principal es almacenar pero con una gran capacidad, si quieres saber de qué se trata, sigue leyendo este interesante artículo.

servidor-NAS-1

¿Una Nube particular?

La particularidad que tiene un servidor NAS es que te va a permitir poder tener tu propia nube privada en la que vas a tener la capacidad de almacenar todos los datos que desees. Pero también puede servir para que hagas otras actividades como tener servidores web, VPNs o incluso poder crear tu propio servicio de streaming, reproduciendo los contenidos que poseas en tus discos duros.

Con la intención de que puedas comprender bien lo que es un servidor NAS, queremos tratar de explicarte de manera lo más simple que se pueda, qué es concretamente un servidor NAS. Pero también te vamos a contar una historia sobre el nacimiento de esta clase de producto y la manera en que funciona, así como los beneficios y prestaciones que puedes obtener de sus funcionalidades.

Finalmente, te daremos algunos consejos y los detalles que debes tener en consideración en caso de que estés pensando en adquirir un servidor NAS de esta clase, para que puedas comprar en que realmente se ajuste a tus necesidades y que funcione correctamente y sea compatible con los equipos de los que dispones.

¿Qué es un Servidor NAS?

Un servidor NAS de QNAP no es otra cosa que un dispositivo para almacenar información vinculada a una red. Lo que realmente hace es efectuar copias de seguridad de aquellos archivos que tú le señales dentro de la configuración, que pueden encontrarse en tu computadora personal como en cualquier otra unidad móvil, aunque igualmente posee otras muchas otras funciones. Lo único que se requiere es que uses las distintas aplicaciones de las que dispone cada fabricante.

Básicamente, este tipo de dispositivos tiene como objetivo esencial funcionar como una unidad para almacenar información, actuando en forma similar a un disco duro externo y dándote la opción de establecer tu propio espacio de almacenamiento en la nube. La discrepancia con las nubes que poseen otros desarrolladores tecnológicos es que, en este caso, el disco duro en el que se guarda tu información se encuentra en tu propio hogar u oficina, y no en los servidores que pertenecen a compañías que prestan el servicio de almacenamiento.

Un servidor NAS es una computadora que posee su propio sistema operativo y que se encuentra adaptado para mantenerse funcionando las 24 horas del día. En estos se pueden diferenciar dos grupos de componentes, de los que podemos distinguir por un lado lo que es el servidor NAS en sí mismo con su propia RAM, con su procesador y todos sus circuitos, y por otro lado se encuentran los discos duros que puedes ir adicionando a sus ranuras. Obedeciendo al modelo o al fabricante, estos discos duros que vas a necesitar pueden encontrarse incluidos en el dispositivo con la compra o vas a tener que adquirirlos por separado.

Es cierto que su esencial función es la misma, que no es otra cosa que proceder a almacenar tus datos, no debes confundir a un servidor NAS con un disco duro externo. Los discos duros externos son sólo eso, un dispositivo o una unidad de almacenamiento que se puede conectar y desconectar, mientras que un servidor NAS actúa más como una computadora conectada a una red a la que puedes ingresar desde varios dispositivos, y cuyas funciones vas a poder ampliar gracias a varias aplicaciones.

Esta clase de artículos puede tener dos contornos distintos. Por un lado tenemos los que se enfocan en usuarios que tienen carácter doméstico, que colocan por encima lo sencillo del uso sobre todo lo demás, pero también se cuenta con los que están orientados para el uso de las s pequeñas y medianas empresas, y que poseen un número de ranuras para agregar discos duros y las opciones para poder configurarlos.

Aquellos usuarios que tienen carácter doméstico, igualmente poseen algunas opciones para poder configurar tu servidor NAS. Para muestra, si posees un servidor NAS que tenga dos ranuras para discos duros, podrás elegir entre hacer uso de ambas para obtener la mayor cantidad de almacenamiento posible o hacer que uno tenga la función de copiar todo el contenido del otro.

servidor-NAS-2

El objetivo de que poseas una doble copia de seguridad con lo que puedes garantizar tu seguridad para afrontar cualquier clase de averías. A ello debes agregar también, como ya te hemos indicado, la posibilidad de incrementar las aplicaciones que se pueden instalar para que puedas agregar otras funciones.

¿Cómo funciona un Servidor NAS doméstico?

Es cierto que hay varias configuraciones que se pueden emplear, pero la más generalizada en los NAS que tienen el carácter doméstico, es la de conectarlos a la toma de corriente que se encuentre más cerca y conectarlos directamente a tu router. De esta manera obtendrás una conexión directa tanto a la red local, esto es, a otras computadoras de la red, como a la propia Internet, por lo que no habrá ninguna restricción al momento de tener que actualizarse, conectarse a la mayor velocidad que se pueda y ofrecer sus múltiples beneficios.

Una vez se encuentre conectado el dispositivo, lo que debes hacer es acceder a él desde tu computadora principal. Esto es algo es muy sencillo porque ambos dispositivos se encontrarán compartiendo la misma conexión, y puedes hacerlo de forma general por medio del navegador.

Otra opción que tienes es poder instalar una aplicación en tu computadora o dispositivo móvil, por medio de las cuales podrás configurar los archivos que desees copiar en el NAS, algo que normalmente se hace por medio de Internet y sin necesidad de que tengan que estar conectados con él.

Un NAS igualmente te va a facilitar poder configurar distintas cuentas de usuario cuando lo uses como un dispositivo que vas a emplear para realizar copias de seguridad. En función de ello, con lo que cuesta un NAS, varios usuarios podrán tener su propia nube con la que hacer copias de seguridad, sin necesidad de tener que costear cada uno un servicio de almacenamiento distinto. El único límite que se debe tener en cuenta es cuál sea la capacidad de almacenamiento total del dispositivo, lo que va a depender de los discos duros o de cuánta carga le hayas asignado a cada usuario.

Igualmente, en función de quien haya sido el fabricante, puedes encontrarte con varios NAS que se enfocan concretamente que la experiencia del usuario sea lo más simple posible y lo más asequible que se pueda, pero otros se van a concentrar en brindar más funcionalidad y aplicaciones que pertenecen a terceros, lo que incrementará la versatilidad del dispositivo.

Sea cual sea la actividad para lo que utilices tu dispositivo NAS, por lo general va a poder hacer la configuración de inicio en unos 15 a 30 minutos, aunque para el resto de funciones adicionales, todo ello va a depender del tiempo que desees invertir para poder probar las aplicaciones.

¿Qué puedes hacer con un NAS?

Las potencialidades de uso de un NAS van a depender, en particular, de las aplicaciones que seas capaz de instalarle, y como cada fabricante posee un sistema operativo que tiene su propio sistema de apps, por ello las funcionalidades pueden variar obedeciendo al modelo que adquieras. Es por ello, que te vamos a indicar algunas de las principales funciones que la mayoría de esta clase de dispositivos te puede brindar:

Unidad de Almacenamiento

Se trata de una de las principales funciones de un NAS, lo que va a permitir que lo uses como un simple disco duro al que puedes subir todos los datos que desees. La diferencia se encuentra en que este disco duro especial no vas a tener que estarlo conectando a la computadora cada vez que lo desees utilizar.

Crear tu propia Nube

Esta es otra de las funciones esenciales de los NAS, con lo que se te va a permitir poder crear tus propias copias de seguridad de varios dispositivos, para que funcione como si se tratara de tu propia nube particular. Con ello, es posible que sincronices las copias de seguridad en determinados archivos que se encuentren en varios dispositivos, pudiendo tener acceso desde cualquiera de ellos.

servidor-NAS-3

Descargas P2P

Ciertos modelos de NAS poseen clientes de torrent o derivados de eMule, de forma que es posible que los uses para poder descargar archivos. Es el mismo procedimiento que podrías hacer con tu computadora, pero con la diferencia de que sólo se requerirá que envíes las descargas directamente a los discos duros del NAS, que por supuesto va a tener mayor capacidad de almacenamiento que tu computadora, lo que te va a permitir poder efectuar un mayor volumen de descargas.

Centro Multimedia

Los importantes NAS pueden contar con aplicaciones como Plex, que son las que permiten convertir el dispositivo de almacenamiento en un centro multimedia. Gracias a la manera en que funcionan estas aplicaciones, es posible que reproduzcas el contenido que tengas guardado en tus discos duros en un televisor u otra clase de dispositivo de reproducción, lo que te permitiría tener tu propio servicio de streaming.

Servidor web

Igualmente tendrás la opción de alojar un servidor al que puedes subir una web, para lo cual puedes emplear tecnologías como PHP o SQL, que te van a permitir subir aquella que facilite esta clase de servicios. Como un NAS se va a encontrar permanentemente encendido, la web va a estar operativa junto a él, así que no vas a tener que gastar más dinero en servidores propiedades de terceros.

Servidor FTP para compartir archivos

La configuración de FTP que es posible que añadas a un NAS te va a permitir compartir carpetas concretas con ciertos usuarios, o permitir que se pueda ingresar de forma anónima a ellas.

Tu propio VPN

Existen algunos NAS que poseen aplicaciones que te van a permitir tener una VPN o red privada virtual. Con un cliente VPN vas a estar en capacidad, por ejemplo, conectarte como si se tratara de que estuvieras en otro país o te va a permitir enmascarar la IP de tu computadora para que tu navegación pueda ser más privada.

¿Qué debes revisar cuando vas a comprar un NAS?

Si con todo lo que te hemos contado, te hemos convencido para que compres un NAS, hay algunos elementos que debes tener en cuenta y revisar, que van desde las particularidades de su procesador y memoria RAM hasta la cantidad de puertos que posee, sin dejar de lado su sistema operativo, o si viene con discos duros incluidos o tienes que adquirirlos aparte. Por esas razones, te dejamos aquí algunos datos sobre varios de los elementos que tienes que tener muy en cuenta al momento de seleccionar la NAS que vayas a comprar.

El Procesador y Memoria RAM del propio NAS

Tienes que pensar que un NAS sigue siendo una computadora, por lo que es relevante que tengas en consideración las características de su procesador y de su memoria RAM. No vas a requerir tanto como una computadora con la que vas a desarrollar juegos, esto es cierto, pero resulta primordial seleccionar un NAS que posea un procesador que sea lo suficientemente potente como para que realice las actividades para las cuales lo adquirimos sin inconvenientes, así como una memoria RAM que sea lo suficientemente robusta para que le añada la velocidad que se requiera y se pueda evitar que trabaje un poco lento.

Por lo que respecta al mínimo de memoria RAM y del procesador que es deseable que compres, ello va a depender directamente del tipo de uso en el que lo vayas a emplear. De manera que si sólo lo deseas para almacenar y administrar copias de seguridad desde tu propia computadora, no vas a necesitar tener que poner mucha atención a estos detalles, debido a que los NAS siempre van a venir con lo mínimo necesario para ello incluido.

Pero, en caso de que lo vayas a emplear para reproducir contenido en tu hogar u oficina o administrar los archivos de manera remota, entonces vas a requerir de un NAS que tenga una mayor potencia.

Lo que podemos decirte, de manera general, es que para utilizar normalmente un NAS como dispositivo multimedia, que sea capaz de reproducir contenido en HD, lo que se requiere simplemente es 1 GB de RAM. Pero, en caso de que vayas a emplear únicamente como reproductor, y en particular, si entre tus planes se encuentra pasar contenidos con grandes resoluciones de vídeo, entonces lo más probable es que debas buscar directamente un NAS que tenga como mínimo 2 GB de memoria RAM.

servidor-NAS-4

Cantidad de puertos y de Almacenamiento total

Otro aspecto que debes tener en cuenta es la capacidad de almacenamiento de la que quieres disponer, porque ella va a constituir el límite del dispositivo, así que se trata de un aspecto que es muy relevante, y por ello, antes de adquirir un NAS tienes que pensar la función para la cual lo vas a destinar, la cantidad de archivos que es posible que puedas acumular y cuánto va a ser el espacio que se va a ocupar.

Es bueno que sepas que a cada NAS se le puede añadir un almacenamiento máximo en discos duros, como 2 TB, 4TB, 8 TB, 16 TB, 32 TB, así que piensa bien en lo que vas a necesitar y en cuanta es la inversión que puedes hacer.

A las ranuras que tiene el NAS para los discos duros se les llama bahías, y también es importante decidir cuántas quieres tener. Para usuarios domésticos convencionales suele haber modelos de una y dos bahías, aunque también hay dispositivos más avanzados con más de ellas. Aquí piensa en cuantos más discos duros más capacidad de almacenamiento tendrás, pero también necesitarás aumentar las especificaciones como el procesador y la RAM.

Por lo tanto, para elegir bien, tienes que preguntarte cuánto almacenamiento total necesitas tener y cuántos discos duros vas a necesitar para conseguirlo. Igualmente debes pensar si te vas a conformar con adicionar capacidad de almacenamiento de estos discos o si lo que deseas es que uno de ellos haga la función de espejo, que es elaborar una copia de seguridad extra. Y por último, al momento de valorar el costo, observa si el NAS que vas a adquirir posee discos duros incluidos o si necesitas comprar otros por separado.

Sistema Operativo y Aplicaciones Disponibles

De forma general, cada fabricante dispone de su propio sistema operativo para sus NAS, por lo tanto la interfaz y la experiencia que puedas tener al momento de movilizarte por los menús que posean y sus configuraciones van a depender, en gran medida, del fabricante de la marca por la que te hayas decantado.

servidor-NAS-5

Es bueno que sepas que en estos aspectos, existen marcas que se inclinan más por la versatilidad de un buen sistema de aplicaciones, pero hay otros fabricantes que se limitan a simplificar al máximo la experiencia para que cualquier usuario pueda utilizar su producto.

Lo que debes hacer en este caso, es lo mismo que te hemos recomendado antes con los demás elementos, piensa en el uso que le vas a dar al NAS y luego procede a informarte de lo que cada fabricante te puede ofrecer, que realmente te brinde la opción de realizar todo aquello que deseas y de qué manera lo hacen. Un ejemplo de ello sería que, si deseas hacer de reproductor multimedia con aplicaciones como Plex, es necesario que revises si el NAS que vas a adquirir posee esa aplicación.

Por ello, lo que te recomendamos es que pienses muy bien qué es lo que quieres, p qué es lo que necesitas para realizar la actividad que deseas realizar, para ello lo que debes hacer es ingresar en las páginas de fabricantes como Synology, WD o QNAP, para que observes las aplicaciones que se encuentran disponibles, y a partir de la observación, tendrás que elegir cuáles son las aplicaciones que se ajustan a lo que quieres hacer, en base a lo cual debes tomar tu decisión.

La importancia de los Discos que vayas a instalar

Otro aspecto que es muy relevante, de nada sirve que tengas un NAS que sea muy potente, incluso el más poderoso que existe en el mercado si resulta que los discos que posee en su interior no rinden a la medida. Recuerda que algunos NAS ya traen incorporados directamente los discos duros en su interior, pero ciertamente en la mayoría de los casos vas a tener que ser tú quien los compre de forma adicional. Por ello es esencial que te fijes no sólo en la capacidad que posean sino que también hay que revisar la velocidad de lectura y escritura.

servidor-NAS-6

En el mercado tecnológico de la actualidad, que cambia constantemente por lo que tienes que revisar nuevamente la información en caso de que haya transcurrido algún tiempo desde la última vez que buscaste información, quien es el fabricante que se encuentra ofreciendo a ese momento los mejores discos duros para dispositivos NAS, por nuestra parte, te recomendamos que revises la marca Western Digital con su gama Red. Son discos duros preparados para rendir al máximo, con las mejores prestaciones, para dispositivos NAS, y seguramente esa va a ser la mejor elección. Pero aun así, siempre te vamos a recomendar que te informes sobre los distintos modelos de cada fabricante.

Ya sólo te queda encontrar uno a tu gusto

Y si luego de haber leído este post decides adquirir un servidor NAS, lo que tienes que hacer es adquirir uno que se encuentre dentro de tu presupuesto y tus necesidades. Para ello, debes tener muy en consideración todos los elementos de los que te hemos hablado en las secciones anteriores, incluyendo el hecho de que si el que más te gusta no tiene discos duros integrados vas a tener que adquirirlos aparte y eso se va a sumar a lo que tendrás que gastar para poner en funcionamiento tu Servidor NAS.

Para que puedas encontrar uno que te sirva para los propósitos que tienes, igualmente te aconsejamos que leas las guías de compra que se pueden encontrar en internet y una vez que te hayas hecho con las especificaciones de las marcas que te interesan, entonces puedes buscar también ofertas en línea, revisando particularmente los productos de las marcas como Synology, Western Digital o Netgear.

servidor-NAS-7

Si te ha gustado este artículo, es probable que también quieras leer: