Una impresora es un equipo con el cual se pueden imprimir textos o imágenes sobre papel u otro medio físico. Las impresoras más modernas operan con tecnologías que utilizan cartuchos o tóners de tinta u otros sistemas más sofisticados. El documento que se desea imprimir es recibido regularmente desde una computadora u otro dispositivo conectado por cable o de forma inalámbrica. Entérate mucho más de los Tipos de Impresoras al continuar esta lectura.

Tipos de impresoras

Tipos de Impresoras por Forma de Impresión

En la actualidad existe una abundante disponibilidad de impresoras que suele variar mucho en cuanto a tipos, formatos, marcas y costos. Más importante qué el tipo de impresora a escoger (que usualmente se reduce a inyección de tinta o láser) a cualquier comprador promedio le es más difícil inclinarse por una u otra que obtener una licenciatura. ¿Es mejor decidirse por una láser si mi oficina es pequeña o no vale la pena la diferencia de precio? ¿Cuál marca es superior? ¿Cómo obtengo la mejor calidad sin tener que endeudarme?.

Y, si deseo imprimir carteles para el negocio, ¿Cómo logró imprimir cosas de mayor tamaño? En la actualidad, se define como impresora a todo aparato periférico que suele conectarse a una computadora (ordenador) o a una red de ellas por medio de cables o conexión inalámbrica, y con la cual se logra imprimir sobre papel u otros materiales los textos o imágenes a ella enviadas. A través de toda su historia, las impresoras han cambiado mucho y de forma muy rápida.

En este artículo nos referimos a las tipologías de impresoras mayormente utilizadas en el mercado actual. Para comenzar, casi todo el mundo ha visto una impresora, pero sus características han variado una enormidad desde sus prototipos iniciales hasta los modelos más vanguardistas del presente. Variaciones que no solo corresponden a rapidez y calidad sino a la forma en que se conectan y las aplicaciones empleadas para realizar las impresiones.

Pese a que ahondaremos algo más sobre los modelos antiguos más adelante, la casi totalidad de las impresoras de la actualidad se conectan al computador, o a una red de ellos, teléfonos celulares, tabletas, etc., por medio de cables USB o de tipo Ethernet o conexión inalámbrica (WiFi). La calidad igualmente se ha incrementado de forma vertiginosa desde la época de aquellas desacreditadas, si bien de gran utilidad en su tiempo, impresoras de matrices, y pese a que el tiempo de impresión continua siendo una contrariedad en ciertos modelos, en otros el fluir de páginas es casi incesante.

En base a tales parámetros (antigüedad, calidad resultante, rapidez, costo, atributos especiales, etc.) les compartiremos un listado de tipos de impresoras en el que, indudablemente, podrás conseguir la que más se adapte a tus necesidades o al menos (en el caso de las más antiguas) podrás conocer datos curiosos. Para tal fin, tomaremos como base las clasificaciones de impresoras más usuales, que consideran características como la escala de colores imprimibles, la clase de conexión, el número de páginas imprimibles por minuto y la tecnología empleada para lograrlo.

Tipos de impresoras

Impresora de Inyección de Tinta

El primer formato de impresión a considerar es el de la impresora de inyección de tinta. Por medio de este modelo es posible imprimir usando uno o varios cartuchos de tinta de colores distintos, que regularmente son pigmentos empleados en la impresión offset, llegándose a garantizar con ellos una excelente calidad de impresión. El formato de inyección de tinta es el modelo más extendido hoy en día, y del que, con seguridad, todos tenemos al menos uno en casa.

Igualmente a estas impresoras se les conocen como inkjet, y son indudablemente las reinas de la impresión a la fecha ya que son las que más se adaptan a un usuario doméstico. Las dos más grandes fortalezas por las que se han impuesto  son su incuestionable calidad de impresión y particularmente por su bajo precio. La tecnología detrás de estos equipos se basa en la inyección de pigmentos de tinta de tamaño diminuto por medio de unos inyectores, que pueden encontrarse localizados en los diferentes cartuchos de tinta o de forma directa en la misma impresora.

De acuerdo a la resolución de la imagen que se envía y a la calidad que pueda brindar la impresora, pueden lograrse resultados de calidad fotográfica a un costo inicial irrisorio. No obstante, si bien el precio de adquisición de estas máquinas suele ser considerable, su operación por un lapso muy prolongado puede también significar una gran erogación monetaria. Resulta que el costo de cada cartucho de tinta suele no ser muy asequible para muchos, tanto así que en ciertos lugares se les llama “sangre de unicornio”, y cuando se extiende la utilización de este tipo de  impresoras tu bolsillo puede resentirse.

El empleo de cartuchos no originales (por ello más baratos) pero cuya tinta es de calidad o el montaje de un sistema CISS de inyección constante de tinta pueden ser de gran ayuda en tales situaciones. Y pese a que en numerosas ocasiones la misma impresora es más económica que un juego completo de recambio de cartuchos, la solución no es adquirir una nueva impresora en cada oportunidad que debas cambiar la tinta. Debes tener presente que los cartuchos que son proporcionados con la impresora suelen tener mucha menor cantidad de tinta por lo que se agotan con mayor rapidez.

Impresora Láser

Pese a que ha sido en fecha reciente que el precio de las impresoras laser se ha reducido de forma notable, no deja de ser cierto que se sitúan por delante del modelo previo. Se debe reconocer como una de sus fortalezas la velocidad de impresión, al igual que la calidad de la impresión obtenida. Son dos razones de peso que hacen que sean utilizadas de forma muy amplia. La impresora láser es un modelo que desarrolló una rápida popularidad y es la predilecta de los entornos empresariales.

Tipos de impresoras

Mostrando una extraordinaria calidad igualmente en sus impresiones, el modelo laser vence abiertamente a su similar de inyección de tinta por dos grandes razones: la impactante velocidad de impresión con que cuenta y el ínfimo costo de cada página impresa toda vez hecho el pago de adquisición. Y es que justamente esa es la mayor traba que presenta una impresora láser, pese a que cada vez es más accesible, su compra implica un desembolso inicial bastante considerable.

Una elevada cantidad de impresiones viene a compensar, sobradamente, el precio de compra de una impresora laser, muy por debajo a las de las inkjet, pero aún con ello no basta para superar lo que sufriría la cuenta bancaria de una persona común. Por tal circunstancia sus usuarios frecuentes no suelen ser los domésticos (pese a que con el notable descenso de precios su número se ha ido incrementando), pero sí son ampliamente utilizadas en ambientes de oficinas y empresariales.

Así como los modelos más enormes utilizados en empresas, con capacidad de imprimir una cantidad descomunal de hojas por minuto de forma incesante, existen impresoras más pequeñas y modestas, utilizadas particularmente por las pequeños y medianos negocios, siendo ambas de un valor inconmensurable si la cantidad de impresiones va a ser relativamente regular o elevado.

En vista de que su tecnología no se fundamenta en la mera impresión de tinta sino más bien en el «pegado», en virtud de la magnetización del polvo negro que contienen sus tóneres y merced a la mayor capacidad de estos al comparárseles con un cartucho de tinta normal, pueden tener un duración mucho más prolongada que la de sus semejantes de tinta.

Obviamente, el dinamismo de un ambiente de oficina en el cual el tiempo es oro, hace que estos equipos sean sumamente apreciados, particularmente por los jefes. Cualquier empleado, con seguridad, no tendría tiempo para tomarse un café al tanto se imprime un memorando en una laser, mientras que en una de inyección tardaría diez veces más tiempo en imprimir. Ventajas y contrariedades del avance científico.

Tipos de impresoras

Plóter

Otro de los equipos impresores de gran relevancia son los plóters. Es un tipo de tecnología muy empleada para desarrollar proyectos de publicidad como cartelería comercial y propagandística en formatos enormes, básicamente. Es un dispositivo que posibilita al usuario ejecutar proyectos de impresión de gran dimensión. Estas máquinas operan con tecnología de inyección de tinta, algo con lo que consiguen proporcionar calidad y flexibilidad a la impresión.

Hasta ahora hemos visto las dos clases de impresoras más usadas por el usuario común, tanto en su modelo doméstico como el empresarial. Empero ¿y en los casos en los que se necesita de una impresión fuera de lo común? Las dos clases de impresora ya señaladas están diseñadas para imprimir en tamaño DIN-A4 o inclusive en ciertos modelos (particularmente láser) en DIN-A3. ¿Y si deseamos hacerlo en tamaño DIN-A2 o en DIN-A1? ¿Y si lo que buscamos es imprimir algo inclusive de mayor envergadura?

Para ello requerimos de un plóter (del inglés plotter, trazador), que es esencialmente una impresora de inyección de tinta de tamaño industrial, diseñadas y empleadas para desarrollar proyectos de impresión de formato amplio como cartelería comercial o publicidad de grandes dimensiones. Igualmente son utilizadas para la impresión de toda clase de pósteres, carteles de espectáculos y de forma general para todo aquello que es muy grande para las impresoras convencionales.

Obviamente, tanto por su costo como por su volumen y prestaciones, una impresora plóter solo está diseñada para personas o empresas dedicadas al negocio de la impresión comercial. Para quienes trabajan en dicho sector es una herramienta imprescindible.

Impresora Matricial

Estas son las abuelas de las impresoras del presente, nuestras fieles, pese a que no muy añoradas, impresoras matriciales, igualmente denominadas de matriz de puntos. Este equipo basa su tecnología en el principio del calcado, con el cual se busca producir la  impresión de un punto en el papel que se encuentra detrás de la cinta entintada. Es un equipo muy tradicional, que casi nadie utiliza hoy en día. Este tipo de impresora imprime (o no) un punto en cada área de una hoja ya dispuesta para ello. Un conjunto de puntos impresos de forma predeterminada vienen a conformar un carácter específico.

Tipos de impresoras

Con este método se tenía una muy burda impresión en monocromo, ya que la cantidad de puntos por hoja era muy limitada. La forma de conectarse a la máquina escogida era por medio de un puerto de impresora exclusivo para ello. Y empleamos la palabra máquina ya que los PC o computadores personales aún se encontraban en pañales y era más usual ver a las impresoras conectadas de forma directa a equipos servidores IBM, a terminales de usuario o en hogares a los equipos personales de dicho tiempo: Spectrum, Amstrad, Commodore, Macintosh, etc.

¿Resolución? Ese término no existía en el tiempo de nuestras añejas amigas, pero para lo que se empleaban en dicha época eran de gran utilidad: impresiones de prolongados textos, contabilidad de empresas o programas en los lenguajes característicos de entonces (COBOL, PASCAL, etc.). Regularmente se les alimentaba con hojas de papel continuo que se iban plegando sobre sí mismas toda vez que se imprimían y eran luego almacenadas para su revisión. Generaban, adicionalmente, un ruidoso matraqueo incesante, resultado de su método de impresión.

Impresoras de Margarita

Las impresoras del tipo margarita contaban con un disco con letras y números troquelados parecido a dicha flor y del cual justamente proviene su nombre. Su primordial finalidad era la de recibir señales desde un computador para imprimirla en un medio físico o material por medio de un martillo que empujaba los troqueles sobre una cinta entintada plasmando así sobre el papel el carácter seleccionado.

Pese a que ya no son fabricadas, la celebridad con que contaban en su tiempo estas impresoras se debía a la calidad de la impresión que era de muy elevado nivel, aunque con ellas no era posible representar gráficos. Tal era su utilidad y eficiencia a la hora de imprimir textos que fueron conocidas como “impresoras de calidad de carta”. Los caracteres en ella troquelados, que parecían una flor de margarita, se situaban en las puntas de cada una de las partes semejantes a los “pétalos”, y que, al ser golpeadas por un pequeño mazo, sobresalían de su posición natural impactando la cinta, con lo cual se logra imprimir el carácter escogido.

No obstante fueron de gran uso a lo largo de la década de los 1980, en la actualidad se encuentran fuera de actividad, primordialmente porque únicamente podían reproducir textos, ya que eran incapaces de imprimir gráficos. Adicionalmente, otra de sus más importantes limitaciones era que únicamente era posible cambiar la fuente al sustituir todo el disco, lo cual era algo sumamente complicado e incómodo para la mayor parte de los usuarios.

Tipos de impresoras

Aún así, antes de que salieran a la luz equipos más sofisticados existía la probabilidad de superar las limitantes de estos aparatos en ciertos casos. De igual manera, era suficiente con configurarlos de forma correcta para lograr imprimir una imagen punto a punto con una resolución de unos 120 puntos por pulgada.

Tipos de Impresoras de Margarita

  • Libres de impacto: Fueron los dispositivos más innovadores de esta serie ya que no requerían impactar contra la hoja puesto que los caracteres se lograban imprimir en ella gracias a unos pequeños chorros de tinta, o por medio del deslizamiento de la hoja por debajo de un elemento semejante a un cilindro.
  • De impacto: Este método era muy similar al utilizado por las máquinas de escribir. Teóricamente operaban a presión con lo que se lograba una impresión lo bastante satisfactoria como para continuar repitiendo el proceso en cada ocasión que se requería imprimir letras o textos sobre una superficie plana.

Impresoras de Sublimación

Se denomina impresora de sublimación a aquel equipo que, por medio del calor, traspasa la tinta a un medio físico utilizando una cinta que cuenta con los 4 colores básicos , a los que se conoce en inglés, como CMYK, en referencia a las tonalidades: Cyan, Magenta, Yellow y Key (Cian, Magenta, Amarillo y Negro). Este tipo de impresoras producen acabados de gran brillantez y de nivel profesional.

Se les puede reconocer con facilidad puesto que deben contar una área de impresión como papeles especiales, tela (poliéster), tarjetas plásticas, y demás. El método de impresión implica calentar la tinta para inducir su pase del estado sólido al gaseoso, obviando el estado líquido. Esto es, cuando la sublimación se ejerce sobre un tejido, el efecto del calor posibilita que se abran los orificios del poliéster para que se alcance la inyección del gas a una elevada temperatura. Después, al enfriarse los orificios, y por lo tanto cerrarse, es cuando termina la tinta por fijarse de forma correcta al material.

Este proceso es sumamente eficiente y de hecho permite que la sublimación soporte los rayos ultra violeta, el agua y demás líquidos. A este método igualmente se le conoce como impresión de difusión de tinta o de transferencia por calor y ha confirmado dar resultados formidables, por lo que no extraña que desde que estos equipos estuvieron disponibles sigan dominado su sector de mercado.

En la actualidad se les utiliza primordialmente porque ampliaron su capacidad al poder imprimir más de un único color e igualmente debido a que la calidad de lo obtenido es bastante superior. Sus áreas de empleo pueden ser tan variadas como lo permita tu imaginación: desde el sector de la fotografía profesional, como en educación, publicidad o doméstico, de forma tal que su demanda es cada vez mayor.

En resumen, son muy eficaces en cuanto al logro de imágenes de muy elevada calidad y por ello son las mejores a la hora de la impresión de materiales como encartes, revistas o fotografías. Su utilización para dichos fines conlleva que el papel empleado para tales impresiones sea de características brillantes y especiales, que usualmente es más costoso que una hoja carta típica o el papel mucho más asequible que se usa en las impresoras de inyección de tinta.

¿Cómo Funcionan?

Esta clase de impresoras utilizan una cinta con los 4 colores ya citados que se distribuyen a su largo por medio de la creación de franjas. Gracias a este simple sistema se posibilita obtener una apropiada sublimación pese a que los costos asociados resulten más elevados. De hecho, los costos por copia tienden a elevarse por la utilización de tinta, lo cual, al mismo tiempo, suele retrasar el proceso de impresión. Esto no ocurre con los modelos láser, por ejemplo, y por lo tanto usualmente se afirma por ello que demuestran mayor eficiencia y utilidad en la mayor parte de los casos.

Pese a lo anterior, lo cierto es que quienes requieran de impresiones de muy elevado perfil deben olvidarse de lo que invertirán, y de hacerlo, no se desencantarán de ello. Se obtienen imágenes brillantes, de elevado contraste, con realce positivo de los tonos fríos y un leve desenfoque que cautiva hasta al aficionado más detallista.

Tipos de impresoras

En lo referente a la sublimación en sí, es suficiente con señalar que no es más que un método de impresión de objetos que suele favorecer la personalización. El resultado es obtenido en un lapso de tiempo bastante breve, que mayormente no supera los 5 minutos, siendo su ventaja más resaltante la gran variedad de materiales que se pueden  sublimar: madera, cerámica, vidrio, tejido, metal, plástico y unas dos centenas más.

El método consiste en que la tinta pasa de la cinta al objeto mediante un proceso de transferencia de calor emitido por una plancha. Cuando se trata de la impresión por sublimación sobre textiles, básicamente poliéster, la tinta es introducida en la tela de tal modo que al usuario le es sumamente difícil desconocer que la impresión fue producto de este tipo de impresión.

Aún así, los resultados que brinda esta clase de impresoras suelen tener uno que otro crítico, que basan sus opiniones en que no es admitido el uso de tejidos de algodón ni la elección de objetos que no sean de color blanco, salvo que la imagen a imprimir disponga de un fondo negro.

Ventajas

Estas máquinas son de gran utilidad y brindan resultados maravillosos, pero sus bondades no acaban allí. A continuación les dejamos una serie de sus otras ventajas:

1.- Las impresiones obtenidas son 100% perdurables. Tanto así que los sublimados en tejidos son completamente resistentes al lavado y secado continuo, al tanto que los objetos de cerámica como tazas pueden perdurar años siendo  sometidas a jabones y agua sin pérdida de color o calidad.

Tipos de impresoras

2.- Las impresoras más recientemente fabricadas emplean una tecnología “fría” para conseguir la proyección de la tinta sobre el papel y para tal fin disponen de un cabezal de cristal bastante minúsculo que despide vibraciones cuando se le estimula por medio de una carga eléctrica, lográndose así una impresión merecedora de una portada de revista.

3.- Sus consumibles pueden remplazarse fácilmente. En efecto, este tipo de impresoras usualmente utilizan un juego de depósitos de tinta a los cuales se les puede rellenar de manera muy simple. A este se le conoce como Sistema Continuo de Suplemento de Tinta, el cual puede ser instalado con facilidad en la impresora. Su mayor ventaja es la posibilidad de controlar los niveles de tinta al instante, con lo cual se puede conocer exactamente cuándo deben ser recargados los cartuchos para poder mantener la operatividad de la máquina.

4.- Ayudan a favorecer el ahorro, ya que la prolongada vida de sus cartuchos de tinta es completamente beneficiosa en lo referente a las finanzas, de manera tal que el usuario no se verá obligado a invertir en ello a cada momento y por lo tanto los costos se podrían mantener estables, al menos en un 50%.

5.- Son de suma practicidad y funcionalidad. Admiten formatos de hojas sueltas A4 o rollos de 84 centímetros de amplitud para lograr impresiones en A0, siendo esta particularidad muy favorable para todos aquellos que requieran impresiones de estas dimensiones y con resultados impecables.

6.- No perjudican al medio ambiente, siendo esta ventaja muy llamativa para los amantes de la naturaleza y la preservación del entorno. Se les califica de ser responsables con el planeta tierra ya que las tintas son a base de agua y que adicionalmente sus cartuchos son totalmente reciclables.

7.- La impresión resultante es extraordinaria ya que el área impresa se muestra verdaderamente suave, revelándose como casi imperceptible para el usuario a la hora de tocarla o palparla. Esto se debe a que en las impresiones por sublimación suele aplicarse una cantidad de tinta distinta en cada punto de la superficie de impresión para lograr un mayor o menor brillo, de acuerdo a lo que requiera el acabado.

En conclusión, a las impresoras por sublimación se les considera como líderes de los sectores de publicidad, editorial y fotográfico, esencialmente debido a que su técnica de impresión, la cual no contempla separación de colores sino que los mezcla en un mismo punto, proporciona a la impresión de un realismo casi mágico que no es obtenible ni con otros métodos o máquinas. Sumado a ello, la brillantez de las imágenes resultantes es de tan elevada calidad que todo usuario termina admirándolas y contemplándolas como si fuesen obras de artes, lo cual es simplemente fantástico.

Tipos de Impresoras por Función

Cuando una impresora de destina a un función particular suele ser reconocida por ello y no por otra cualidades que le sean propias. Por ello la siguiente clasificación de impresoras de acuerdo a las actividades a las que son dedicadas:

Impresoras Multifunción

Se denomina como impresora multifunción a aquellas máquinas que usualmente incorporan, en un mismo equipo, al menos tres o cuatro funciones que era ejecutadas por otros tantos dispositivos individuales. Son equipos que no solo imprimen, sino que operan como escáner, con lo cual pueden tomar imágenes de documentos, además sirven para el fotocopiado y ciertos modelos pueden operar como fax.

Impresoras Dúplex

Como lo podrás imaginar, el primordial propósito de una impresora dúplex es la impresión, empero ¿Qué quiere decir que sea dúplex? ¡Simple! Que cuenta con la opción de imprimir por las dos caras de la hoja de papel. Regularmente se suele pensar que esto se puede lograr con cualquier impresora y, esencialmente, ello es cierto. Pero la ventaja de una impresora dúplex o de doble cara es que no necesitas estar atento a que el equipo acabe de imprimir en la primera cara de una hoja de papel, para tu luego voltearla y colocarla de nuevo a la inversa, en la bandeja de alimentación del equipo.

Lo que ello significa, es que dicho proceso se da en una impresora dúplex de modo automático, sin tu participación. Este tipo de equipo dispone en su interior de una unidad o alimentador especial de papel que es el responsable de dar la vuelta a la hoja toda vez que ya haya terminado de imprimir la primera cara. Tal sistema funciona en conjunción con un programa que permite la opción y, mediante la cual, el computador ordena la impresión por las dos caras del papel. Numerosas impresoras vienen con la unidad dúplex ya incorporada, aún así es posible comprar una que puede ser adaptada a equipos más simples.

Ventajas y Desventajas

Ya explicado cómo funcionan las impresoras dúplex, a continuación te reseñaremos algunos de los beneficios o ventajas de comprar uno de estos modelos:

  • Economizaremos tiempo de impresión ya que el proceso ocurre de modo automático
  • Se aminoran los costos de impresión ya que se utiliza una menor cantidad de papel
  • Los archivos impresos son menos voluminosos y ocupan un menor espacio
  • Contribuimos con el cuidado medioambiental

No obstante, y como se podía esperar, igualmente se deben reconocer ciertas desventajas que es importante compartir:

  • En modelos de inyección de tinta: El papel tiende a arrugarse luego de imprimir la segunda cara ya que no tiene la capacidad de absorber la tinta de forma apropiada por ambas caras.
  • En modelos láser: La segunda cara de impresión suele mostrar mucha mayor claridad que la primera.

Se debe recordar que la mayor parte de estos “errores” o inconvenientes suelen manifestarse en modelos antiguos de impresoras, ya que los más recientes son completamente capaces de brindar impresiones a doble cara de modo automático y de excelente calidad.

Y si lo que buscas es economizar papel y no contribuir a dañar al medio ambiente, debes asegurarte inicialmente de que tu equipo dúplex funciona de forma apropiada y tus impresiones resultan como lo esperabas. De lo contrario solo estarías malgastando material, encarecerías el costo de cada impresión e inclusive padecerías molestias no deseadas a la hora de la impresión de tus documentos.

Impresoras Fotográficas

Son equipos diseñados para la impresión de fotografías y hoy día se emplean variadas técnicas para lograrlo. Esto es, la selección de una u otra va a depender del terminado o acabado que se busca conseguir. De este modo es bastante probable que encuentres impresoras de inyección de tinta, láser a color y muchas otras. Las últimas citadas usualmente son más costosas que las otras que se puede adquirir, pero no deja de ser cierto es que su elevada calidad de impresión compensa la inversión realizada.

La utilización más inmediata de las impresoras fotográficas está relacionada con el sector de la fotografía profesional, pese a que hoy en día es muy frecuente que se emplee tal tecnología para producir trabajos que demanden un terminado superior. Es normal que se les dé un uso más personal a estos equipos a la hora de imprimir fotos familiares que luego serán enmarcadas, o darles una utilización más doméstica. Se ha de destacar que para que una impresión sea reconocida como fotográfica debe contar al menos con una resolución de 9.600 y 2.400 puntos por pulgada (ppp), además de ser impresa en el papel apropiado.

Ventajas

Estos equipos de impresión cuentan con características y funciones que hacen de ellas las favoritas de mucha gente y a continuación te compartimos las más importantes.

  • La calidad de este tipo de impresiones es tan estupenda que parece muy similar a la que se obtiene únicamente en un laboratorio fotográfico.
  • Son innovadoras y funcionales, ya que no solo se restringen a imprimir sobre el área o papel deseado, sino que igualmente incorporan botones con los cuales se puede mejorar la imagen ya que se pueden ajustar los valores del contraste, de la luminosidad, etc.
  • Aceptan un gran variedad de papeles; desde los de uso regular hasta los de mayor exclusividad como los que se venden bajo el sello de “calidad Premium”.
  • Sus consumibles suele durar mucho tiempo. Esto es de gran relevancia ya que algunas de estas máquinas tienen la capacidad de imprimir más de 500 fotografías en tamaño completo y de máxima resolución antes de agotarse.
  • Cuenta con una enorme versatilidad, ya que aceptan impresiones a distancia, con o sin computador, y muchas otras cualidades. Casi todas incorporar Bluetooth o conexión inalámbrica, de forma que las órdenes de impresión pueden originarse desde diversos dispositivos alternos.

Tipos de Impresoras por Conectividad

Debido al avance tecnológico, la conectividad inalámbrica es un aspecto que ha venido ganado cada vez mayor relevancia, logrando con ello que los cables y las complicaciones sean cosa del pasado. En la actualidad se pueden adquirir impresoras con las que puedes imprimir por medio de conexión Wifi, desde dispositivos tan habituales como los teléfonos móviles. Hay otros tipos de opciones de conectividad, como por ejemplo una impresora con Wifi Direct, con la cual te puedes ahorrar minutos valiosos, que puedes invertir en otras actividades más productivas.

Actualmente existe toda una gama de equipos que se sirven de diversas formas de conectividad, que no sólo se restringen a conexiones por medio de cables, sino también mediante alternativas más avanzadas, como: Wifi y Bluetooth. Básicamente se encuentran disponibles tres modalidades de dispositivos de acuerdo a su conectividad, aunque hay modelos que suelen conectarse por más de una de estas vías:

  • Las impresoras por cable o alámbricas
  • Las impresoras Wifi
  • Las impresoras Bluetooth

Impresoras por Cable

La mayor parte de las impresoras usualmente cuentan con opciones de conexión alámbrica o cableadas. Esencialmente hacemos alusión al cable con el que se conecta la impresora a la computadora. Al respecto hay varias modalidades de conexiones:

La Interfaz en Serie (Puerto COM o RS-232)

Este es el tipo de conexión alámbrica que se encuentra mayormente presente en las primeras impresoras, de hecho casi la totalidad de las impresoras matriciales disponen de este tipo de puerto. No obstante, actualmente ha sido reemplazado por el mundialmente reconocido puerto USB. De forma básica, mediante este puerto se lograba conectar la impresora al computador, mediante un cable con dos conectores con pequeños pines, regularmente unos 9 pines. En la actualidad son contadas las computadoras que aún cuentan con este tipo de puerto, así como ya no se construyen impresoras con esta clase de conexión.

La Interfaz de Puerto Paralelo (Centronics)

Una conexión más evolucionada que la anterior es la Centronics, que ya igualmente no se utiliza en la actualidad. Con ésta era posible una mayor transferencia de datos desde la computadora hasta la impresora. Pese a rebasar al puerto COM en volumen de datos trasmitidos, es sumamente difícil conseguir equipos que tengan disponible este tipo de puerto. Los dos puertos citados hasta ahora, esencialmente se utilizaban en épocas en las que aún no existían teléfonos móviles, ni puertos tan universales como el USB. Por los que ambos han resultado relegados y apenas se les tiene como curiosidades históricas de la tecnología.

El Popular y Famoso Puerto USB

La conexión USB o Universal Serial Bus es el puerto que todos conocemos y que seguramente se encuentra disponible en algún aparato que tengamos en casa. Hoy en día se emplea de forma masiva a nivel mundial para que las impresoras se conecten con las computadoras. Lo que es ignorado por muchos acerca del puerto USB o el bus universal en serie es que, este fue resultado de la idea de uniformar las conexiones hasta entonces existentes. Las más grandes empresas de tecnologías (Microsoft, IBM, COMPAQ, Intel, DEC, NEC y Nortel) se aliaron para la creación de dicho conector estándar.

Fue en el año 1966 cuando fue liberado el puerto USB, sin embargo, su uso no llega a extenderse sino después de  dos años, en 1998. Indudablemente, el puerto USB fue un invento genial que vino a facilitar la vida de muchos, ya que es veloz y posibilita una enorme transferencia de datos; un relevante avance en el entorno tecnológico. En la actualidad el puerto USB ha evolucionado ya que es muy diferente al que se creó en 1996.

Existen variedades de este puerto; no tanto en su configuración física, la cual se ha preservado a lo largo de los años, si más bien en sus cualidades inmateriales, como su velocidad. Se nos señala que los puertos USB 2.0, entre otras ventajas, son mucho más rápidos. Hoy día lo más usual es que cualquier impresora conectada mediante cables emplee este tipo de conector.

Igualmente, estos equipos suelen estar dotados de ranuras USB que te posibilitan imprimir desde pendrive o memorias USB de forma directa. Ello es sumamente ventajoso si no deseas encender tu computadora para descargar la información a imprimir. Con apenas introducir el lápiz de memoria y por medio de la pantalla de control de tu impresora puedes escoger el archivo que buscas imprimir; rápido, simple, intuitivo y a mano.

Interfaz Ethernet (Red)

Con seguridad este subtitulo te puede llevar a confusión, ¿Ethernet mejor que Wifi? Así es. Previo a esclarecer  dicha aseveración conozcamos más del puerto ethernet. Fundamentalmente este es un puerto que se emplea para conectarse a internet, y así como los anteriores necesita de cables para establecer la conexión. Regularmente el cable es conectado al puerto ethernet de la impresora y a un modem o un router que suministra el internet.

No cualquier impresora cuenta con conexión ethernet. ¿Por qué es más eficiente la conexión alámbrica a internet que el popular Wifi? Simplemente se debe a que existe una menor interferencia y se puede sacar provecho de la velocidad del ancho de banda. También, la información arriba de forma más rápida a los dispositivos envueltos.

Pese a que una conexión Wifi es sumamente ventajosa, ya que no necesita de cables, la velocidad y estabilidad no es igual que la de una conexión ethernet. Este es algo que se debe tener presente a la hora de adquirir impresoras; el ethernet es más veloz y estable. Este es la última de las más conocidas conexiones alámbricas o mediante cables de una impresora, en los siguientes párrafos nos referiremos a la conectividad inmaterial por medio de Wifi y Bluetooth.

Impresoras con Bluetooth

Antes que nada, vamos a hacer un preámbulo para describir lo que es la tecnología Bluetooth, para luego profundizar en su operatividad en impresoras y, particularmente, saber si te conviene.

¿Qué es el Bluetooth?

El Bluetooth es un tipo de conexión inalámbrica, esto es, carente de cables que posibilita la transmisión de información entre distintos equipos. Se pueden conectar teléfonos, computadoras, auriculares y otros dispositivos tecnológicos por medio de esta interfaz. Un detalle curioso del Bluetooth es que, su denominación no deriva del color azul (blue) o los dientes (tooth) como podría inferirse. Con dicho nombre se hace alusión al rey danés-noruego Harald Blåtand.

Este fue un rey que logro unificar las tribus noruegas, danesas y suecas para luego convertirlas al cristianismo. Esencialmente llevándolas a hablar un único lenguaje, lo mismo que se pudo conseguir con la tecnología Bluetooth; que diferentes dispositivos lograran comunicarse. El término Blåtand fue alterado en la traducción al inglés y, al hacer mención a este soberano se decía Harald Bluetooth.

Los símbolos que caracterizan al Bluetooth igualmente cuentan con un curioso origen, es la mezcla de dos runas celticas: Hagall y Berkana. Éstas hacen referencia a las iniciales del monarca Harald Blåtand. Jim Kardach fue quien inicialmente sugirió dicho nombre, ya que con este sistema se lograba que los teléfonos y computadoras se comunicarán entre sí, alcanzado a unificar distintos tipos de tecnologías. Y, lo que se podría traducir como diente azul, es solo un merecido homenaje a un rey que pudo lograr la comunicación entre diversas tribus.

¿Cómo Funcionan?

Una impresora que dispone de conectividad Bluetooth sólo puede ser conectada con el equipo deseado, por ejemplo un teléfono móvil. A veces se requiere de una clave de emparejamiento y listo. No obstante, es de gran importancia saber que el alcance del Bluetooth es limitado, regularmente la distancia entre dispositivos no debe superar los treinta pasos.

La conexión con impresoras a través de Bluetooth ha quedado algo rezagada a causa de la llegada del Wifi que, desde sus inicios, se ha posicionado como una alternativa de mayor velocidad y alcance. Hoy en día casi la totalidad de las impresoras que se elaboran vienen con conectividad Wifi, pero son pocas las que se conectan vía Bluetooth. En lo que sigue, nos adentraremos al tema de las impresoras Wifi y los motivos por los cuales se han colocado por delante de las que solo cuenta con tecnología Bluetooth.

Impresoras Wifi

Si algo deja claro el desarrollo de las impresoras es la integración de variadas alternativas de conectividad, más accesibles, intuitivas y veloces, como: el Wifi. Con el Wifi se le dice adiós a los cables, las computadoras y las complicaciones, únicamente basta con tu teléfono móvil para estar listos para imprimir.

Ventajas 

Una conexión por medio de Wifi te puede ofrecer un mayor número de ventajas de las que puedas esperar, entre ellas podemos señalar:

  1. Despídete de los cables, nada de enredos.
  2. Te posibilita imprimir desde tu teléfono móvil o tablet, sin requerir utilizar tu computadora o algún  dispositivo intermedio.
  3. Puedes ubicar la impresora alejada del computador o utilizarla con tu laptop desde muy lejos, de hecho te puede situar a centenares de metros y aún poder imprimir.

¿Es Mejor Bluetooth o Wifi?

Indudablemente, la impresora con la tecnología triunfante es la que cuenta con Wifi, ya que puedes enviar trabajos de impresión desde mucho más lejos que treinta pasos, sumado a que es una conexión mucho más veloz y estable.

¿Diferencias entre Wifi y Wifi Direct?

Con mucha probabilidad luego de leer reseñas o investigar sobre impresoras te has conseguido con los términos: Wifi y Wifi Direct. Esencialmente el vocablo Wifi Direct hace alusión a una modalidad de conectividad Wifi, que es algo más avanzada e intuitiva. Se diferencia en que ésta no requiere un punto de acceso para controlar la conexión o envío de los datos. Por medio de Wifi Direct los datos son enviados de forma directa al equipo receptor logrando hacerlo diez veces más rápido que mediante Bluetooth.

A pesar de ello, la conectividad por una conexión ethernet es de mucha mayor estabilidad y velocidad cuando se le compara con el popular Wifi. Se encuentran disponibles impresoras que traen incorporadas estas tres clases de conectividad, disponiendo, además, de puertos USB para la lectura de pendrives o memorias USB. En la actualidad existe una gran variedad de equipos de impresión con conexiones más intuitivas y accesibles.

Impresoras Monocromo

A las impresoras monocromo se les diseñó para la impresión de copias en masa de textos o imágenes unicolores, regularmente en negro, aunque asimismo es posible conseguir algunas con capacidad de producir impresiones en escala de grises. Son impresoras de tipo matricial, de forma que mayormente se les conoce como impresoras de matriz de puntos, fundamentalmente por su capacidad de producir trabajos en un único color.

Estas máquinas fueron muy usadas unas décadas atrás debido a que, entre otras bondades, tenían la capacidad de abaratar los costos de impresión. Igualmente, las impresiones en negro son bastante más económicas que las de color, lo cual es muy conveniente para quienes producen trabajos de esta clase, particularmente en oficinas, escuelas o similares.

Agregado a lo anterior, y de acuerdo a la impresora utilizada se puede obtener un acabado de excelente calidad a un precio muy razonable. Por ejemplo, de usarse una impresora monocromática láser se pueden producir impresiones o copias de elevada calidad y por un costo menor que si se produjesen con una impresora láser a color.

Las impresiones de planos igualmente se pueden realizar con estos dispositivos, básicamente porque será menos costoso producir las copias, en comparación con las impresoras de gran formato a color que suelen ser más costosas puesto que sus consumibles son bastante caros. En otras palabras, la escogencia entre una u otra va a depender de los requerimientos del comprador, más siempre es conveniente tener claro lo que se desea lograr para así comprar el dispositivo que mejor se adecue a sus requerimientos y presupuesto.

Las de tecnología más avanzada o novedosa son asequibles y brindan una impresión profesional. Su resolución se encuentra entre los 1200 x 1200 puntos por pulgada (ppp) y el acabado es bastante claro e impecable. La mayor parte de ellas pueden imprimir a doble cara y además disponen de conexiones o interfaces inalámbricas que permiten su uso compartido.

Esta última característica es sumamente ventajosa para ambientes como oficinas o espacios empresariales comunes ya que más de un usuario puede utilizar un equipo de forma simultánea sin afectar la actividad de los demás. De igual modo, en la actualidad es factible adquirir impresoras monocromo que puedan ser utilizadas por 1 o 30 personas al mismo tiempo y esto es bastante práctico y funcional en establecimientos educativos, bancarios, de negocios, y demás.

La rapidez de impresión es otro elemento que es de enorme interés para los compradores. No sería de gran utilidad adquirir una impresora que pueda ser manejada por más de una persona, pero que tome mucho tiempo para imprimir una hoja, ¿cierto? Es por esa razón que dicho tiempo se han ido disminuyendo cada vez más, y ya se pueden comprar impresoras que impriman a gran velocidad, promoviendo al mismo tiempo las impresiones mensuales de grandes volúmenes. Igualmente disponen de otras funcionalidades que cautivan a más de uno.

El que la mayor parte de estas impresoras sean eco amigables les otorga un valor adicional que incentiva la intención de compra de quienes suelen estar preocupados por el cuidado y la protección del medio ambiente. De manera tal que, las impresoras monocromo que utilizan tóneres ecológicos tienen todo a su favor y tienden a ser unos de los equipos de mayor demanda, aunque pueden resultar algo menos asequibles. Sin embargo, sus cualidades en pro del cuidado del ambiente y del planeta hacen de ellas una inversión valiosa para los más apasionados de la conservación ambiental.

Características y Ventajas

Si aún requieres de más motivos para darle tu aprobación a estos equipos, entonces debes seguir leyendo, ya que a continuación te compartimos otros de los atributos más relevantes de estas impresoras:

  • Reducidos costos de mantenimiento
  • Equipos compactos
  • Impresión fiable
  • Tecnología láser, en ciertos casos
  • Consumibles de enorme capacidad, lo cual extiende su vida útil y estimula el ahorro.
  • Disponen de funciones de valor agregado como la supervisión remota.
  • Disponen de conexiones móviles vía Wifi, Wifi Direct.
  • Cuentan con memoria de gran almacenamiento y un procesador sumamente veloz.
  • Disponen de una modalidad de ahorro energético y de tóner
  • Incorporan una pantalla LCD
  • La mayor parte de las impresoras monocromo disponen de una garantía de 1 año. Esto es bastante favorable y valorado por el comprador ya que se siente seguro y protegido en caso de que se surja alguna anormalidad.
  • Las impresoras monocromáticas láser operan con el movimiento de un haz de láser de avanzada tecnología lo cual hace de ellas unas de las más eficaces y solicitadas del mercado.
  • Algunas cuentan con una capacidad máxima de papel de unas 1.700 hojas.
  • Las más modernas tienen la capacidad de imprimir hasta 20.000 hojas al mes. Esto es un volumen bastante elevado si se le compara con otras impresoras matriciales.
  • Casi todas ellas incorporan un sistema de protección de datos. Esto quiere decir que los documentos y la data de mayor importancia se mantiene con el estatus de confidencial, impidiendo así que terceros puedan acceder a ella sin estar autorizados
  • Son de un elevado rendimiento.
  • Fomentan la productividad en los equipos de trabajo ya que operan a gran velocidad y con una eficacia superior.
  • Aceptan impresiones móviles provenientes de teléfonos inteligentes o tabletas.
  • Incorporan un teclado numérico que permite la colocación de códigos PIN.
  • Tienen compatibilidad con AirPrint de Apple, Cortaldo Workplace y ePrint de Microtech Corp.
  • Casi todas operan bajo sistemas operativos como Windows 7, Windows 7 x64, Windows Vista, Windows 8, Windows XP, Windows Server 2012, Windows Server 2008 R2, Windows Server 2008 x64, Windows Server, Windows Server 2003 x64, Windows Server, Mac OS X 10.4, Mac OS X 10.5, Mac OS X 10.6, OS X 10.7, OS X 10.8 y demás.
  • Admiten consumibles extras como una bandeja adicional de papel, un alimentador de mucha capacidad, un disco duro de gran capacidad, un procesador más rápido y cartuchos de poca o gran capacidad, de acuerdo a lo requerido.

Consejo de Lujo

Pese a que es verdad que hay numerosos modelos y series de impresoras disponibles en el mercado, no es posible  negar que son contadas las personas que conocen con propiedad cuáles son las que más duran o que se pueden recomendar. Son muchas las marcas que cuentan con buena reputación y que por lo tanto han obtenido la aceptación y recomendación de otros compradores.

Un sano consejo a la hora de la compra de una impresora es investigarla de forma profunda y hacer la comparación de sus precios y funcionalidades para así asegurar que la que finalmente compres se ajuste a tus requerimientos. Con unos cuantos de clics puedes obtener información especializada sobre cada uno de estos equipos, sus precios y hasta sus detalles técnicos más mínimos.

Otro consejo sumamente valioso es la revisión de las reseñas que aportan otros compradores para así obtener una apreciación genuina de lo que estas impresoras ofrecen. Ten presente que las plataformas de comercio electrónico disponen de una opción de comentarios y calificaciones para que todo aquel interesado en estos equipos deje expresa su opinión sobre ellos, así que es bastante sensato considerarlos.

Impresora con Tinta que se Borra

Si te encanta pensar en verde, eres de los que con seguridad no les parece nada normal saber de la cantidad de documentos que se imprimen en cualquier oficina y cuyo destino es un uso y una vida muy breve. En la misma línea, agradeces la existencia de aquellas impresoras que imprimen en tóner borrable, ya que se pueden recuperar todos esas hojas de papel y dejarlas prestos para poder imprimir sobre ellas de nuevo.

Tipos de Impresoras por Características

Una impresora suele distinguirse no solo por su tecnología de impresión, su función o su conectividad sino por una serie de características técnicas que son de importancia a la hora de obtención de resultados. He aquí algunas de ellas.

Velocidad de Impresión

La velocidad a la que imprime una impresora, es la capacidad límite con que cuenta dicho equipo para ejecutar su tarea a una máxima velocidad, lo cual se mide en páginas por minuto (PPM)

Velocidad de Impresión = Cantidad de páginas impresas / Minutos que demora en ejecutar la impresión

Anteriormente se calculaba la velocidad de impresión de acuerdo a la cantidad de caracteres que se imprimían por segundo (CPS) o cantidad de líneas por minuto (IPM). Tras la estandarización del ISO/IEC 24734 todos los más importantes fabricantes de impresoras determinan la velocidad de impresión por página de acuerdo a una misma serie de parámetros.

Al momento de escoger una impresora, indudablemente, se debe valorar la rapidez de impresión que promete, empero tal vez no conozcas que dicha cantidad de páginas impresas por minuto no se determina de cualquier modo, sino que se estima de acuerdo a un método de medición que sigue la normativa ISO/IEC 24734. La rapidez de impresión puede verse afectada por numerosos factores, como la aplicación o programa que se use, el tipo de interfaz con la impresora, la clase de documento y su complejidad, el sistema operativo y otros más.

Por tal circunstancia, en 2009, la industria resolvió aprobar dicha normativa ISO que proporciona a los compradores la posibilidad de comparar las velocidades entre diferentes impresoras y marcas de un modo fiable. ISO/IEC 24734 es un esquema de medición que emplea diversos archivos de prueba, distintos programas informáticos y establece las características de la impresión en papel regular y en forma predeterminada, tanto para impresoras en blanco y negro como a color y en máquinas de una sola o múltiples funciones, así como para equipos láser o de inyección de tinta.

Para efectuar las pruebas, la impresora ha de estar parametrizada con sus valores predeterminados y si se va a realizar el examen para blanco y negro y la impresora es a color, se suele ajustar para la impresión únicamente en negro. Los archivos que se suministran para dichas pruebas son documentos de cuatro páginas editados en Microsoft Word, Microsoft Excel y Adobe Reader que habrán de imprimirse con diferentes cantidades de copias en cada ocasión para corroborar cómo opera la impresora a mayores volúmenes de trabajo.

De tal manera que, con apenas una copia programada y por un solo lado del papel, será un trabajo breve que se conoce como FSOT. Con mayor número de copias y por ende trabajos más prolongados, el resultado se conocerá como EFTP, la productividad efectiva de o cifra de imágenes que se imprimen por minuto. Si a ello, y en trabajos prolongados, se le excluye el tiempo de proceso de la primera copia podremos obtener el rendimiento saturado estimado o ESAT. Igualmente se efectúan pruebas separadas para la impresión en ambas caras del papel cuando la impresora a evaluar cuente con dicha capacidad.

Ciclo de Trabajo

Las impresoras han sido diseñadas para procesar e imprimir una determinada cantidad de páginas como máximo, si superamos dicho límite suelen comenzar a calentarse en demasía ciertos componentes y padecer de un daño acelerado. El ciclo de trabajo se suele expresar en la cantidad máxima de copias que estos equipos pueden imprimir cada mes, viene así establecido para que al comprador le sea más fácil equiparar una impresora con otra.

Manejo de Papel y Hojas

Como alimentador automático de documentos (Automatic Document Feeder) suele llamarse al dispositivo que posibilita a la impresora multifuncional realizar el escaneo o fotocopiado de modo automático de varias páginas proporcionando los documentos de uno a la vez.

Partes o Componentes de una Impresora

Una impresora moderna o de reciente liberación del tipo estándar pueden disponer de alguno o varios de los componentes que se señalan a continuación. Obviamente la presencia de uno o más de ellos va a depender de su tecnología de impresión, funcionalidad o conectividad:

  • Bandeja de alimentación
  • Soporte para papeles
  • Puertos USB, Ethernet
  • Lector de tarjetas de memoria
  • Cartucho de tinta o tóner
  • Pantalla LCD
  • Disco duro
  • Receptor de infrarrojos
  • Puerto de cámara
  • Entrada de video
  • Botones para girar, borrar, acercar, cancelar, encender/apagar y seleccionar.

Cada uno de estos elementos desempeña un papel esencial para que la impresión resultante sea de calidad y es por ello que deben ser aprovechados a toda plenitud. Lo que más se recomienda es la lectura atenta del manual o el instructivo de uso de la impresora con el propósito de que no desperdiciar ninguna de sus bondades. De esa forma se estará aprovechando todo su potencial y esto, indudablemente, incidirá en la calidad de la impresión obtenida.

También te pueden interesar estos otros artículos: